CINE: “NOCHE REAL”.

Noche_real-862517574-largeDel estilo de esas pelis en el que una princesa o similar se hace pasar por quien no es y manteniendo el equívoco se produce alguna relación amorosa y bla, bla, bla…”Noche Real”, de Julian Jarrold (“La joven Jane Austen“), viene a sumarse a ese tipo de ñoñerías, con la supuesta originalidad de que se cree que hubo algo de verdad en lo que cuenta la historia. Y esta es que las princesas reales británicas, Isabel (actual Reina) (Sarah Gadon, “Enemy“) y Margarita (Bel Powley, “Side by Side“), con motivo del fin de la guerra mundial y para celebrarlo con el pueblo, decidieron lanzarse a la calle de incógnito una noche de Mayo de 1945. La peli se imagina lo que pudo ocurrir entre tantos fastos y alegría. Incluido un encuentro de la futura reina con el piloto rebelde Jack (Jack Reynor, “Transformers: la era de la extinción“). Enmarcada entre la comedia (algún chispazo pero poco más…) y el romance (aquí ni chispazos…), la peli transcurre entre el Londres fervoroso por la victoria (bien ambientada) sin pena ni gloria. Los Reyes, que por supuesto se oponían a esa salida, están interpretados por Emily Watson (“War Horse“) y Rupert Everett (visto hace poco en “Altamira“). Típica peli para ver en el sofá de casa durante la sobremesa y pegando alguna cabezada…

CINE: “X-MEN: APOCALIPSIS.”

X_Men_Apocalipsis-913526208-largeCreo que ya he llegado al hartazgo en estas pelis de bichos raros. Lo reconozco. Ya me aburren. Nunca he sido muy fan de la saga “X-Men”, pero sin negar la maravillosa estética de todas las entregas, la originalidad de los mutantes de Marvel, los grandiosos efectos especiales (todo ello también den “X-Men: Apocalipsis”, de Bryan Singer, “Valkiria“), etc, etc, etc, ya ha llegado el momento de decir basta. Dejo estas pelis para sus freakys y seguidores que seguro seguirán disfrutando, y yo que me alegro por ellos. En esta enésima entrega resulta que hay un mutante, En Sabah Nur (Oscar Isaac, “Agora“), proveniente del supuesto primer especímen en época de los faraones, que con el paso del tiempo ha ido acumulando los poderes de todos los seres con los que se ha ido mezclando (sobre el papel …indestructible…). Nos encontramos ahora en los años 80 y el malvado mutante quiere cargarse el mundo (lo típico). Los mutantes buenos (Mística, Jennifer Lawrence, “Los juegos del hambre“; Bestia, Nicholas Hoult, “Mad Max: Furia en la carretera“; Cíclope, Ty Sheridan, “Mud“;…y otros), a las órdenes del Profesor Charles Xavier (James McAvoy, “El último rey de Escocia“), tendrán que enfrentarse al citado malvado, y a otros mutantes que se ponen de su lado (Magneto, Michael Fassbender, “Malditos bastardos“; …y demás), para evitar la apocalipsis. Lo dicho, si no me veo obligado por algún sobrino o sobrina…o freaky femenina que insista…puede que esta sea mi última reseña sobre X-Men…si es que hay poco que contar!! Y encima dura casi dos hora y media.

CINE: “TRIPLE 9″.

