FUNDACION CREATE: UNA DIVERTIDA SESION.

Esta semana he tenido una experiencia muy divertida (e interesante). Dar una sesión de comunicación a alumnos del Colegio Arcángel Rafael de Madrid, dentro del programa que la Fundación CREATE ha incluido en diversos colegios de la Comunidad (y en Palma de Mallorca) para imbuir a los niños entre 10 y 12 años de ese espíritu emprendedor que les podrá ser muy útil el día de mañana.

Mi misión era dejarles claro la importancia que tiene la comunicación (en su más amplio significado) en el mundo empresarial. Todo esto desde un punto de vista práctico y teniendo en cuenta lo joven que era mi audiencia. Joven pero genial e interesada. Les deseo todo lo mejor en lo que les queda de cole, universidad, etc,…, y sobre todo, si alguna vez se deciden a emprender algún proyecto. Espero que algo se les haya quedado en sus cabecitas. Y enhorabuena a CREATE por la iniciativa.

 

 

CINE: “BLUE VALENTINE”.

Tras ver una peli documental (“Searching for Sugar Man”) ayer me metí a ver un drama romántico, “Blue Valentine”, de Derek Cianfrance. Estoy irreconocible…o es que al final me pesa ese dicho de “que hay que ver de todo para poder opinar”. Será más bien esto segundo porque va a ser difícil que a estas alturas cambie de gustos cinematográficos (descansa tranquilo Duke). Además, la de ayer me picaba la curiosidad por la nominación de Michelle Williams (“Brokeback Mountain”, “Mi semana con Marilyn”) por esta película, pero a los Oscars de hace un par de años (ha llegado con un poco de retraso a nuestras pantallas). Narra la historia de amor entre Cindy (Williams) y Dean (Ryan Gosling, “Drive”, “Ganster Squad”), pero contada desde el final, cuando parece que todo se va al traste. Utilizando el sistema de “flashbacks”, se intercalan las imágenes actuales (el enfriamiento, el desamor, el alcohol como recurso, el último intento (curioso el surrealista Hotel), el inevitable final,…), y las del idílico pasado (como se conocieron, el cortejo, el gran amor,…). Uno puede plantearse irremediablemente si eso del amor para toda la vida es una utopía. La película respira una gran carga emocional con algún momento hiperdramático como la pelea en la consulta. Buenas interpretaciones la de la pareja protagonista e interesante caracterización de Gosling en su versión actual. No recomendada para aquellos débiles de espíritu y flácidos de sentimiento (que no es mi caso….).

 

CINE: “SEARCHING FOR SUGAR MAN”.

Tengo que decir que yo nunca le he hecho mucho caso al cine-documental (con la excepción del NO-DO cuando era pequeño…), pero no me duelen prendas reconocer que ayer me sorprendió gratamente la historia de Rodríguez, un artista para mi (y para casi todo el mundo) desconocido, con una historia maravillosa detrás que ahora nos descubre “Searching for Sugar Man”, documental que ha culminado su carrera de reconocimientos con el Oscar a Mejor Película Documental en la recién pasada edición de las estatuillas doradas. Es el curioso caso de un músico que cuando lo descubrieron en un bar de Detroit apuntaba muy alto, pero después de sólo dos discos desapareció. En cambio su música llegó a Sudáfrica y por mucho tiempo llegó incluso a inspirar a todos aquellos que lucharon contra el “apartheid” convirtiendo alguna de sus canciones en himnos por la libertad. Todo eso sin saber que había sido de Sixto Rodríguez. Se creía que se había suicidado en un escenario. Pero las investigaciones de unos fans por descubrir la verdad nos trae muchas sorpresas sobre su verdadera historia. Un bonito relato que mantiene la tensión del “que pasó” y que emociona al conocer los detalles. La dirección corre a cargo de Malik Bendjelloul, con mucha experiencia en documentales sobre músicos (el año pasado dirigió la grabación de un concierto de Prince). Durante la hora y media de metraje podremos escuchar los testimonios de distintas personas vinculadas al artista, como sus hijas, productores, vecinos,…(hecho de menos saber sobre su mujer…o mujeres…), y sobre todo, podremos disfrutar de su agradable música. Un descubrimiento.

