CINE: “PADRE NO HAY MAS QUE UNO”.

padre_no_hay_mas_que_uno-911130707-largeSantiago Segura ( @SSantiagosegura ) deja atrás sus “Torrentes” (y más cosas…) para dirigir y protagonizar una comedia familiar de humor blanco (sí, !puede ir toda la familia!), en la que trata asuntos cotidianos (o que nos pueden sonar a todos como cercanos) desde su peculiar y simpático punto de vista. Y consigue sacarte una sonrisa y de vez en cuando alguna carcajada. Vamos, que si te gusta Segura (su personalísima manera de ser), te lo vas a pasar bien. Se mete en el papel de Javier, un informático demasiado apegado a su trabajo que no presta mucha atención a las cosas de la casa ni a sus cinco hijos, aunque eso sí, se permite soltar sus oportunas frasecitas de “ya te dije“. Pero va a tener que enfrentarse a la cruda realidad cuando su mujer (Toni Acosta, “Mi gran noche“), decide irse una semana de vacaciones. Puede tener situaciones previsibles, pero la peli transcurre a buen ritmo (yo diría que va de menos a más) y con constantes gags (el tema de los “chats de padres” genial) que va a hacer que se te pase volando. Como curiosidad, dos de sus hijas en la vida real hacen de hijas en la ficción (Calma y Sirena Segura), acompañando a la youtuber Martina D´Antiochia, Carlos González Morollón, y Luna Fulgencio (“Durante la tormenta”), como los otros hijos. Silvia Abril y Leo Harlem (ambos coincidieron en “El mejor verano de mi vida“), son los “cuñaos“. Como en casi todas sus películas, Segura se rodea de “amiguetes” para darle “color” a la peli. Así, podemos ver desde Boris Izaguirre y Carlos Baute haciendo de jurados de un concurso, como a la campeona Ona Carbonell, como no, cerca de una piscina. En definitiva, una buena opción para pasar un rato entretenido en este mes de Agosto.

Y yo aprovecho para despedirme hasta finales de mes con mis reseñas. En Agosto hay estrenos interesantes (como la última de Tarantino) que espero duren en cartelera para cuando vuelva a la cruda realidad. Buen verano a todos.

CINE: “EL EMPERADOR DE PARIS”.

l_empereur_de_paris-110091678-large Correcta producción esta de “El emperador de París”, de Jean-François Richet (“Asalto al distrito 13“). Buena ambientación de la Francia napoleónica, y sobre todo del París de la época (sus palacios y sus bajos fondos). Pero desigual de ritmo. Interesante planteamiento (un exconvicto experto en fugas que se reconvierte en aliado de la policía para luchar contra la delincuencia a cambio de su indulto), pero navega entre la buena acción (violenta a veces) y momentos más tediosos. Algunos personajes chirrían, pero en general están bien caracterizados en consonancia con la solvente producción que decía al principio. Interesante en todo caso. Además, a Vincent Cassell (“Cisne negro”) le va como anillo al dedo el papel protagonista, el de François Vidocq (que ya ha sido llevado a la gran pantalla otras veces), un hombre duro, que se mueve entre hombres sin escrúpulos y que provoca recelos entre los malos del hampa y entre la poli que cuenta con su ayuda. Entre los malotes podemos ver a Maillard (Denis Lavant,Holy Motors“) o a Nathanaël (August Diehl, “Salt“), ex compañero de fuga que quiere destronarle. Entre los polis destacaría al Jefe Henry (Patrick Chesnais, “La lectora“), muy preocupado con sus reconocimientos, y al comisario (Denis Ménochet, “Malditos bastardos“), que no se fía del prota. La cuota femenina la lideran Olga Kurylenko (“Centurión“), como la Baronesa intrigadora, y Freya Mavor (“Amanece en Edimburgo“), la amante de Vidocq. Pues eso, dentro de la floja cartelera, es una buena opción.