Triple_9-115883151-largeA falta de grandes estrenos (los que me apetecen a mí, vamos…), recupero pelis que están a punto de quitar de la cartelera y que había dejado pasar. “Triple 9″, de John Hillcoat (“La carretera“), es un correcto thriller de acción con muchos ingredientes que hacen de ella un producto entretenido, no muy original, pero con buen ritmo. La historia: Unos atracadores dan un golpe por encargo, pero para cobrar se verán obligados a hacer otro trabajo, más complicado todavía. La única manera de que les de tiempo a hacer este segundo trabajito es recurrir a un triple 9. ¿Y qué es un triple 9?…pues os dejo algo de intriga para que la veáis. En esta trama se mezclan polis corruptos ( Anthony Mackie, “En tierra hostil“; Clifton Collins Jr, “Star Trek“); mafias rusas (Kate Winslet, “Titanic“; Gal Gadot, “Fast & Furious“); polis buenos (Casey Affleck, “Un golpe de altura“); inspectores borrachines (Woody Harrelson, “Los juegos del hambre“); ladrones (Chiwetel Ejiofor, “12 años de esclavitud“; Norman Reedus, “Los elegidos“); drogatas (Aaron Paul, “Espías desde el cielo“); chantajes; arrepentimientos de última hora; traiciones; tiros; violencia; persecuciones; etc, etc ,etc. Lo dicho producto de correcta factura sin más. Prescindible.

CINE: “EL HOMBRE QUE CONOCIA EL INFINITO”.

El_hombre_que_conoc_a_el_infinito-635009318-largeMe ha encantado “El hombre que conocía el infinito”, de Matt Brown (“Ropewalk“), una biopic (película biográfica), sobre Srinivasa Ramanujan (Dev Patel, “Slumdog millionaire“, me da siempre buen rollo), un joven autodidacta y humilde matemático indio, que retó a los sabios de la Universidad de Cambridge con sus teorías. Si bien es vedad que contó con el apoyo del profesor G.H. Hardy (Jeremy Irons, “La misión“), la mayoría del profesorado despreciaban a ese extraño (hay ramalazos de racismo y clasismo en esa actitud…aclaro que la acción ocurre a principios del siglo XX). Una historia real (basada en el libro de Robert Kanigel sobre Ramanujan) contada de manera sencilla (los teoremas matemáticos no cobran protagonismo…menos mal), sin estridencias y muy bien ambientada tanto en la Inglaterra universitaria de la época como en la maravillosa India de siempre (tengo que conocer ese colorido país). Además no está exenta de emoción. Magnífica la química entre la dupla protagonista. A estos les acompañan un buen plantel actoral donde destacaría a Toby Jones (“El topo“), como Littlewood, otro de los apoyos de Srinivasa; Jeremy Northam (“La red“), como Bertrand Russell; Stephen Fry (“V de Vendetta“), como Sir Francis Spring, su primer empleador en la India; Devika Bhise (“Marido por sorpresa“), como la mujer del prota; y Anthony Calf (“Deseo de venganza“), como el Profesor Howard, su más acérrimo enemigo. Una película muy amable que recomiendo.

CINE: “LA VENGANZA DE JANE”.

La_venganza_de_Jane-445294464-largeMe considero un poco freaky del cine del oeste y en repetidas ocasiones he declarado mi admiración cuasi pasional por el gran Duke (quien no sepa quien es Duke puede dejar de leerme…). Por eso no quería dejar de ver “La venganza de Jane”, de Gavin O´Connor (“Cuestión de honor“), uno de los westerns que con cuentagotas nos llegan a las pantallas (los últimos, “Los odiosos ocho” de Tarantino…pues eso, Tarantino, y “Deuda de honor“, también con una mujer como prota, Hillary Swank, bastante floja), aunque estrenada ya hace un par de semanas. Y la verdad es que me ha dejado igual. Nada original, me ha resultado algo lenta y con un “duelo final” decepcionante y oscuro. Eso si, la ambientación es correcta y las interpretaciones también. Y la historia de centra en Jane (Natalie Portman, “Cisne negro“), que tiene que enfrentarse a la banda liderada por Bishop (un irreconocible Ewan McGregor, “Lo imposible“), a la que perteneció su marido Bill (Noah Emmerich, “Warrior“), ahora herido, y que le buscan para rendir cuentas. Solo podrá contar con la ayuda de un ex amante suyo, Dan (Joel Edgerton, “El regalo“). En la tensa espera antes del enfrentamiento final, los recuerdos afloran…y de paso, mediante flashbacks nos van poniendo en antecedentes de porqué se ha llegado a esta situación. Se puede esperar a verla desde el sillón.

