CINE: “TIMADORAS COMPULSIVAS”.

 

the_hustle-868412521-large
A veces me meto a ver algunas pelis que me encajan en hora y sala de cine, y por no dejar de escribir mis reseñas (sobre todo con el retraso que llevo debido a los distintos festejos…), resulta que a veces veo cada truño que te quitan las ganas de hacer lo que estoy haciendo…hablar de las mismas. Por lo tanto, para referirme a “Timadoras compulsivas”, el primer largo de Chris Addison, recurro a algunos destacados cogidos de Filmaffinity:
“La trama es plana, los chistes no funcionan y los actores no quieren -o no pueden- conectar (…) “, Peter Travers, Rolling Stone.

“Es tan simple y cutre que al final es normal que nos preguntemos para qué se han molestado en hacerla”, Leah Greenblatt, Entertainment Weekly. 

“Catastróficamente aburrida (…) Lo más sorprendente es que desaprovecha un reparto muy talentoso (…) “, Peter Bradshaw, The Guardian.

Clarinete, ¿no?. Y encima es que es un remake de una gran comedia “Un par de seductores”, ni màs ni menos que con Michael Caine y Steve Martin. Es la versiòn femenina y bluff de esos expertos timadores de la Costa Azul. En este caso Josephine Chesterfield (Anne Hathaway, “Los miserables“), es una guapa timadora que aprovecha su encanto para engatusar a los hombres que visitan la costa francesa. De pronto se encuentra que otra choriza venida de fuera, Penny (Rebel Wilson, “Dando la nota“), se mete en su terreno lo que le hace peligrar su negocio. La cuestión será como eliminarla, o si acaso aliarse con ella. Poco màs puedo contar aparte de que se eternizan en un supuesto golpe con un experto en informática, Thomas (Alex Sharp, “Hasta los huesos“). Lo dicho, cuando recupere la frescura post feria procurarè estar màs atinado en mis visionados. Y encima no se porquè coño no me funciona la tecla para poner tildes……..

 

 

CINE: “LOS HERMANOS SISTERS”.

the_sisters_brothers_les_freres_sisters-246826955-largeComo suele pasar por estas fechas, me despisto un poco de las salas de cine debido a la Feria de Jerez y sus secuelas. En Feria no se va al cine…Rescato por lo tanto este estreno de hace una semana que vi en un hueco. “Los hermanos Sisters”, de Jacques Audiard (“Un profeta“), segundo “western” del que hablo últimamente (“Sin piedad” el anterior). Y me congratulo porque ya sabéis mi debilidad por el género del cine del oeste, de moda en otras épocas y que ahora aparece a cuentagotas. Mejor. Así se disfruta más. Y esta peli tiene ingredientes del western clásico, pero le da peso a un lado más intimista en forma de originales diálogos entre los protagonistas, lo que puede que ralentice el ritmo de la misma por momentos, pero le da un toque original resaltando la personalidad de los personajes. Yo soy de más tiros y puñetazos, pero reconozco que el tema de los dos caracteres muy diferentes de los dos hermanos tiene su rollo. De hecho su relación, a veces cómica, a veces dura y triste, es el eje de esta trama que incluye algunas escenas viscerales (tampoco tantas). Estos hermanos Sisters, Eli (John C. Reilly, recién visto en “El Gordo y el Flaco“) y Charlie (Joaquin Phoenix, “Irrational Man“), son dos pistoleros que, por encargo del misterioso Comodoro (presencia testimonial de Rutger Hauer, “Blade runner“), salen en busca de John Morris (Jake Gyllenhaal, “Nightcrawler“), quien debe tener localizado y retenido a Hermann Warm (Riz Ahmed, “Venom“), quien ha inventado un líquido que permite detectar el oro en el fondo de los ríos, lo que facilita su descubrimiento (la fiebre del oro…tan presente en muchas pelis del género). En ese peregrinar a modo de road movie (a caballo), vamos conociendo las características y debilidades de los hermanitos en cuestión. Algunos giros de guión imprevisibles le dan chispa a la trama. Peli interesante sin duda, con buenas interpretaciones.