CINE: “VENGANZA BAJO CERO”.

cold_pursuit-774712813-large Esta claro que Liam Neeson ha descubierto un filón ya metido en los sesenta (de hecho más cerca de los setenta) en papeles de justiciero solitario a lo Charles Bronson, dejando atrás participaciones en grandes producciones como “La lista de Schindler“, “Michael Collins” o “La Guerra de las Estrellas. La amenaza fantasma“. A “Caminando entre las tumbas” o la saga “Venganza“, ahora le sigue “Venganza bajo cero”, de Hans Petter Moland (“Uno tras otro“). Por cierto, que no tiene nada que ver con las otras “Venganzas…”. En lineas generales diré que es una solvente producción (bonito entorno natural…) pero me ha resultado más floja que las anteriormente citadas. Un poco deslavazada (intenta meter diversos temas sin ton ni son, una relación gay, un niño, una pareja de polis locales de diferente opinión…). Un guión hecho a brochazos. Unos malos patéticos (algunos exagerados). Y si a eso le unes un intento de incluir unas pinceladas de humor negro como malmetidas en algún caso, el resultado es la falta de seriedad de la propuesta. Aquí vemos a Neeson en el papel de un tranquilo conductor de quitanieves, ciudadano ejemplar de su pueblo, al que todo le cambia cuando su hijo muere en extrañas circunstancias. Empieza a investigar y de repente se ve metido en medio de la rivalidad de unas poderosas bandas de traficantes dirigidas por Vikingo (Tom Bateman, “Asesinato en el Orient Express“) y White Bull (Tom Jackson, “El poder de la sangre“). Pero el seguirá empeñado en descubrir qué le pasó a su hijo. Aderezan la peli la presencia de Laura Dern (“Parque Jurásico“), como su mujer, William Forsythe (“Arizona Baby“), como su hermano, o Emily Rossum (“El día de mañana“), una poli local con mucha intuición. Pues eso, que si no tienes otra opción pues pasas el rato, sin más.

CINE: “UTOYA. 22 DE JULIO”.

utoya_22_juli-152694729-large “Utoya. 22 de Julio”, del noruego Erik Poppe (“La decisión del Rey“), es una original, personal y dura recreación de los sucesos ocurridos en Oslo y alrededores en Julio de 2011 cuando el descerebrado terrorista Anders Breivik, después de poner unas bombas en el centro de la capital se dirigió con toda la frialdad del mundo a la Isla de Utoya, a un campamento de verano de las juventudes del Partido Laboralista noruego, con la intención de aniquilar a todo el que se cruzara en su camino. Pues este dramático hecho real, lo enfoca Poppe desde el punto de vista de una de las asistentes al campamento, Kaja (la novel Andrea Berntzen), y con la cámara pegada a ella y en un solo plano secuencia (técnicamente debió ser un ejercicio físico brutal para el cámara…y para la prota), recorre lo que se supone (declara en los créditos finales que los personajes son ficticios en base a testimonios de algunos supervivientes) ocurrió allí, desde el momento en que se enteran que algo ha pasado en la ciudad, hasta que finaliza la tragedia. Es una peli difícil de digerir (no apta para todos los públicos…y no lo digo por la edad, sino por su rareza), pero que consigue transmitir la tensión que se vivió allí y la angustia de su protagonista (y los que le rodean). Puede parecer lenta por momentos, pero la incertidumbre del qué pasará gana al tedio. En definitiva, una película interesante que nos recuerda una de las mayores tragedias de los últimos años, que ojalá no vuelva a repetirse nunca. Aunque los hechos te demuestran que hay locos sueltos por todo le mundo. Por cierto, al loco que nos atañe no le sacan directamente en pantalla…un acto de delicadeza entiendo.

 

CINE: “¡AL AGUA GAMBAS!”.

les_crevettes_pailletees-731583128-largeComo comedia con su puntito dramático, “¡Al agua gambas!”, de Maxime Govare (“Daddy Cool“) y Cédric Le Gallo, es una más del montón. Predecible y poco original. Si aquí es un campeón del mundo de natación, Mathias Le Goff (el insulso Nicolas Gob, “Cannibal“), al que tras unas declaraciones homófobas le condenan a entrenar un equipo de waterpolo gay, en “Campeones“, por ejemplo (la buena peli española), era un entrenador muy cabrón al que le obligaban a entrenar a un equipo de baloncesto de personas con discapacidad para redimir sus culpas. Volviendo a la que nos toca, os podréis imaginar que al rechazo inicial se suma una cada vez mayor integración entre el entrenador impuesto y sus pupilos. A mi se me hizo un poco exagerado todo. Exagerados algunos personajes (mucha pluma) y exagerados (innecesarios quizás) algunos diálogos, escenas. Pero claro, si la peli tiene algo de reivindicativo, será el colectivo LGTB el que lo entienda. En todo caso tiene algún momento divertido, y porqué no decirlo, alguno emotivo. Por citar a alguno más destaco la presencia de Alban Lenoir (“Venganza“), Michaël Abiteboul (“Papá o mamá“) o David Baïot (“Fort Buchanan“), algunos de los miembros de los “gambas”. Prescindible.