CINE: “SIETE PSICOPATAS”.

Con la resaca de los Oscars encima (muy repartidos, lo que era previsible ante la torpeza de la Academia de evitar que Ben Affleck arrasara, no nominándolo a mejor director y mejor actor, aunque en esta última categoría había poco que hacer contra el Lincoln de Day-Lewis) me metí a ver anoche “Siete Psicópatas”, una comedia violenta muy tarantiniana en su planteamiento, esto es, un guión original y muy divertido lleno de situaciones de violencia específica y humor absurdo (ej. el cabreo ilimitado de un gánster por el secuestro de su perro). Todo gira en torno a Marty (Colin Farrell, que ya trabajó con el director, Martin McDonagh, en “Perdidos en Brujas”) un guionista de cine que se encuentra atascado en su próximo guión, del que solo tiene el título, el que da nombre a la peli. Su mejor amigo es el desquiciado Billy (un divertido Sam Rockwell, “El asesinato de Jesse James por el cobarde Robert Ford”), que además de querer ayudarle como sea, sigue con su “actividad” de secuestro de perros junto a su socio Hans (el veterano Christopher Walken, “El Cazador”). Todo se complica cuando estos secuestran el perro Shih Tzu de un peligroso gánster, Charlie Costello (gran interpretación de Woody Harrelson. Lo que ha evolucionado el otrora camarero lerdo de “Cheers”). No solo cuenta con un gran reparto, si no que todos están a una gran altura en esta delirante comedia de ritmo frenético que mezcla la realidad con la ficción brillantemente. A los ya citados se unen Olga Kurylenko (chica Bond en “Quantum of Solace”) como novia de Charlie; Gabourey Sibide (la revelación en “Precious”) como paseante del perro secuestrado; el veterano Harry Dean Stanton (que acabamos de verle en “El Ultimo Desafío”) o el cantante/actor Tom Waits como un enigmático psicópata enamorado de un conejo propiedad de una de sus víctimas. Las casi dos horas se pasan rápido, además de contar con una banda sonora muy agradable con temas de Cat Stevens o Linda Ronstad, entre otros.

 

CINE: “LA TRAMA”.

Mark Wahlberg (“The Fighter”, “Infiltrados”,…) protagoniza y produce “La Trama”, dirigida por Allen Hughes (“El Libro de Eli”), que trata asuntos tan de actualidad como la corrupción política, la especulación inmobiliaria o el espionaje (parece que estoy recitando los titulares de un periódico de hoy…), y temas de siempre como la infidelidad. Todos ellos mezclados componen este correcto thriller que se deja ver pero no creo pase a la historia destacado en su género. Un expoli reconvertido a investigador privado, Billy Taggart (Wahlberg), es contratado, en plena campaña electoral, por el más que probable corrupto Alcalde de Nueva York (un buen Russell Crowe, que vuelve a registros más suyos tras su experiencia cantarina con “Los Miserables”), para que investigue los amoríos de su mujer (Catherine Zeta-Jones aporta elegancia). Nada parece ser lo que es y encima a Billy le aparecen fantasmas del pasado. La película tiene buen ritmo y los giros repentinos en la trama le ponen algo de interés aunque sin aportar nada muy original. Acompañando al trío protagonista (en realidad Walhberg y Crowe destacan sobre el resto) podemos ver a Jeffrey Wright (“Quantum of Solace”) como el comisario siempre cabreado, Barry Pepper (“Salvar al soldado Ryan”) en el papel de aspirante y a Kyle Chandler, como jefe de campaña del anterior, que hace poco vimos “En la noche más oscura”. Se deja ver.

CINE: “DOS DIAS EN NUEVA YORK”.

