CINE: “LLENOS DE VIDA”.

place_publique-187295904-largeMe despido hasta la vuelta del verano (ya veremos cuando) con la reseña de una comedia francesa del montón, “Llenos de vida”, dirigida y protagonizada por Agnès Jaoui (“Háblame de la lluvia“). Comedia amarga en cuanto uno de los temas centrales es la decadencia y la no aceptación de envejecer, ambas situaciones que le afectan a Castro (Jean-Pierre Bacri, “C´est la vie“), un importante presentador de programas de telebasura que está perdiendo audiencias gravemente. Aparte de antipático, cínico, malencarado, borde,… Todo ocurre en torno a una fiesta que organiza Nathalie (Léa Drucker, “El buen maestro“), amiga y productora de Castro, que se ha comprado una casa de campo a las afueras de París. A la inauguración de la casa acude también su hermana Hélène (Jaoui), ex de Castro; la hija de ambos Nina (Nina Meurisse, “El jardín de Jeannette“), escritora novel; Vanessa (Héléna Noguerra, “Los seductores“), actual pareja de Castro; Jean-Paul (Frédéric Pierrot, “Joven y bonita“); y otros invitados más de distinto pelaje, desde un “instagramer” de moda a un vecino impresionado con el famoseo (“…¿tú eres famoso?…”). Entre este mix de personajes surgen rencillas, celos, discusiones, momentos íntimos,…Es una especie de comedia coral donde lo más gracioso lo aportan algunos secundarios puramente cómicos, como la camarera que se hace selfies con todo el mundo (Sarah Suco, “50 primaveras“), o la pareja de la anfitriona, un hombretón del este al que no se le entiende nada. En todo caso no es una comedia para troncharte. Tiene mimbres actuales como las apps y los móviles (ya es difícil ver una peli donde no tengan un papelito las nuevas tecnologías…) que harán al espectador empatizar más, y la música a cargo de la banda contratada, es por momentos agradable…menos para los lugareños cabreados con el ruido. Se deja ver.

CINE: “MISION IMPOSIBLE: FALLOUT”.

mission_impossible_fallout-180739766-largeQué queréis que os cuente de la sexta entrega de “Misión Imposible” que no os podáis imaginar ya, si no la habéis visto todavía. Una vez más una magnífica muestra del mejor cine de acción. “Misión Imposible: Fallout”, de Christopher McQuarrie (“Jack Reacher“), tiene los ingredientes típicos de la saga, y será por eso que la receta funciona. Acción trepidante, peleas bien coreografiadas, humor, tensión (típicas cuenta atrás…), cambios de identidad, efectos especiales muy logrados,…, lo tiene todo. Además Londres y París lucen de manera esplendorosa como decorados naturales, testigos de persecuciones inverosímiles, al igual que otros paisajes igualmente espectaculares (buena fotografía). La mejor señal es que a pesar de las casi dos horas y media que dura, se pasa volando (nunca mejor dicho…). Esta vez el agente Ethan Hunt (Tom Cruise, “El último samurai“, sigue en forma), tiene que enfrentarse a un clan misterioso llamado los Apóstoles, para recuperar el uranio que estos le han arrebatado y que podrían convertir en unas armas letales para la humanidad. Para ello contará con el apoyo de su equipo habitual, desde el Secretario Hunley (Alec Baldwin, “Infiltrados“), hasta sus incondicionales Luther (Ving Rhames, “Pulp Fiction“) y Benji (Simon Pegg, “Star Trek“), además de la peleona Ilsa Faust (Rebecca Ferguson, “Life“). También contará en esta entrega con la ayuda del agente Walker (Henry Cavill, “El hombre de acero“), impuesto por la jefa de la CIAErica Sloan (Angela Bassett, “Contact“), que se fía muy poco de Hunt. Este volverá a reencontrarse con enemigos acérrimos como Solomon Lane (Sean Harris, “Harry Brown“), o con personas cercanas a él en el pasado como Julia (Michelle Monaghan, “Adiós, pequeña, adiós“). Deseando que estrenen la siguiente entrega.

