CINE: “EL HOMBRE DE ACERO”.

Esta nueva versión de “Superman”, “El Hombe de Acero”, quiere marcar diferencias dándole más importancia a sus orígenes (espectaculares las escenas de Krypton) e insistiendo en las dudas sobre si debe desvelar su secreto (no querer mostrar sus poderes para que no le marginen en la tierra…incluso a costa de grandes sacrificios). Además el uniforme deja de tener el slip rojo tradicional (una aberración…) y no hay misterio por su doble personalidad (Clark Kent/Superman…hasta el final). Dicho esto, esta superproducción de casi dos horas y media no va a defraudar a los fans del cine de acción y de superhéroes (comparar la calidad de los efectos de ahora con los de las versiones del llorado Christopher Reeves no merece la pena…pero se nota). La historia es de todos conocida: ante el peligro de destrucción de su planeta, Krypton, los padres de Jor-El (el padre, un Russell Crowe, “Gladiator”, con más participación que Marlon Brando en su momento) le mandan a la tierra para salvaguardar su raza. Allí es “adoptado” por los granjeros que lo encontraron, los Kent, (Kevin Costner, “Bailando con lobos”, y Diane Lane, “Calles de fuego”) que, sabedores de sus poderes, lo protegen del mundo. Pero Clark Kent (este es su nombre terrícola) decide ir en busca de sus orígenes. En todo esto, un exkryptoniano, el General Zod (Michael Shannon, “Vanilla Sky”), que se libró de la destrucción, viene a la tierra, junto a sus “soldados”, en busca de Jor-El para cepillárselo. De todo esto es testigo la periodista Lois Lane (Amy Adams, “La duda”) que inmediatamente se pone del lado de Superman (por cierto, un cachitas Henry Cavill que ya mostró cuerpo en “Inmortals”). La peli muestra buenas escenas de acción (no podía ser menos con Zach Snyder como director (“300″,…) y con Christopher Nolan (saga “El Caballero Oscuro”) en la producción y coguionista), como corresponde, aunque con más enfrentamientos con los malos, sacrificando las típicas acciones de Superman de salvar a civiles a la que nos habían acostumbrado sus predecesoras. Por ahí aparece también un rellenito Laurence Fishburne como jefe de Lois. En definitiva, una entretenida versión del famoso superhéroe al que se ha pretendido humanizar un poco.

 

ABIERTO DE POLO DE MADRID: COPA VOLVO.

Os dejo unas instantáneas del pasado Abierto de Polo de Madrid, Copa Volvo, que tuvo lugar en el Club de Campo de Madrid y donde ejercí de Maestro de Ceremonias de las distintas entregas de premios que tuvieron lugar el pasado Viernes 21 y el Domingo 23 de Junio de 2013.

El primer día ejerció de madrina la embajadora de Pedro del Hierro, modelo, escritora, bloguera de éxito,…, María León, (como decimos en mi tierra “lo tiene tó…”, porque además es guapa y simpática “pa” rabiar) que aquí me acompaña junto a los ganadores del Trofeo Montepicaza.

El domingo hubo una gran asistencia y los niños fueron los protagonistas. Aquí rodean a los campeones y finalistas de la Copa Volvo, a quienes entregó los premios Germán López Madrid, Presidente de Volvo España, que aparece junto a Carmen Lomana, nuestra madrina del segundo día.

Mi “terno” del domingo era más apropiado para un partido de cricket…

CINE: “TRANCE”.

“Trance”, la última peli del británico Danny Boyle (creador de la genial “Slumdog Millionaire”, y director artístico de la Ceremonia de Apertura de los pasados Juegos Olímpicos de Londres, entre otras cosas), es una de esas películas que yo califico “de pensar”. No llega a la ida de olla de “Origen” o “El árbol de la vida”, pero tiene su aquel. Podría englobarse en el género de “pelis de robos” (por cantidad y calidad merecen su propia categoría) o calificarse como un thriller psicológico (de ahí lo de darle al coco…). El caso es que cuenta como Simon (James McAvoy, “El último Rey de Escocia”), un empleado de una casa de subastas, se implica en el robo de un cuadro en su propia empresa. En medio del jaleo, recibe un golpe en la cabeza que le provoca una amnesia que le impide recordar donde ha dejado el cuadro (aquí la marca España tiene algo de protagonismo al tratarse de un Goya…), con el consiguiente cabreo del jefe de la banda, Franck (Vincent Cassel, “Cisne Negro”, que si que tiene cara de mala leche). Como solución le obliga a asistir a sesiones de hipnoterapia con Elisabeth Lamb (la exótica Rosario Dawson, “Sin City”), única manera de indagar en el cerebro de Simon y recuperar la codiciada pintura. A partir de ahí las sesiones de hipnosis, no solo de Simon, sino de toda la banda, el triángulo amoroso (o sexual) del trío protagonista y la violencia (hay momentos que uno pone cara de asco…), nos conducen por un camino de tensión que nos llevará a un final sorprendente (que no lo voy a contar…), pero algo rebuscado. La mezcla de imágenes reales y oníricas es lo que a veces puede hacer perderte un poco. Pero está rodada con buen ritmo lo que aminora las posibilidades de desapego (lo que se viene llamando, desconectar…). En definitiva, una peli complicada con buenas y generosas (la Dawson no se corta…) interpretaciones.