Julie Delpy protagoniza, dirige, produce, guioniza y se encarga de la música de “Dos días en Nueva York”, secuela de “2 días en Paris”, también suya. En este caso la protagonista, Marion, tras separarse de su anterior pareja se ha trasladado a la Gran Manzana donde ahora vive con su hijo de su anterior relación y su novio americano, Mingus (Chris Rock, un buen comediante surgido del “Saturday Night Live” que pone voz al Marty de “Madagascar”) y su hija. Esta aparente idílica relación corre el peligro de desmoronarse cuando la excéntrica familia de Marion (un padre de vuelta de todo, una hermana lanzadita y un excuñado macarrilla) viene de visita coincidiendo con la inauguración de su primera exposición importante. Hace unas curiosas fotografías. Con este panorama, esta correcta comedia transcurre basándose en las supuestas diferencias culturales entre los americanos y los franceses, con un humor, por momentos absurdo (tipo “dos paletos en Nueva York”…), que utiliza además las confusiones del idioma y otras triquiñuelas (el color de la piel, la crisis de los 40,…) para hacernos reir. Por momentos lo consigue, destacando el personaje del padre, Jeannot, que lo encarna Albert Delpy, padre en la vida real de la protagonista a quien también dirigió en “El Skylab”. Hay mejores comedias francesas pero esta se deja ver.

CINE: “LA JUNGLA: UN BUEN DIA PARA MORIR”.

Tras varios días de reposo y convalecencia, que mejor para retomar las buenas costumbres, que ir al cine a ver una de acción. Y con la quinta entrega de “La Jungla: Un buen día para morir”, me aseguraba tiros, carreras, persecuciones y todos esos ingredientes que le hacen pasar a uno un rato entretenido. Porque de eso se trata, pasar un buen rato viendo las nuevas fechorías de John McClane (un Bruce Willis al que el paso del tiempo no le afecta para encarnar este tipo de antihéroes magullados). En este caso nuestro amigo viaja a Rusia a ayudar a su hijo (Jai Courtney, a quien vimos en “Jack Reacher” y que es una especie de Sam Worthington hormonado) quien pretende evitar la venta ilegal de uranio por los típicos malotes rusos (Sebastian Koch y Cole Hauser). Sin dejar de ser previsible, incluso la tensa relación padre-hijo, la peli no defraudará a los seguidores de McClane. La ya citada conseguida acción se ve completada con los diálogos aderezados del típico humor negro de esta saga (“He pensado que podíamos improvisar y montar un pollo de los tuyos…”, “Allí hacen las cosas de manera distinta….-Yo también…”, “Papa, no empeores más las cosas”,…). En definitiva, muy correcta esta entrega dirigida por John Moore.

Y para acabar un breve comentario sobre la Gala de los Goya ayer: el mundo del cine español está repleto de personajes cansinos y amargados. Da pena que nos representen personajillos como Bardem y su madre, que engalanada y enjoyada en primera fila, mostraba la misma chapita que Cayo Lara. Me dan mucha pereza. En todo caso, espero que TVE y el Gobierno aprendan y dejen de lado esta vena masoquista de retransmitir su propia lapidación. Y sobre todo, !Enhorabuena a “Blancanieves”!.

CINE: “HITCHCOCK”.