CINE: “SACAME DE DUDAS”.

otez_moi_d_un_doute-333522188-large“Sácame de dudas”, de Carine Tardieu (“La tête de maman“), es una tierna comedia con toques románticos que tiene casi más de drama familiar. Con ese mix de estilos se hace un simpático retrato de personajes solitarios (o casi) que de una u otra manera se entremezclan entre ellos en una especie de comedia de enredo light. No te vas a tronchar de risa viéndola, pero te sacará alguna sonrisa y te provocará alguna emoción. En ese equilibrio está lo interesante de esta peli (con la excepción de algún personaje como Didier, Esteban, “Yo Pékin!“, que desentona por ser un personaje puramente cómico y payaso). La historia es la de Erwan (François Damiens, “La familia Bélier“), un viudo dedicado a la desactivación de explosivos, que de manera circunstancial (unas pruebas de su hija embarazada, Alice de Lencquesaing, “A galope“) se entera de que su padre, Bastien (Guy Marchand, “Arresto preventivo“), no es su verdadero padre. Empieza entonces la búsqueda de su verdadero progenitor, Joseph (André Wilms, “El Havre“), a la vez que conoce a la guapa doctora Anne (Cécile de France, “Más allá de la vida“), y que tiene que lidiar con la rebelde de su hija que quiere criar a su futuro hijo sola. Estos son los ingredientes de esta sencilla peli que se deja ver. Interesante.

CINE: “MAMMA MIA! UNA Y OTRA VEZ.”

mamma_mia_here_we_go_again-440727588-largeDiez años después de “Mamma Mia!”, la película inspirada en el musical que triunfó en los teatros, con las canciones del mítico grupo sueco ABBA como eje, se vuelve a repetir la misma fórmula en “Mamma Mia! Una y otra vez”, de Ol Parker (“Ahora y siempre“). La peli nos situa en la misma isla griega donde transcurrió la primera entrega, en la que Sophie (Amanda Seyfried, “Los miserables“) está a punto de cumplir el sueño de su madre, Donna (Meryl Sreep, “Los puentes de Madison“, tiene una presencia más testimonial): la inauguración de un hotel. Con la ayuda de uno de sus padres, Sam (Pierce Brosnan, “Goldeneye“…de joven Jeremy Irvine, “War Horse“), del director del hotel, Fernando Cienfuegos (Andy García, “Los intocables de Elliot Ness“), y a pesar de la ausencia de su novio, Sky (Dominic Cooper, “Need for Speed“), intentará estar a la altura, mientras le vienen los recuerdos. La peli retoma entonces los orígenes de aquella joven y alocada Donna (genial Lily James, “Baby Driver“), cuando decidió tomarse el mundo por montera. A partir de ahí se mezclan los recuerdos con la actualidad al ritmo y letra de las canciones de ABBA. Así conoceremos también cómo eran en el pasado sus íntimas amigas, Rosie (Julie Walters/Alexia Davies) y Tanya (Christine Baransky/Jessica Keenan Wynn); o los otros dos padres de Sophie, Bill (Stellan Skarsgard/Josh Dylan) y Harry (Colin Firth/Hugh Skinner). La fórmula funciona para entretener. Buena y pegadiza música. Algunos gags divertidos. Toques emotivos. Buena fotografía. Y si a todo ello sumamos la presencia estelar de la diva Cher (“Hechizo de luna“), como la abuela marchosa de Sophie, pues válida la canasta. Por cierto, Benny Andersson y Björn Ulvaeus, la parte masculina de ABBA tienen su cameo nostálgico (a ver si descubrís donde aparecen). Lo que no se es lo que ha sido de Anni-Frid Lyngstad y Agnetha Fältskog.

CINE: “EL MEJOR VERANO DE MI VIDA”.