CINE: “EL BAILARIN”.

the_white_crow-527014103-largeMe tocan días de idas y venidas al sur, con especial incidencia en la Feria de Jerez, por lo que reduciré el número de visionados, en número proporcional al número de copitas de Tío Pepe que degustaré por obligación al cargo. Dicho esto, aprovecharé cualquier hueco para ver lo más interesante de esta cartelera que todavía vive de los Oscars y los Vengadores…En esta línea ayer pude ver “El bailarín”, que dirige y donde también actúa el reconocido actor Ralph Fiennes (que ya hizo lo mismo por ejemplo en “The Invisible Woman“). Un acercamiento biográfico (Luis volvió a llamarme la atención por utilizar la palabra “biopic“…lo que no recuerdo es la alternativa…espero tus comentarios Luigi) al posiblemente mejor bailarín de la historia, al menos del siglo XX, Rudolf Nureyev (interpretado por el novel Oleg Ivenko). Y sin ser yo fan, ni mucho menos, del ballet y similares (de hecho siempre me ha parecido un coñazo), la peli ha conseguido despertarme el interés en este personaje (el ballet me sigue pareciendo el mismo coñazo…), que vivió los años de la Guerra Fría siendo un héroe en su país (como así consideraban en la Unión Soviética a sus estrellas), pero que ansiaba la libertad que le ofrecía occidente. Y es en esos años clave para su vida (años 60) en los que se centra la peli. Cuando viaja por primera vez fuera de la URSS formando parte de la prestigiosa Kírov Ballet Company. Seguido muy de cerca por la KGB (representada en el comisario Strizhevsky, Aleksey Morozov, “Spacewalkers“), Nureyev tomará la decisión más importante de su vida. Mediante flashbacks recuerda su humilde infancia y su formación de la mano del prestigioso maestro Pushkin (Fiennes), pero deja incompleta la biografía al ningunear su época post decisión. Interesante retrato del bailarín, a veces un poco denso, cuando relaciona el arte y la danza, pero clarividente en mostrar a un ser humano que debió ser complicadito de pelotas (engreído, insoportable, creido, etc…). La puesta en escena es elegante y la música clásica acompaña adecuadamente la trama. Deja entrever también su lado más íntimo, que para entenderlo del todo se puede completar yendo a la Wikipedia…como hice yo al acabar. Repleto de caras poco conocidas, destacaría del reparto a Adèle Exarchopoulos (con el mismo gesto que “En la vida de Adèle“), como su amiga de París, y a Sergei Polunin (“Gorrión rojo“), como uno de los bailarines de la compañía. Los amantes del ballet la disfrutarán…aunque no todo es ballet ni mucho menos.

CINE: “GLORIA BELL”.

gloria_bell-710269035-largeEn “Gloria Bell” se juntan un director chileno ganador de Oscar a Película Extranjera por “La mujer fantástica” el año pasado, Sebastián Lelio, y una actriz oscarizada (por “Siempre Alice“), Julianne Moore, buscando nuevos retos en su ya exitosa carrera. Y para hacer esto último produce esta peli que es un remake de “Gloria“, también dirigida por Lelio. Se ha hecho un producto a su medida porque la peli, un dramita romántico, se centra en su personaje, Gloria, una madurita divorciada que vive entre su trabajo  y sus descoques bailando por la noche. Una de esas noches conoce a Arnold (John Turturro, “Barton Fink“), también divorciado, y con quien empieza una maravillosa relación. O no tan maravillosa porque el pasado de ambos no ayuda a afianzar dicha relación. Y así transcurre la peli, con una banda sonora pegadiza con canciones de siempre (y a veces groseramente puestas a posta según lo que está ocurriendo), y con algún momento pelín plastilla (lento). Tengo que reconocer el buen trabajo actoral de la Moore (y valiente!!…no se corta), a quien secunda correctamente Turturro y un grupo de secundarios entre los que destacaría a Michael Cera (“Juno“) y Caren Pistorius (“Slow West“), como sus hijos; Rita Wilson (“Novia a la fuga“), como su amiga; Holland Taylor (“El abogado“), en el papel de su madre; o Brad Garrett (serie “Todo el mundo quiere a Raymond“), como su ex marido. Pues eso, si te gusta Julianne Moore, la vas a disfrutar…del todo. Y si no, funciona sin más.

