CON BUTTON, DE LA ROSA…Y EL VODAFONE TEAM.

Ayer festividad del Corpus (festivo en Madrid y pocos sitios más) madrugué para desplazarme hasta Valencia y ejercer allí de maestro de de ceremonias de un acto promocional de VODAFONE, aprovechando que estos días se celebra el Gran Premio de Europa de Fórmula 1 por las calles de la capital del Turia. Y como la operadora es uno de los patrocinadores del equipo Maclaren-Mercedes, al acto acudieron Jenson Button, campeón del mundo 2009, con pinta de cachondo inglés que conduce porque le gusta la velocidad, y el gran Pedro de la Rosa, piloto probador de la escudería inglesa con pinta de buena persona…y lo es.

VODAFONE España aprovechó para presentar a cuatro de los miembros del VODAFONE Team, un proyecto por el que la compañía va a apoyar a deportistas que estén empezando, dándoles los recursos necesarios para que con su talento y el esfuerzo necesario, puedan alcanzar el éxito profesional. Los chavales aprovecharon para intercambiar impresiones con los pilotos.

Gustavo Ballesteros (Free Style Esquí), Josele González (Entrenador de Fútbol), Jose María “Chema” Orozco (Golfista) y Maxi Cortés (Piloto de Coches), compartieron no solo escenario con Button y De La Rosa, sino que participaron en los retos que VODAFONE había propuesto para esta original presentación a los medios de comunicación.

Concretamente, Chema Orozco retó a los campeones en un improvisado “putting green” para ver quien metía la bola en menos golpes. Button ya había declarado que se le dan mal todos los deportes “con pelotas” (sin comentarios), y así lo demostró. Pero Pedro De la Rosa sorprendió a todos los allí congregados embocando la bola de un golpe desde unos !!15 metros!!. Lástima que fuera de práctica.

Pero para ser justos con los pilotos, había que darles una oportunidad en su terreno, y bajo el impresionante edificio del Museo de la Ciudad de las Artes y las Ciencias, se montó un pequeño circuito de “karting” en el que los dos grandes pilotos dieron la alternativa a Maxi Cortés, que gozó entre adelantamientos con sus ídolos. Por un momento pareció que iban “picados”…

La organización del evento perfecta, y eso que había que ajustarse a un estricto horario impuesto por la escudería. Pero no importó, la buena coordinación del personal de Vodafone y Wasabi dió sus resultados.

Y ahora, a esperar a ver que pasa el Domingo en la carrera.

SEMANA CARGADITA

La semana pasada fué de esas del mes de Junio que en los últimos años siempre vienen cargaditas de presentaciones. Tengo que decir que Junio y Diciembre suelen ser los meses donde más “actuaciones” tengo, aunque este año, si todo va bien, que por ahora lo va, va a ser el primer año de mi vida que voy a tener al menos una “actuación” todos los meses del año. Incluido Agosto, donde si todo va bien, puede que hasta actúe en los Veranos de la Villa de Madrid. Pero esto ya lo contaré otro día.

La semana empezó el Martes 7 con la V Cena Solidaria de la Fundación Síndrome Down de Madrid. Es ya una tradición que en esa cena aparte de una rifa de muchos, y buenos, regalos, se entreguen previamente las medallas que la FSDM otorga en agradecimiento a distintas instituciones y personas que colaboran con la institución. Y sin merecérmelo, me dieron una. Yo si tenía que dar muchas medallas a todos los que componen la Fundación, por la encomiable labor que hacen con los chicos y chicas con síndrome down y otras discapacidades. Y aunque inmerecida, me hizo mucha ilusión recibirla. Es mi primera medalla, sin contar las de “balon-tiro” del colegio.

Como se había anunciado lluvia (hace un par de años aquello se convirtió en una piscina olímpica) se instaló una gran carpa que le dió gran empaque al evento. Samantha Vallejo-Nájera, además de premiada, merecidísima, contribuyó un año más con el catering y los fundamentales mojitos. Se estrenaba Gonzalo Banús en estas lides y su contribución fué generosísima, destacando un botellón de tres litros de BOHÓRQUEZ, el gran ribera de duero de nuestro amigo común Javi Bohórquez. Fueron muchos los regalos que se rifaron. Estuve bien arropado como siempre por Pablo, Guillermo, etc, etc, etc. Gracias a María Barón y a Ignacio Bujidos por seguir contando conmigo.

El Jueves 9 hice doblete. Primero estuve ejerciendo de maestro de ceremonias en Studio 54 de la calle Pradillo de Madrid en los II Premios Empresariales COCEM, que preside mi amigo Hilario Alfaro. Coincide en el tiempo que los comerciantes del centro de la capital lo están pasando regular sobre todo en la zona de la Puerta del Sol, por la ilegalidad cometida por unos insumisos a los que se les ha dejado acampar a sus anchas porque estaban “indignados”. Con ese criterio en un futuro no muy lejano puede que veamos acampadas a la vuelta de cada esquina. Y lo peor, aparte de afectar a los negocios colindantes (la indignación de los comerciantes, en este caso justificada, les da igual), es la mierda que acumulan a su paso.

Pero volviendo a lo que importa, esa tarde del Jueves COCEM reconoció la labor de un periodista, un joven periodista sevillano del diario Expansión, JuanMa Lamet, que no se cortó en sus palabras ante políticos y empresarios; y un proyecto solidario, el Proyecto Columbia, apadrinado por Mensajeros de la Paz y Policia Solidaria, que tuvo en el testimonio de Daniel Asante, el momento emotivo de la velada. Aparte de Hilario Alfaro, intervinieron, Arturo Fernández, Presidente de CEIM-CEOE, Eva Piera, ViceConsejera de Economía de la Comunidad de Madrid y Miguel Angel Villanueva, Delegado del Area de Gobierno de Economía y otros menesteres del Ayuntamiento de Madrid.