CINE: “ESPIAS DESDE EL CIELO”.

Esp_as_desde_el_cielo-991675306-largeUno de los méritos de “Espías desde el cielo”, de Gavin Hood (“Tsotsi“), es conseguir mantener la tensión durante sus poco más de cien minutos, tratándose básicamente de la toma de una decisión. Y es que al final el mensaje va a ser ese. Lo difícil que es tomar una decisión cuando entran en juego asuntos que le desbordan a uno. Y para no irme por las ramas el tema es que la inteligencia americana y británica detectan la presencia de algunos de los terroristas más peligrosos de Africa (la acción transcurre en Nairobi, Kenia…pero vigilada desde USA y Reino Unido), y tienen que decidir si los destruyen mediante un ataque controlado. Y esos “asuntos” a que me refería es que el bombardeo de esos radicales puede suponer la  muerte de inocentes (los famosos “daños colaterales”). Entonces es cuando entre militares y políticos se van pasando la pelota a ver quien es el que asume la decisión. Y así transcurre este thriller de correcta factura y con buenas interpretaciones que elevan al “dron” a la categoría de estrella (y a partir de ahora nos cansaremos de verlos…). La peli también nos muestra el sinsentido del extremismo islámico, desgraciadamente de actualidad. Entre el elenco actoral destacaría a los siempre más que correctos Helen Mirren (“Un viaje de diez metros“) y el recientemente fallecido Alan Rickman (“Jungla de cristal“), como los mandos militares que lo tienen muy claro…pero dependen de los políticos, como Iain Glen (“La dama de hierro“), en el papel del ministro de exteriores británico. Aaron Paul (“Triple 9“) y Phoebe Fox (“War Book“), son los responsables de apretar el gatillo. Y Barkhad Abdi (“Capitán Phillips“), pone la emoción a pie de campo y la habilidad en el manejo de artilugios. Interesante.

CINE: “LA NOCHE QUE MI MADRE MATO A MI PADRE”.

La_noche_que_mi_madre_mat_a_mi_padre-826322137-large“La noche que mi madre mató a mi padre”, de Inés París (“A mi madre le gustan las mujeres“), es una divertida comedia negra cuya tensión/comicidad va “in crescendo” según pasa el metraje, a medida que surgen algunos giros de guión que van animando la trama. Muy teatral (casi todo ocurre en un mismo espacio) y con buenas interpretaciones, la peli provoca constantemente la sonrisa, y a veces la carcajada. Malos entendidos, los efectos del alcohol, verborrea, humor negro…e incluso humor tonto…una buena mezcla para pasar un buen rato.

La historia: Un guionista bastante neurótico, Angel (Eduard Fernández, “El método“), recibe en su casa, a regañadientes, al posible protagonista de su próxima película, Diego Peretti (el mismo, “Tiempo de valientes“), ante la insistencia de su ex mujer, Susana (María Pujalte, “Semen, una historia de amor“), directora de dicha peli. Su actual mujer, Isabel (Belén Rueda, “El cuerpo“), actriz con poca suerte, está encantada en atender al famoso actor argentino en una cena que le puede servir para reivindicarse. Todo se complica cuando sin previo aviso aparecen en la casa el ex de Isabel, Carlos (Fele Martínez, “Tuno negro“), y su joven novia, Alex (Patricia Montero, “Fuga de cerebros 2“). A partir de ahí se empieza a hablar poco del guión (objeto inicial de la cena), y los asuntos personales cruzados amenazan con destruir, o algo más, la velada. El cine español sabe hacer comedias divertidas.

 

CINE: “CAPITAN AMERICA: CIVIL WAR”.