CINE: “VENGADORES: ENDGAME”.

avengers_endgame-135478227-largeCreo que una vez escribí que ya estaba saturado de estas pelis de superhéroes y que dudaba si iba a volver a verlas. Pues bien, como buen político (o mal político mejor dicho), no hice caso a mis propias palabras y, por aquello de que se ha convertido en la peli más taquillera de la historia en su primera semana (o algo así), ayer me metí a ver la que dicen es la última entrega de esta saga (eso espero…), “Vengadores: Endgame”, también dirigida por los hermanos Russo, como hicieron con la anterior, “Infinity War“, y con un par de entregas del “Capitán América“. Pues para saturación esta peli. Para los fans del mundo Marvel este es un maravilloso caramelo. Una fiesta orgiástica de superhéroes con un subidón final que puede producir desmayos entre los más blanditos (va de menos a más). Y encima dura tres horas (3 fucking hours!!!!…como diría uno que yo sé…). Y claro, en ese espacio de tiempo cabe todo…y caben todos (se reúnen todas las estrellas de Marvel). Por supuesto maravillosos efectos especiales/digitales, pinceladas de humor, momentos de ternura y emoción, alguna baja insospechada,…, no dudo que sus seguidores están de suerte. Y encima entenderán mejor las cosas que pasan, porque, aunque no es imprescindible, si has visto las anteriores…mejor. Y la trama en el fondo es sencilla. Después de que el malvado Thanos (Josh Brolin…hoy no voy a poner referencias de pelis en homenaje a mi amigo Luis…y porque hay un huevo de personajes) se cargara a la mitad de la humanidad, Los Vengadores vuelven a juntarse con la intención de viajar atrás en el tiempo (graciosas algunas referencias cinéfilas en los diálogos), e impedir que el citado Thanos se haga con las gemas que provocaron la catástrofe. (Es por esos saltos en el tiempo que a veces se monta un cacao de narices y como no estés al loro te pierdes). Volvemos a ver por lo tanto a Iron Man (Robert Downey Jr), Capitán América (Chris Evans), Hulk (Mark Ruffalo…tuneado), La Viuda Negra (Scarlett Johansson), AntMan (Paul Rudd), Ojo de Halcón (Jeremy Renner), Maquina de Guerra (Don Cheadle), Rockett (voz de Bradley Cooper), o a un dejado Thor con barriguita que está genial (Chris Hemsworth). A quienes se une Capitana Marvel (Brie Larson), Nébula (Karen Gillan)….y todo el universo Marvel como ya dije. Así podremos disfrutar también de Robert Redford, Rene Russo, Natalie Portman, Michelle Pfeiffer, Michael Douglas, William Hurt, Tilda Swinton, Samuel L. Jackson, etc, etc , etc…brutal!. Un consejo…ir al cuarto de baño antes de empezar…que la próstata aguante tres horas tiene su mérito.

CINE: “SIN PIEDAD”.

the_kid-368040347-largePara un amante enfervorecido del cine del oeste (John Wayne que esté en la gloria…), es una suerte que todavía sigan llegando a la gran pantalla algunas pelis de dicho género. Pocas, pero llegan. Algunas son un bodrio, como “Deuda de honor” (2014), y otras funcionan de maravilla, incluso atreviéndose a versionar un clásico, como “Los siete magníficos” de Antoine Fuqua (2016). Pues bien, “Sin piedad”, del actor Vincent D´Onofrio (su segundo largo como director tras “Don´t Go in the Woods“), ha llegado con poca distribución (lo que tiene coincidir con la última entrega de “Los vengadores“), pero tengo que decir que me ha gustado pues tiene cosas de los clásicos western (cantinas, mujeres de mal vivir, malos y buenos, duelos,…), y encima nos ofrece un nuevo acercamiento a unos mitos de este tipo de cine, Billy el Niño (Dane DeHaan, “Life“) y Pat Garrett (Ethan Hawke, “Training Day“). Es original en el enfoque que le da al enfrentamiento de estos dos, que una vez fueron amigos, y es más previsible en la típica historia de venganza que centra la trama. La de dos hermanos, Rio y Sara (el novel Jake Schur y Leila George, “Mortal Engines“), que huyen de su malvado tío Grant (Chris Pratt, “Guardianes de la Galaxia“), tras haber matado a su propio padre, quien maltrataba a su madre. En su huida se cruzan con Billy el Niño, que también está perseguido por el sheriff Garrett. Los chavales tendrán que recurrir a la ayuda de estos personajes para evitar que el capullo de Grant Cutler se salga con al suya. Creo que sobra algún diálogo que otro (estas son pelis para “action”…”pim, pam, pum”…nada de monsergas …), pero lo dicho, entretenida.

