LA FSDM Y LA CAMARA DE COMERCIO DE MADRID

Sigo con un mes de Junio cargadito de presentaciones por lo que me lanzo a escribir antes de lo normal (si tomáis en cuenta la periodicidad con la que habitualmente me asomo a mi blog).

En los últimos días he hecho doblete con la Fundación Síndrome Down de Madrid, con quienes llevo colaborando tres años. Cuando mi amigo Ignacio Bujidos me pidió en su momento que les echara una mano en la primera Cena de Verano que la Fundación hacía en su sede de Madrid, él no sabía el favor que me estaba haciendo permitiéndome compartir mi tiempo con esos chicos y chicas tan fabulosos que forman parte de la FSDM. Alvaro, Rafa, Pepe, Nuria, Marta, Guillermo, Ignacio,…, y muchos más son esos seres entrañables que me hacen sentirme tan bien cuando estoy con ellos. En la III Cena de este año, que tuvo lugar el pasado Martes, tuvimos la mala suerte que un tormentón de verano se presentó cruelmente y mojó invitados, regalos, viandas,…Pero daba igual, el espíritu que se respiraba hizo que ni el agua pudiera con el ánimo de todos los allí presentes. Mi único miedo era coger el micrófono…por si me electrocutaba¡¡¡ Compartí escenario con Javi Martín, un gran mago que no pudo mostrar sus habilidades por las inclemencias del tiempo.

El doblete que hice con la FSDM fué colaborar en la entrega de premios del campeonato de golf que se organizó el pasado domingo en el RACE. Allí conocí a Alvaro del Bosque, muy orgulloso de su padre y de rifar una camiseta de la selección española de fútbol firmada por todos sus jugadores.

Por otro lado, ayer presenté un acto muy original con la Camara de Comercio de Madrid en Faunia.    Se trataba del I Concurso de Pintura “El Comercio y los Niños”, donde los alumnos de distintos colegios, con edades entre 4 y 8 años, recogieron los premios de este concurso. Fué divertido tener una audiencia compuesta mayoritariamente por niños. Un reto adaptar el discurso a los enanos, cuando acostumbro a dirigirme a adultos. Tuve la grata sorpresa de encontrarme entre los alumnos a mi sobrino Tomás Sainz de Vicuña, cuyo colegio Micos, salió premiado con un segundo Accésit.

Ya me quedan menos bolos, pero sigo en Radio Libertad y en el Programa de Ana Rosa. En este último creo que he ido superando miedos, aunque reconozco que no es lo mismo estar sentado en un sofá tertuliando de distintas cosas que hablar y dirigirte a un público en directo, faceta en la que creo puedo demostrar más mis presumibles habilidades como comunicador. En cualquier caso está siendo una maravillosa experiencia que espero dure un poquito más, y yo pueda aportar alguan faceta mía que todavía no hayan visto los asiduos del programa.

MARATON DE PRESENTACIONES

Ayer culminó un semana donde he tenido la fortuna de presentar cinco actos. Todos de muy distinta índole. Y es que el buen comunicador debe adaptarse a los discursos más variopintos. Me he autocalificado de “buen” comunicador porque estoy muy satisfecho conmigo mismo.

Empecé el Martes 2 de Junio con la presentación de los Premios GQ de  Cosmética Masculina. Un acto sencillo en los jardines del recién renovado Hotel Villamagna de Madrid, que contó con la presencia de profesionales del sector y del galardonado José Coronado, a quién se le nombró hombre más atractivo y cuidado del año. Los yogures hacen su trabajo…Me gustó la originalidad de la presentación de Javier Angulo, Director de revista GQ, y por supuesto la profesionalidad del equipo de relaciones públicas de Conde Nast, que tanto juego me están dando.

El Miércoles 3 hice doblete. A mediodía dirigí una subasta benéfica enmarcada dentro de las actividades que el Banco Santander ha organizado en todo el mundo dentro de la Semana Solidaria “Santander Eres Tú“. Una brillante iniciativa, respaldada por todos sus altos directivos, que fueron los que participaron en dicha subasta en un almuerzo organizado en el restaurante vip del banco. A destacar la daga cedida por el Presidente de la compañía, regalo del Jeque Al Mansur, por la que pujaron fuertemente varios de sus directivos. No podía ser de otra manera.

Por la noche, en el Club de Campo de Madrid, hice de maestro de ceremonias, y de maestro subastero, en la cena benéfica de la Fundación Ciudad de la Esperanza y Alegría, que está haciendo una gran labor en la India. Por momentos compartí escenario con Anne Igartiburu, gran profesional de la comunicación y, porqué no decirlo, un bellezón. Fué dura la subasta, quizás porque enpezamos por varios productos del Real Madrid, y el equipo no está para tirar cohetes. Para dolor de mi corazón blanco, una camiseta de Messi tuvo más éxito que las anteriores. Centré mis dardos en un Collar Mongol. Había que verlo. A destacar el regalo que dió a todas las asistentas, y a mí, Sisley París (productos de Cosmética). Cristina, con esto cierro las menciones prometidas.

El Viernes 5 por la noche hice de presentador en la cena con motivo de la entrega de premios de la II Copa Mahou de Golf. Gran montaje en el Hotel Wellington de mi buen amigo Ramiro Jofre, y un gran descubrimiento: BVocal. Un grupo de cinco artistas maños que cantan a capela como los ángeles y que impregnan de un gran sentido del humor sus actuaciones. Tuve que interactuar con ellos y el resultado global fué muy bueno. ¿Quién ganó? Ni me acuerdo.

Y por último, ayer tuve el placer de presentar la X Cena Benéfica de la Fundación Esclerosis Múltiple Madrid. Unas 150 personas se juntaron en Casa Mónico en Madrid para apoyar a los enfermos con esta terrible enfermedad. Me dejaron un poco solo en el escenario y tuve que hacer de mano inocente, azafata, etc,…Pero da igual, me han prometido que el año que viene contaré con al ayuda de dos bellezas por decidir. A destacar el performance de Los Torreznos…inclasificable, y la televisión de plasma de 50 pulgadas!!! que donó generosamente El Corte Ingés.

Pues eso, que ha sido un maratón de presentaciones, con el aliciente de sentirme útil ,en muchos casos, a personas más desfavorecidas. Todavía me quedan algunos “saraos” este mes, que ya os contaré próximamente. Me voy a ver la Gala de OT que mañana me toca comentarla en AR.