CINE: “LO NUNCA VISTO”.

lo_nunca_visto-841817658-largeYa me temía que los “trailers” de esta peli iban a destripar lo más gracioso de esta nueva comedia española del montón, “Lo nunca visto”, de Marina Seresesky (“La puerta abierta“). No le niego las buenas intenciones pero reconozco que entra dentro de la lista de películas que no dejan huella…ni mucho menos. Algún gag pasable (el tema de unos negros en la España profunda da juego…), pero por lo general, bastante plana. De actualidad con el tema de la España vacía, la trama se nos presenta en un pueblito de por ahí, Fuentijuela de Arriba, al que su homólogo de “Abajo” lo va a absorber si no crece en población, lo que significaría pérdida de muchos beneficios para el pueblo. Liderados por la mujer del Alcalde, Teresa (Carmen Machi, “Ocho apellidos vascos“), aprovechan la circunstancia de encontrarse con unos negros que vienen huyendo de su explotación en un puticlub, para integrarlos en el pueblo y así conseguir la población necesaria para seguir siendo independientes. Contará con el apoyo, entre otros, de Jaime (Pepón Nieto,Perfectos desconocidos“), el productor de las yemas locales, o del Guiri (Jon Kortajarena, “Un hombre soltero“), un hippie que se instaló allí hace tiempo. Pero esta rara iniciativa no va a contar con el visto bueno de todo el pueblo. Otras caras conocidas son las de Paco Tous (serie “Hombres de Paco“), como el alcalde rival; el artista Pablo Carbonell (“Torrente 2“), como guardia civil; Kiti Manver (“La comunidad“), la madre de Jaime; o Jimmy Castro (“El hombre que mató a Don Quijjote“), uno de los cuatro negros. Pues eso, en línea con la floja cartelera….a ver si se anima un poco.

CINE: “SERENITY”.

serenity-323479950-largeAnte el atractivo reparto que participa en “Serenity”, de Steven Knight (“Redención“), me meto a verla sin ningún tipo de referencias. Y la verdad es que este thriller dramático  con connotaciones fantásticas deja mucho que desear. Pretende ser original en el planteamiento y al final queda un producto rebuscado. Los personajes en los roles principales están todos un poco exagerados. Mucho personaje atormentado pereza. La historia es la de Baker Dill (Matthew McConaughey,Mud”), que se gana la vida llevando a pescar a ricachones que quieren hacerse con alguna buena pieza (él tiene también su propia obsesión…muy chorra el tema…). Un día se presenta en la pequeña isla del Caribe la madre de su hijo, Karen (Anne Hathaway, “Los miserables“), pidiéndole ayuda ya que su actual marido, Frank Zariakas (Jason Clarke, “La noche más oscura“), no les trata bien. Poco más que comentar aparte de la presencia de Diane Lane (“Infiel“) o Djimon Hounsou (“Gladiator“). Prescindible.

CINE: “EL CUENTO DE LAS COMADREJAS”.

el_cuento_de_las_comadrejas-237163843-largeMaravillosa comedia negra “El cuento de las comadrejas”, de Juan José Campanella (“El secreto de sus ojos“). Repleta de diálogos brillantes, con mucho retintín, sorna, ironía y puyazos a mansalva. Y en un entorno de personajes del cine, muchas referencias cinéfilas muy bien traidas. Y tiene un punto de ternura por tratarse de actores veteranos, que por cierto eclipsan al resto. La historia es la de una gran actriz ya retirada, Mara Ordaz (Graciela Borges, “La ciénaga“), que vive retirada en una gran mansión junto a sus recuerdos (como Gloria Swanson en “El crepúsculo de los Dioses“), y junto a tres hombres que han representado algo en su vida. El mediocre actor y marido, Pedro de Córdova (Luis Brandoni, “Convivencia“), al que siempre hizo sombra; el director Norberto Imbert (Oscar Martínez, “El ciudadano ilustre“); y el guionista Martín Saravia (el músico de Les Luthiers Marcos Mundstock, “Mi primera boda“). Con estos dos últimos mantiene una tensa relación. La rara convivencia que se vive en esa casa se altera cuando dos jóvenes aparentemente perdidos, Bárbara y Francisco (Clara Lago, “El pasajero“, y Nicolás Francella, “Los Padecientes“), aparecen pidiendo ayuda. La trama se tensa y mantiene el interés del espectador con distintos giros de guión. Todo con ese trasfondo trágicocómico. Y una buena música por cierto. De lo más destacable en la actual floja cartelera. Muy recomendable.