el_mejor_verano_de_mi_vida-275334251-largeSe agradecen este tipo de comedias en la que pasas un rato agradable y encima puedes reírte a gusto (tiene momentos tronchantes) con un humor blanco… sin recurrir a lo soez. “El mejor verano de mi vida”, de Dani de la Orden (“El pregón“), es un producto hecho a la medida de Leo Harlem (“Villaviciosa de al lado“), uno de los monologuistas y cómicos más divertidos de nuestro país. Y aquí saca toda su artillería de diálogos enrevesados, rajadas sin fin, gestos que lo dicen todo,…, en definitiva, Leo Harlem es su salsa y haciéndote reir, por momentos, a carcajadas. Si a eso añadimos algún toquecito emotivo, que la peli tiene una calidad más que correcta, y que hay un reparto entre principales y secundarios repleto de caras conocidas, que aportan cada uno su granito de arena, pues no puedo más que recomendarla para este verano. ¿Y de qué va? Curro (Harlem), que tiene problemas laborales (vendedor de robots de cocina es su última ocupación) y de pareja (con su mujer Daniela, Toni Acosta, “Mi gran noche“, sindicalista), le promete a su hijo Nico (Alejandro Serrano, lo veremos en “Superlópez“), que si saca todo dieces en las notas del cole, le regalará el verano de su vida. El problema surge cuando el niño cumple con su parte, mientras que Curro está a punto de quebrar. Pero su hijo es su hijo y hará lo que sea por cumplir con su palabra…aunque sea a su manera. Subidos en un viejo Tiburón que hay que arrancar empujando, empiezan un viaje (a modo de road movie) que les traerá algunos sinsabores y muchas alegrías, como conocer a Laura (Stephanie Gil, la veremos en “Sordo“), una niña con problemas de comunicación, y a su madre, Zoe (Maggie Civantos, serie “Vis a vis“), que regenta un peculiar resort eco. No quiero destripar más cosas porque merece la pena dejarse sorprender. En la gran pantalla reconoceréis caras tan populares como las de Arturo Valls, Berto Romero, Silvia Abril, Jordi Sánchez, Isabel Ordaz, Mariam Hernández, Ricardo Castella, Antonio Denchent, Salva Reina, etc, etc. La comedia del verano.

CINE: “EL RASCACIELOS”.

skyscraper-268561507-largeEntiendo que a aquellos que les guste un cine más profundo, el que te hace pensar, el de festivales raros,…, les pueda parecer hasta ridícula una peli como “El rascacielos”, de Rawson Marshall Thurber (“Somos los Miller“). Poco original (una mezcla de “El coloso en llamas” y “La jungla de cristal“…en chungo), previsible, y llena de topicazos (esa mala con cara de mala que huye andando….Hannah Quinlivan, “The Shanghai Job“). Pero es que sabiendo a lo que vas y quitando prejuicios, pues pasas el rato entre tumbos, fantasmadas y efectos pirotécnicos (muy conseguidos por otra parte). Y ya está. Una peli de catástrofes para el lucimiento de The Rock, para no complicarse… y encima tiene sus momentillos de tensión (por llamarla de alguna manera), algún recurso sorprendente (la versatilidad de la cinta aislante), y algún (pocos…muy pocos) momento cómico. Will Sawyer (Dwayne Johnson, “San Andrés“), es un antiguo especialista en rescates del FBI, aparte de veterano de guerra. Mutilado en una de sus arriesgadas operaciones, ahora se dedica a supervisar sistemas de seguridad en edificios. Recomendado por su antiguo compañero Ben (Pablo Schreiber, “13 horas: los soldados secretos de Bengasi“), acude a Hong Kong a supervisar los sistemas del edificio más alto del mundo, The Pearl, propiedad de Zhao Long Ji (Chin Han, “Contagio“). Una vez allí se da cuenta que le han metido en un lío de pelotas (incendio incluido) en el que peligra su integridad…y la de su familia (Neve Campbell, “Scream“, como su mujer). Hará todo lo posible (e imposible) por arreglar la situación. ¿Lo conseguirá? …esta última pregunta la hago con retintín. Otras caras destacables son las de Roland Moller (“Land of Mine“), como el líder de los malotes; o Byron Mann (“La gran apuesta“), como el inspector Wu. Se puede esperar a verla en la tele cuando llegue.

CINE: “ANT-MAN Y LA AVISPA”.