Capit_n_Am_rica_Civil_War-298011137-largeLa industria Marvel es como una churrería en feria (un guiño a mi tierra…). No para. Y si no sacan nuevos personajes del armario (sin segundas…), o multiplican secuelas de sus estrellas, juntan a estas para seguir llegando a la gran pantalla año tras año…o semestre tras semestre…Y “Capitán América: Civil War”, de Joe y Anthony Russo (“Pieces“), que muy bien se podría haber titulado “Los Vengadores: Civil War“, es una muestra de esto último. Crear una especie de festival de superhéroes para el deleite de los freakys del tema. Y a estos sin duda les va a gustar. Tiene lo típico…fantasmadas, peleas inverosímiles, chascarrillos,…y todo ello rodado con gran ritmo y espectaculares escenas de acción (hablar de los buenos efectos especiales ya casi habría que obviarlo). Yo que no soy tan fan creo que es un pelín larga (dos horas y media), y me hago la pregunta: ¿no vamos a acabar teniendo una sobresaturación de superhéroes?. Si la taquilla responde…ahí está la respuesta. Y la trama es un poco chorra…pero eso es lo de menos. Resulta que debido a los excesos cometidos en algunas de las  intervenciones de Los Vengadores (muertes colaterales, destrozos exagerados,…), más de un ciento de países deciden que estos deberán ser supervisados por una Comisión de Naciones Unidas, para controlar sus acciones. Algunos de ellos, como Iron Man (Robert Downey, Jr, “Sherlock Holmes“), están de acuerdo y lo ven apropiado. Otros, liderados por Capitán América (Chris Evans, “Los Vengadores“), ven esa intervención una intromisión en su independencia. Así surge un gran enfrentamiento entre las dos partes, mientras un sujeto llamado Zemo (Daniel Brühl, “Malditos bastardos“), disfruta de esa pelea de gallitos mientras planea sus fechorías. Del lado de Iron Man podemos ver a Vision (Paul Bettany, “Master and Commander“), Viuda Negra (Scarlett Johansson, “Lost in translation“), Black Panther (Chadwick Boseman, “I feel good“), o Máquina de Guerra (Don Cheadle, “Hotel Rwanda“). De los rebeldes…Soldado de Invierno (Sebastian Stan, “Cisne negro“), Bruja Escarlata (Elisabeth Olsen, “Godzilla“), Ant-Man (Paul Rudd, “Si fuera fácil“), Falcon (Anthony Mackie, “En tierra hostil“) u Ojo de Halcón (Jeremy Renner, “El legado de Bourne“). Y por si fuéramos pocos…también asoma Spiderman (Tom Holland, “Lo imposible“). Martin Freeman (“El Hobbit“) y William Hurt (“Gorky Park“), son otras caras reconocibles que aparecen por ahí. Pues ya sabéis que os vais a encontrar…

CINE: “TRUMBO”.