Tengo la sensación de que Sacha Gervasi, director de “Hitchcock”, se ha quedado corto en este último acercamiento a la figura del “maestro del suspense” (“Vértigo”, “Con la Muerte en los talones”, “Encadenados”, “La Ventana Indiscreta”, “Los pájaros”,…). Vamos, que tener entre manos a este grande del cine, y un reparto estelar a su disposición, era una oportunidad para hacer algo más interesante. En este caso no es un verdadero “biopic” (biografía peliculada) ya que se centra exclusivamente en los días que rodean los preparativos de una de sus películas míticas, “Psicosis”. Rodaje que tuvo sus más y sus menos, como la falta de confianza de los productores que hizo que el orondo director se hipotecara para financiar un proyecto que muchos veían rarito (luego resultó un éxito con varias nominaciones a los Oscars). Sí muestra la peli el carácter peculiar de este no menos peculiar personaje (obsesivo, pelín “voyeur”,…), y lo que para muchos será un descubrimiento, la importancia que tuvo en su vida su mujer, Alma Reville, tanto en lo personal como en lo profesional. La pareja protagonista está interpretada por dos actorazos, oscarizados ambos: Anthony Hopkins (“El Silencio de los Corderos”) se mete, nunca mejor dicho, en la piel del obeso cineasta, y, aparentemente, cumple con su rol, aunque puede parecer exagerado/caricaturesco a los que no hemos visto en demasía el original. Por otro lado, Helen Mirren (“The Queen”) está impecable, como siempre. El plantel lo completan Scarlett Johansson como Janet Leigh, protagonista original del inquietante thriller, Jessica Biel como Vera Miles y James D`Arcy como Anthony Perkins. Además podemos ver a Toni Collete (“Pequeña Miss Sunshine”) como la insignificante asistente de Hitch o a Danny Huston (“X-Men Origins”) como el escritor amigo de Alma que provoca los celos de su marido. Se deja ver (ayudan los pildorazos de fino humor), pero insisto en que creo se ha desaprovechado una oportunidad para hacer algo mejor. Curiosamente en los próximos Oscars, solo la veremos aparecer en las nominaciones a Mejor Maquillaje…lo tiene crudo con “El Hobbit” y “Los Miserables”.

 

CINE: “EL ULTIMO DESAFIO”…VUELVE ARNOLD!!!

Para los amantes del cine de acción es una gran noticia la vuelta oficial a la gran pantalla del también grande Arnold Schwarzenegger, tras sus escarceos políticos y sentimentales (no cuentan sus apariciones breves en “Los Mercenarios” y su secuela, dirigidas por Sylvester Stallone y con quien le veremos en breve otra vez). En “El último Desafío”, dirigida por el coreano Kim Ji-woon, Arnold hace de “sheriff” de un tranquilo pueblecito fronterizo del sur de Estados Unidos, que ve alterada esa paz cuando un importante narcotraficante, Gabriel Cortez (un convincente Eduardo Noriega que sigue la estela de Banderas y algún otro, en hacer cine USA), que se ha escapado en un traslado, pretende huir del pais justamente por Sommerton Junction, el pueblecito de Arnie…mala elección. Para parar al malo y sus secuaces, y a falta de recursos ajenos, monta una especie de Equipo A…con loco incluido (Johnny Knoxville, guionista de Jackass, que pone el punto más cómico con su amor por las armas y sus peculiares atuendos). El resto del equipo lo componen Luis Guzmán (ese secundario latino que hemos visto tantas veces…”Traffic”), Rodrigo Santoro y Jaimie Alexander. Enfrente, el lugarteniente de Cortez está interpretado por Peter Stormare (le vimos hace poco en “Vacaciones en el Infierno” con Mel Gibson). También destacan el oscarizado Forest Whitaker (“El último Rey de Escocia”), el veterano Harry Dean Stanton y la hija del Puma Rodríguez, la guapa Génesis Rodríguez, como la rehén del narco. Entretenida y con buen ritmo, con conseguidas escenas de acción trepidante (buena presencia de la flota Chevrolet). Arnold no duda en mostrar su condición de “anciano”, lo que demuestra que vuelve con humildad y asumiendo sus achaques, no exentos de humor (“¿Cómo se encuentra Sheriff?,-Viejo!”…”Estás acabado abuelo”…). Es una lástima que no se hayan distribuido muchas copias en Madrid capital (ninguna en cines en VO), pero ya sabemos que estamos en época de preOscars y los cada vez menos cines que existen tienen sus prioridades.

MI ESTRENO EN EL 2013.

Se hizo esperar pero ayer día 31 de Enero tuve mi primer “performance” en 2013 (en el Centro de Convenciones del Parador de La Granja, Segovia). Una entrega de premios comerciales en un ambiente de mucha cordialidad. Esto ayuda a mi implicación con el público, sin la cual, la labor de un Maestro de Ceremonias se hace mucho más dura. Es más fácil presentar un acto con la audiencia de tu parte. Por lo tanto, solo quiero agradecer el “buenrollismo” que me ofreció ayer el cliente y que me permitió arrancar de manera positiva una temporada en la que voy a tener que pelear mucho los contratos.