ant_man_and_the_wasp-808025952-large“Ant-Man y la Avispa”, de Peyton Reed (“Di que sí“), es un producto más de la factoría Marvel, una fábrica imparable de crear superhéroes, antihéroes, y todo lo que se le parezca. Y volví a ver a esta “superhormiga” porque me lo pasé muy bien viendo “Ant-Man” (la del 2015). Es un personaje divertido, con esas torpezas y humor tonto que hacen que este tipo de pelis cumplan al menos con lo básico…entretener (los efectos digitales y demás temas técnicos como siempre, muy conseguidos). En esta última entrega (y habrá más…), podría decir que más menos cumple con lo anterior, pero tengo que reconocer que la inclusión en el “mundo cuántico” y otras monsergas muy científicas me han aburrido más que la otra vez. Y es que esta vez Scott Lang (Paul Rudd, “¿Cómo sabes sí…?”), más Scott que Ant-Man, se tiene que ver las caras con Hope Van Dyne (Evangelyne Lilly, saga “El hobbit“), Avispa en sus ratos libres, y su padre, el Doctor Hank Pym (Michael Douglas, “Instinto básico“), quienes le necesitan para bucear en el pasado y poder rescatar a Janet (Michelle Pfeiffer, “Los fabulosos Baker Boys“), a quien creían perdida en ese mundo cuántico que antes mencioné (como las profundidades del océano…). El tema de complica porque la hija de un antiguo colaborador del Dr. Pym, Ava (Hannah John-Kamen, “Ready Player One“), busca venganza y, con la ayuda del Dr. Foster (Lawrence Fishburne, “Matrix“), también quieren recuperar a Janet…pero con otros propósitos. Y si a lo anterior sumamos que un mafioso como Sonny Burch (Walton Goggins, “Los odiosos ocho“), quiere apoderarse del laboratorio de Hank, y que el poli que controla a Scott, que en teoría está en arresto domiciliario, Jimmy Woo (Randall Park, “The Interview“), sospecha constantemente de su vigilado…pues con todo lo anterior ya tenemos las idas y venidas, carreras, persecuciones (algunas divertidas con los “encogimientos” oportunos), que fluyen durante el metraje. El punto más cómico lo pone Michael Peña (“Crash“), que aparece como Luis, el socio de Scott en su empresa de seguridad. El momento del suero de la verdad es previsible pero tronchante. Otras caras conocidas como Judy Greer (“Jurassic World“) y Bobby Cannavale (“Blue Jasmine“),completan el buen reparto. Pues eso, “pa” echar el rato.

CINE: “OCEAN´S 8″.

ocean_s_eight-925245994-large“Ocean´s 8″, de Gary Ross (“Los juegos del hambre“), es de esas pelis de atracos/robos que te van a sorprender lo justito (hay algún giro de guión que le da chicha a la trama), pero que con el atractivo de un reparto de tronío (en este caso femenino), y una buena campaña de marketing, hacen que te metas a verla sin muchas expectativas… para pasar el rato. Y justo es eso lo que sentí ayer. Puro entretenimiento. Algún gag divertido. Algo de nostalgia con los guiños hacia las entregas masculinas de la saga (como la presencia de Elliot Gould, “Un puente lejano“). Una correcta producción y buen ritmo. A lo anterior sumamos que las protas le dotan correctamente de personalidad propia a cada personaje, y con eso eché las casi dos horas de metraje. ¿Y de qué va?. Debbie Ocean (Sandra Bullock, “Gravity“), hermana de Danny Ocean (el papel que hacia George Clooney), sale de la cárcel tras cinco años en la sombra, con las buenas intenciones de portarse bien…pero no tarda mucho en contactar con su antigua “socia” Lou (Cate Blanchett, “Blue Jasmine“, en plan motera), para organizar el robo de una joya valiosísima de Cartier que llevará puesta la famosa Daphne Kluger (Anne Hathaway, “El becario“), en la exclusiva Met Gala de Nueva York. A partir de ahí buscan el equipo más apropiado para dar el golpe. La experta en joyas Amita (Mindy Kaling, serie “The Office“). La “hackerBola 9 (Rihanna, “Battleship“). La diseñadora de moda en horas bajas Rose Weil (Helena Bonham Carter, “Los miserables“). La carterista Constance (Awkwafina, “Malditos vecinos 2“). Y la madre de familia “consiguelotodo” Tammy (Sarah Paulson, “12 años de esclavitud“). Aparte de los cameos de personajes conocidos como las Kardashian o la mismísima Katie Holmes, destacaría, en la cuota masculina del reparto, la presencia de Richard Armitage (saga “El hobbit“), como Claude Becker, un galerista involucrado en el lío; y, sobre todo, el divertido papel del presentador James Corden (“Los tres mosqueteros“), como John Frazier, el perito de seguros que tiene que averiguar qué ha pasado con el collar. Lo dicho, para pasar el rato.