CINE: “LA ESPIA ROJA”.

red_joan-100917128-large“La espía roja”, de Trevor Nunn (“Lady Jane“), es un drama con tintes románticos que tiene cierto interés al basarse en un personaje real, Melita Norwood (Joan Stanley en la ficción), una octogenaria que es detenida por sus supuestas colaboraciones con los rusos durante la II Guerra Mundial. Se plantea la película como un dilema moral. Si Joan Stanley (Judi Dench, “Philomena“) hizo lo correcto o no, ya que actuó en conciencia…según sus sentimientos y convicciones. Bien ambientada (elegante…esa elegancia de las universidades británicas…), la historia se estructura en dos tiempos. La detención e interrogatorio en los años 2000, y yendo 60 años atrás en el tiempo, la época de Joan como estudiante en los años 30 (Sophie Cookson, “Kingsman: servicio secreto“), cuando conoce a unos jóvenes comunistas, Leo (Tom Hugues, “Una cuestión de tiempo“) y su prima Sonya (Tereza Srbova, “Promesa del este“), y cuando entra a trabajar en unas instalaciones de investigación nuclear de alto secreto. Sus amistades universitarias la meterán en el lío para convertirla en una de las espías que ha estado oculta durante más tiempo. No es para tirar cohetes pero es interesante. Magnífica Judi Dench, su mirada. Un poco más ñoña la Cookson. También podemos ver a Ben Miles (“Ninja Assassin“), como el hijo de Joan, y a Stephen Campbell Moore (“Amor sin cita previa“), el jefe de Joan en su trabajo. En esta floja cartelera post-oscars, puede ser de las mejores opciones para mitigar este invierno sobrevenido.

CINE: “DOBLES VIDAS”.

doubles_vies-747014375-largePresentan a “Dobles vidas”, de Olivier Assayas (“Personal Shopper“), como una comedia a lo Woody Allen, y resulta ser efectivamente una comedieta que va de inteligente (personajes todos muy cultos…), o con pretendidos diálogos inteligentes (no callan en toda la peli…no hay respiro), pero que no tiene ni la gracia ni el ingenio de las pelis del neoyorquino. Al contrario, a mi me han resultado hasta cansinos los diálogos, incluso machacones, por ejemplo cuando hablan de la digitalización de los libros en detrimento del papel. No se si es que no era mi día, o que intelectualmente me superaban, pero no me ha hecho mucha gracia. Y encima, el personaje del escritor, que debería ser lo más gracioso, me ha parecido patético. En fin, que va de la relación de ese escritor, Léonard Spiegel (Vincent Macaigne, “Las inocentes“), con su editor, Alain Danielson (Guillaume Canet,El gran  baño“), en un momento crucial ante el avance de las nuevas tecnologías digitales, y la falta de creatividad del primero. Además ambos dos están viviendo unas relaciones extramatrimoniales que aportan el toque romántico (por decir algo…) a la peli. La mujer de Alain, Selena (Juliette Binoche, “Chocolat“), es una actriz descontenta con su papel en una serie de éxito, y la de Léonard, Valérie (Nora Hamzawi, “Pensión Completa“), es la asesora de un político, muy atareada para consolar al inútil de su marido. Por medio aparece Laure (Christa Théret, “Renoir“), el nuevo fichaje de la editorial de Alain, al que impresiona por sus nuevas ideas…y por otras cosas. En fin, que a mí me ha decepcionado, pero entiendo tenga su público.