 

CINE: “SPIDER-MAN: LEJOS DE CASA”.

spider_man_far_from_home-339542528-large“Spider-Man: lejos de casa”, de Jon Watts (“Coche policial“), es una entrega más con el hombre araña como protagonista, y con Tom Holland (“Lo imposible“) interpretándolo (ya se ha metido cinco veces en ese traje), pero también es a la vez un paso más de la “churrería” de la industria Marvel, como continuación a “Vengadores: Endgame“, donde se juntaban todos los personajes Marvel en una especie de orgía de superhéroes, algunos de los cuales tuvieron un triste final. Así, Iron-Man (Robert Downey Jr) muere en aquella entrega pero los problemas siguen acechando a la tierra por lo que Nick Fury (Samuel L. Jackson, “Los odiosos ocho“), quiere contactar con Spider-Man a través de Happy Hogan (Jon Favreau, “Chef“), para que les ayude a combatir contra unos malvados seres que vienen de otra dimensión. Spider-Man, o más bien Peter Parker, no quiere que le molesten ni asumir tanta responsabilidad, justo ahora que está a punto de comenzar un viaje por Europa con sus compañeros de clase entre los que se encuentran MJ y Ned (Zendaya y Jacob Batalon, con los que ya compartía escenas en “Spider-Man: Homecoming“). De la primera está enamorado perdido y su prioridad en el viaje es poder declararse, y el segundo es su gran amigo. Pero a pesar de su resistencia no va a tener más remedio que involucrarse y ayudar a un nuevo personaje, Misterio (Jack Gyllenhaal, “Brokeback Mountain“), que parece conoce como acabar con esos seres. Técnicamente la peli está hecha de maravilla, como todas las de la casa, pero yo me lo pasé mejor con la historia de los adolescentes que viajan por Europa y sus rollitos juveniles, que con los escarceos de los superhéroes, que esta vez se meten en unas movidas de ilusión (crear campos imaginarios), que le dan un rollo videojuego que a mi me das más pereza. Pero en general está planteada en modo cómico, lo que ayuda a hacerla muy entretenida, aparte del buen ritmo de las escenas de acción. También podemos volver a ver a Marisa Tomei (“El luchador“), como May Parker, le tía de Peter. En definitiva, no va a decepcionar a los seguidores de este tipo de cine fantástico.

CINE: “YESTERDAY”.

 

yesterday-541518094-large“Yesterday”, es una de las canciones más icónicas de ese mítico grupo de Liverpool, cuya música nunca pasará de moda: Los Beatles. Y con ese mismo título, Danny Boyle (“Slumdog Millionaire“), ha creado un original homenaje a la banda británica. Digo original porque la premisa de la que parte esta peli es eso, muy original. Que debido a un apagón en todo el mundo, cualquier noción de The Beatles (y de algunas otras cosas…divertidos gags al respecto…), desaparece del conocimiento de la humanidad, excepto para Jack Malik ( Himesh Patel, serie “Damned“), un humilde músico, que trabaja en un almacén, y que está a punto de tirar su carrera artística por la borda, desesperado por su poco éxito. Ni la confianza a ultranza de su íntima amiga y “manager“, Ellie Appleton (Lily James, “Baby Driver“), le animan a continuar. Ante la nueva tesitura en la que se encuentra, no duda en aprovechar las canciones del grupo británico para relanzar su carrera con las canciones de John, Paul, George y Ringo. Con estos mimbres, la peli es una comedia romántica con toques fantásticos muy entretenida y, por supuesto, con una maravillosa banda sonora, repleta de canciones inolvidables. Y para los alérgicos a los musicales, no es una peli musical (tipo “Aladdin” o el “El gran Showman” por citar dos recientes). Es una peli con buena música. Podemos ver al gran cantante Ed Sheeran haciendo de si mismo, lo mismo que el presentador James Corden. Además destacar la presencia de Joel Fry (“10.000“) como el desastroso amigo incondicional del prota; Kate McKinnon (“Cazafantasmas“), como la malvada manager; o a Robert Carlyle (“Full Monty“), metido en la piel de John Lennon. Buena opción de la cartelera veraniega.