De allí me fuí corriendo (en coche…) al Club de Campo de Madrid para la Cena Benéfica de la Fundación Ciudad de la Esperanza y Alegría, tercera cena que tengo la suerte de presentar. El primer año la presenté con Anne Igartiburu, el año pasado con Isabel San Sebastián, y este año…solo. Y tengo que decir que este año el público estuvo más “disperso”, no hacía mucho caso de mis palabras, ni de las de la encantadora María Moreno, presidenta de la Fundación, y encima cuando llegó la por mi desaconsejada subasta, el personal empezó a levantarse, con lo que ésta quedo un pelín deslucida. Solo se pujó por un capote de El Juli y por una camiseta de Messi. El resto de regalos a subastar tuve que asignarlos al único que levantó la mano en cada puja (y había de Fernando Alonso, Sergio García,…). Como dicen en mi tierra…se nota la tiesura.

En cualquier caso, la labor de esta Fundación, como la de todas con las que colaboro es encomiable, por lo que cualquier esfuerzo por mi parte, aun en días difíciles, merece la pena. Y además nunca será comparable al esfuerzo, y este si es de verdad, que hacen todas las personas que si están en el día a día del transcurrir de sus instituciones benéficas. Vamos, que no me puedo quejar.

I CARRERA SOLIDARIA SANTANDER

El pasado domingo día 5 temprano, muy temprano, hice de “speaker” de la I Carrera Solidaria Santander a beneficio de UNICEF, y concretamente de un proyecto de educación infantil en el estado de Oaxaca, México. La carrera se iba a celebrar simultáneamente en Madrid (donde yo ejercí mis labores), Valencia y Santander. En la capital del reino, por centrarme en la que viví de primera mano, corrieron casi 2000 valientes, muchos de ellos pertenencientes al propio banco, que desde su programa de Voluntarios Santader empujaron para que esta carrera fuera una realidad que ha nacido con la idea de perpetuarse en el calendario  de carreras populares…que son muchas. !!Y yo que pensaba que correr es de cobardes!!

En cuanto a mi labor de “speaker”, el peligro era empezar a hablar temprano (llegué a las 6’45 de la mañana…no habían puesto las calles todavía), que para una garganta en plena actividad (el día anterior ejercí de maestro de ceremonias casero en el 70 cumple de mi Jefa…y hubo que darlo todo) es un riesgo de que la voz no salga con plenitud y potencia. Una buena megafonía me ayudó a no tener que forzar demasiado. En este tipo de actos, cuando estoy hablando como al infinito (los corredores están a su bola calentando para la paliza que les espera), tengo la sensación que soy como los anuncios del Corte Inglés, pero en vez de llamarlos a la cuarta planta, les pido que recojan su chip o que se acerquen al arco de meta que en breve empieza la carrera (a las 9’00 empezó…).

Al frente de todo estuvo Jose Luis Gómez Alciturri, Director General de Recursos Humanos del Santader, que tuvo tiempo de decir unas palabras a la salida, correr 10 kilómetros (había la posibilidad de correr 5…o de no correr), quedar dignamente en la categoría de veteranos C (más de 55), y presidir la entrega de premios. Un crack. Le acompañaron en la entrega representantes de Unicef y del banco, además de la periodista y presentadora Teresa Viejo, embajadora de Unicef. El pistoletazo de salida (sirenazo en este caso) lo dió Mercedes Coghen, Directora General de la Dirección de Deportes del Ayuntamiento de Madrid, que espero a esta hora ya haya podido sacar su coche de la Casa de Campo.

I TROFEO BANKIA BANCA PRIVADA DE GOLF

Ayer día 2 de Junio “di un salto” a Valencia para hacer la entrega de premios del I Torneo de Golf Bankia Banca Privada. Bankia, la entidad financiera resultante de la fusión de varias cajas, entre ellas Cajamadrid y Bancaja, está todavía inmersa en los procesos lógicos tras una fusión de esa envergadura. Eso sí, con buen criterio, no deja de hacer actividades, con la nueva marca, dirigida a sus clientes. Y uno de esos eventos era el torneo de golf que se celebró ayer en El Escorpión (club de golf que le debe el nombre a la nada alentadora situación de que en la zona donde se ha construido hay “manadas” de escorpiones…como para buscar una bola en el “rough”).

Yo me incorporé justo antes de que acabaran para ver con María Muntañola, nuestra Directora de Proyectos en RPA Imagen y Comunicación, los detalles de la entrega. Tengo que decir que el AVE a Valencia tarda una hora treinta y ocho minutos, lo que ha acercado sobremanera Madrid a la capital del Turia.

Entre los invitados, deportistas ilustres como los futbolistas Mista y Pablo Hernández, el baloncestista Maluenda o el tenista Alex Calatrava, además de la hermana de Sergio García, Mar, que juega casi tan bien como su hermano, según comentaron allí.

La entrega fué presidida por Rafael Añó, que estuvo acompañado entre otros por mi querido amigo Gonzalo Antón, al que no hay deporte que se le resista. Además de los premios hubo sorteo de regalos que hizo las delicias entre los agraciados.

De vuelta a Madrid, un par de horas de descanso y otra vez lo di todo para homenajear a Elvis y el mejor rock&roll de los 60. Todavía me estoy recuperando…