CINE: “EL DIA QUE VENDRA”.

the_aftermath-151342425-largeEl estreno de más relumbrón de este pasado viernes fue “El día que vendrá”, de James Kent (“Testamento de juventud“). Y sin negarle la calidad a la cinta, bien ambientada (creibles reconstrucciones de las zonas devastadas), elegante, con un cierto corte de cine clásico, al final resulta un producto para el lucimiento dramático de su protagonista, Keira Knightley, a quien le van al pelo estos papeles (“Expiación“, “Orgullo y prejuicio“, “Anna Karenina“, …), donde poder mostrar su indudable clase. Dicho lo anterior, a mi se me hizo un poco lenta por momentos (silencios), previsible, por lo tanto un poco perecilla. Vamos no recomendable a mis “heavy followers“…la parte bélica/acción, interesante (hay una subtrama paralela de insurrectos locales contra el invasor que le da vidilla a la peli), queda más reducida en el metraje. La historia es la de Rachael Morgan (Knightley), que en los meses después del fin de la segunda guerra mundial, llega a Hamburgo, ciudad destruida, donde su marido, el coronel británico Lewis Morgan (Jason Clarke, “Everest“), lidera la reconstrucción de la ciudad alemana. A este le han asignado como residencia una bonita casa, requisada al arquitecto Stephen Lubert (Alexander Skarsgard, “La leyenda de Tarzán“), a quien en todo caso le permiten permanecer allí  junto a su rebelde hija Freda (Flora Thiemann, “Nelly´s Adventure“), en unas estancias apartadas de la casa. Los rechazos iniciales de Rachael a tener que compartir casa con el enemigo (tiene sus propios traumas y movidas de coco), van apaciguándose con el roce inevitable al convivir bajo el mismo techo. En fin, un drama romántico en época de la posguerra, en torno a un forzado triángulo amoroso de resultado irregular.

CINE: “LO DEJO CUANDO QUIERA”.

lo_dejo_cuando_quiera-375123612-large“Lo dejo cuando quiera”, de Carlos Therón (“Es por tu bien“), es una comedieta chorra española, con algún parto considerable, que además dura lo justo (hora y media) para este tipo de pelis. Es como una comedia gamberra, pero de adultos gamberros que al final no lo son tanto…y en eso radica parte de su gracia…pretender ser lo que no son. Y esos adultos gamberros son tres amigos (que lo son desde la facultad donde se prepararon para ser unos tíos importantes evitando todo tipo de festolines), que ya cuarentones (o treinta muchos …que más da), se encuentran con unas vidas anodinas, ganándose la vida como pueden. Uno dando clases de química a unos chinos, Pedro (David Verdaguer, “Tierra firme“); otro dando clases particulares, Arturo (Ernesto Sevilla, “Tenemos que hablar“); y el tercero todavía viviendo con sus padres, Eligio (Carlos Santos, “El hombre de las mil caras“). Un proyecto de Pedro de unas pastillas para potenciar la concentración, lo reconvierten en unas pastillas alucinógenas que van a tener una buena salida en el mundo de la noche. Este negocio les sacará de su rutina pero les meterá en otro mundo para el que no sé si están muy preparados. Contarán con la ayuda de Anabel (Miren Ibargüen, serie “Aida“), una abogada metida a empleada de gasolinera; y Jota (Mero González, “Güeros“), alumna de Arturo a la que le gusta más el cachondeo que los estudios. Podemos ver también a Amaia Salamanca (recién vista en “¿Qué te juegas?”), como la mujer de Pedro; Cristina Castaño (serie “Cuerpo de élite“), como la madre de Jota; Ernesto Alterio (“Al otro lado de la cama“), es Tacho, un capo de la noche muy peculiar; y al veterano Luis Varela (serie “Cámera Café“), como padre de Eligio. Destacaría sobre todo ese humor por lo bajini de Ernesto Sevilla y de Miren Ibargüen (su momento con las escuchas con la madre de Jota genial). Este tipo de pelis no pasarán a la historia pero cumplen con el cometido de “echar unas risas”…y a otra cosa mariposa.