CINE: “NO TE PREOCUPES, NO LLEGARA LEJOS A PIE”.

 don_t_worry_he_won_t_get_far_on_foot-841607613-large

Ya estoy cogiéndole el truquillo a la muleta, lo que me permite volver con más asiduidad a mis visionados cinéfilos. “No te preocupes, no llegará lejos a pie”, de Gus Van Sant (“Mi nombre es Harvey Milk“), es un biopic (biografía “peliculada”) sui generis, sobre un personaje real, bastante peculiar: John Callahan (un trabajo a la medida de Joaquin Phoenix, “Her“), un viñetista (humorista gráfico), con antecedentes alcohólicos y tetrapléjico por accidente (a causa del alcohol…aunque el que condujera fuera otro, Dexter, Jack Black, “Escuela de rock“). La cinta recorre, con saltos en el tiempo, las idas y venidas (en silla de ruedas entre otras cosas) de Callahan con sus viñetas, con su amargura, con su humor cambiante (incluido el humor ácido de sus tiras cómicas y dibujos que oportunamente se entremezclan), en una peli trágica por lo que se retrata, pero cómica por como se hace. Tiene también su punto de angustia. Además, a la genial interpretación de Phoenix, se suma la no menos magnífica de Jonah Hill (“El lobo de Wall Street“), como Donnie, un terapeuta rico y gay que acoge unas sesiones colectivas que no tienen desperdicio. Rooney Mara (“Carol“), pone el punto de ternura como Annu, la novia del prota. Película interesante, pero no apta para todos mis seguidores “brainless“. “Gus Van Sant se divierte con la mezcla de tonos y de tiempos, y relata la historia con un muy legible desorden y mediante un montaje divertido y empapado de dibujos e ideas. Es un biopic bienhumorado“, Oti Rodríguez Marchante, ABC. “Vivacidad de un montaje que mezcla tiempos y tonos, y somatiza la nerviosa electricidad del rotulador del propio biografiado. La entrega del reparto equilibra bien la balanza.”, Jordi Costa, Fotogramas.

 

CINE: “SICARIO: EL DIA DEL SOLDADO”.

sicario_day_of_the_soldado-891601568-largeTras una semanita de “baja” en las salas de cine de la capital, vuelvo “con la pata chula” a mandaros mis reseñas sobre estrenos recientes. Con esa semana de retraso (por cuestiones físicas), vi este finde la secuela de “Sicario”, “Sicario: el día del soldado”, de Stefano Sollima (“Suburra“). Y volví a disfrutar con esta nueva entrega de la que parece se va a convertir en una de las sagas referentes de acción y tiros (al menos para la tercera ya han dejado el terreno abonado). Entretenida, con tensión, bien conseguidas y espectaculares escenas de acción, alguna moralina para humanizar, y, eso sí, poco margen para el humor. Por criticar algo, el guión tiene algunos cabos sueltos, o, por decirlo de otra manera, empieza con algo … que luego desaparece (la presencia del terrorismo islámico). Como dice Eduardo Torres-Dulce en su columna habitual de los sábados en el Diario Económico Expansión (un “fordiano” de los de verdad…mi más sincera admiración), “El guión carece de desarrollo y las tramas andan dando tumbos envueltas en la pura acción“. Y es por esta acción por lo que la peli es recomendable. Ya sabéis de mi afición por el cine del pim, pam, pum. Esta vez, las autoridades (con Matthew Modine, “La chaqueta metálica“, como Secretario de Defensa), le encargan al agente federal Matt Graver (Josh Brolin, “Mi nombre es Harvey Milk“) que provoque una guerra entre los cárteles de la droga en la frontera mejicana, secuestrando a Isabel Reyes (Isabela Moner, “Transformers: el último caballero“), hija de uno de los capos del narcotráfico, con la intención de debilitar a estas estructuras mafiosas que últimamente también se están involucrando en el tráfico de personas, incluidos peligrosos terroristas islámicos, que tanto daño han hecho, y pueden seguir haciendo, en territorio yanqui. Para esta misión volverá a contar con el peculiar sicario, Alejandro Gillick (Benicio del Toro, “Traffic“). El dúo protagonista está en su salsa como dos tipos duros…pero que aquí muestran que tienen su corazoncito. Destacar también la presencia de Catherine Keener (“Capote“). Interesante.