Trumbo_La_lista_negra_de_Hollywood-143089852-large“Trumbo”, de Jay Roach (“Los padres de ella“), es un muy interesante acercamiento a la ya conocida (y retratada en varias ocasiones en la gran pantalla…como hace poco en “¡Ave, César!”, de los Coen) “caza de brujas” que tuvo lugar en la mitad del siglo pasado en el cine americano, cuando el llamado Comité de Actividades Antiamericanas del Congreso se puso a perseguir a comunistas yanquis, a los que se les acusaba de querer desestabilizar el sistema desde dentro, aprovechando la fuerza del séptimo arte. Y este largometraje toma como referente a uno de sus más notables “afectados”, Dalton Trumbo (Bryan Cranston, “Argo“, en una soberbia interpretación que le valió la nominación en los pasados Oscars). Trumbo era uno de los guionistas más importantes del momento. Pero su defensa de los sindicatos, de los derechos de los trabajadores y asuntos similares, le hicieron caer en desgracia (como todos aquellos que fueron señalados), pasando a tener que escribir guiones bajo la firma de otros colegas (e incluso con nombres ficticios) para poder sobrevivir. Al contrario que muchos otros que no superaron su condición de “apestados”, Trumbo pudo rehacerse de sus cenizas, gracias a su tesón y a la ayuda de algunos personajes que confiaron en él a pesar de todo, como Kirk Douglas (Dean O´Gorman, “El Hobbit“), u Otto Preminger (Christian Berkel, “Malditos bastardos“). Tomando prestado de las notas de producción que aparecen en la ficha que los Cines Verdi tienen a bien poner a disposición de sus clientes: “Esta es una historia sobre un hombre que se mantuvo fiel a sus propias creencias y principios”. Otros, la peli lo muestra, fueron más débiles y claudicaron. El perfil que nos muestran de Trumbo tiene varias aristas: su delicada relación familiar por su dedicación casi plena al trabajo (Diane Lane, “Tormenta perfecta“, se mete en el papel de su mujer Cleo; y Elle Fanning, “Super 8“, en el de su hija Nikola); las disputas con sus “enemigos” (como la periodista Hedda Hopper, interpretada por una brillante Helen Mirren, “La reina“, o el mismo John Wayne, David James Elliot, “Los intocables de Elliot Ness“); y también la relación con sus colegas de reivindicaciones, como la del guionista Arlen Hird (Louis C.K., “Blue Jasmine“). Otra caras reconocibles son las de Michael Stuhlbarg (“Un tipo serio“), como Edward G. Robinson o el magnífico John Goodman (“El gran Lebowski“), como Frank King, el productor que le apoyó en los momentos difíciles. No exenta de toques de humor (negro sobre todo), la peli me ha gustado. Recomendable.

CINE: “EL HEROE DE BERLIN”.

El_h_roe_de_Berl_n-326081120-largeGusta mucho a los yanquis rescatar a héroes olvidados y elevarlos a los altares (de nuevo) a través de la gran pantalla. Y si encima su historia tiene ingredientes como la de Jesse Owens…ya han tardado en hacerle su biopic (del mismo modo que tardaron en homenajearle en vida…como dejan claro los textos finales, siempre necesarios en este tipo de pelis para aclarar cosas). Y es que “El héroe de Berlín”, de Stephen Hopkins (” Bajo sospecha“), nos ofrece un magnífico retrato de ese gran deportista que fue Owens (Stephan James, “Selma“), quien luchando contra viento y marea fue capaz de ganar nada más y nada menos que cuatro medallas de oro en unas Olimpiadas. Las del 36 en Berlín, donde mandaban los nazis, y sinceramente no le tenían mucho aprecio a los deportistas de color. Pero los “vientos y mareas” a los que me refiero, no son solo los asuntos racistas (en Alemania…!!y en su propio país!!), sino también los politiqueos de la época, o su condición humilde, aparte de sus cuitas familiares. Un verdadero ejemplo de superación, que está muy bien contado (sin exageraciones dramáticas, ni ultrayanquis…), en una peli que está también correctamente ambientada (el ordenador hace su buen trabajo), y oportunamente aderezada por imágenes reales de quien fué la directora oficial del régimen teutón, Leni Riefenstahl (Carice van Houten, “Valkiria“). Muy especial es la relación que tuvo el protagonista con su entrenador, Larry Snyder (Jason Sudeikis, “Somos los Miller“, hace un gran papel). También destacaría, aunque con menos protagonismo en este largo, pero sí con gran significado, la relación especial con su gran rival, el atleta alemán Carl “Luz” Long (David Kross, “El lector”), verdadero ejemplo de deportividad. Esta buena película cuenta además con grandes estrellas en papeles menores, como Jeremy Irons (“La misión“) y William Hurt (“Fuego en el cuerpo“), convertidos en miembros del Comité Olímpico yanqui de la época, que tuvo lidiar con algunas decisiones difíciles. Como no podía ser de otra manera los nazis son retratados de manera inquietante, como Joseph Goebbels (Barnaby Metschurat, “Solino“), ese cabrón con pintas al que temía hasta el apuntador. Aunque tarde (lleva ya dos semanas en cartelera desde su estreno), la recomiendo.