 

CINE: “SOMOS GENTE HONRADA”.

Se presenta “Somos gente honrada”, del novel Alejandro Marzoa, como una comedia cuando en verdad tiene más de drama que de otra cosa. Si aceptamos el sutil humor que si es verdad que aparece entre líneas, aceptaría calificarla entonces como una correcta comedia dramática, que afronta un tema tan actual como es la desesperación por la falta de ingresos (la maldita crisis).  Dos amigos, Suso (el televisivo Paco Tous, “Los Hombres de Paco”, este tío cae simpático) y Manuel (Miguel de Lira, “Los girasoles ciegos”), se encuentran en una situación extrema. El primero ha tenido que cerrar el quiosco y al segundo su empresa de construcción se va a pique. Las relaciones familiares de ambos se ven afectadas por lo que todo parece que se va al garete. Con este panorama, en su rutina tipo “Los Lunes al sol” de ir a pescar se encuentran un paquete con 10 kilos de cocaina. Vender la droga les puede sacar de sus problemas, pero no tienen experiencia en esto del narcotráfico y además empiezan a surgir los dilemas morales de si estarán haciendo bien. Todos estos son los ingredientes que hacen que esta película, ambientada en Galicia (que mejor sitio para el tema de que se trata…además el realizador es vigués), resulte agradable ver en la poco menos de hora y media que dura. Muy actual. A los dos protagonistas, que llevan el peso de este largo, les acompañan actores conocidos del panorama patrio como Unax Ugalde, como el poli chuleta yerno de Manuel, y la guapa Manuela Vellés, como hija de Manuel.

CONGRESO FUNDACION MASHUMANO.

He tenido la suerte esta semana (días 11 y 12 de Junio) de ejercer de maestro de ceremonias del XII Congreso Fundación máshumano (antigua Fundación Mujer, Familia y Trabajo). El título del Congreso, “El valor de la experiencia, Talento Senior”, muestra unos de los aspectos sobre los que se habló mucho, y bien, en estos dos días: la importancia de incorporar a los Senior a la sociedad y no dejarlos de lado, solo porque hayan cumplido cierta edad. Pero se trataron muchas cosas que se pueden ver en www.congresomashumano.org. Por allí pasaron desde la Ministra de Empleo y SS, Fátima Báñez, hasta la científica Margarita Salas, pasando por Enrique Loewe, Carmen Posadas, Juan Antonio Sagardoy o el torero Luis Francisco Esplá. Grandes comunicadores como Alfredo Urdaci, Ermesto Sáenz de Buruaga o Xavier Horcajo, se encargaron, entre otros, de moderar las mesas.

 

CINE: “POPULAIRE”.

El cine francés nos tiene acostumbrados últimamente a enseñarnos divertidísimas comedias (“Intocable”, “Bienvenidos al norte”,…). “Populaire”, dirigida por Régis Roinsard, en cambio, no es tan divertida como sus predecesoras. Esta es una comedia romántica pelín ñoña, ambientada en la Normandía francesa de finales de los años 50. La estética “cincuentera” si está bien conseguida. Además es bastante previsible. Cuenta la historia de Rose Pamphyle (parece de coña llamar a una paletilla de pueblo “pánfila”…/Déborah François, “El Monje”, salvando las distancias, caracterizada como una especie de Audrey Hepburn rubia), la hija de un tendero de pueblo que, escapando de las pretensiones de su padre de casarla con un lugareño, encuentra trabajo en Lisieaux en la empresa de seguridad de Louis Échard (Romain Duris, “Los seductores”,…tiene un gesto raro…). Es un desastre como secretaria, pero tiene una habilidad especial escribiendo a máquina. Su jefe se da cuenta de su potencial, y le permite mantener el puesto si se presenta a las competiciones de mecanografía regionales. Para ello, la somete a un estricto entrenamiento (aquí ha sacado algo de “Rocky”…). Esa cercanía en el día a día provoca que entre ellos surja algo más…o no. Lo original se esta peli son sin duda esas competiciones de mecanografía, que están planteadas como verdaderas competiciones deportivas (hay fans, la competitividad, el cambio de papel es como un “pit stop” de Fernando Alonso,…). Aparecen por ahí algunos veteranos de la pantalla francesa como Miou Miou o Féodor Atkine, o la protagonista de la exitosa “The Artist”, Bérénice Bejo. Para pasar un rato agradable sin mayores pretensiones cinéfilas.

CINE: “TURISTAS”.

“Turistas” (“Sightseers”), es de esas sorpresas positivas de la cartelera que puede pasar desapercibida para el gran público porque no hay grandes nombres en sus créditos. Típico producto de cine independiente (británico en este caso) reconocido en Festivales menores. Y lo que han reconocido es su originalidad, premiando su guión en El Festival de Sitges o en los British Independent Film Awards (aquí también hubo reconocimiento actoral). Y eso al menos debería ser un buen aval. Y lo es. Cuenta como una pareja de novios, Chris y Tina (Steve Oram y Alice Lowe, co-guionistas además de protagonistas), emprenden unas vacaciones en su caravana para visitar sitios que alguna vez significaron algo en la vida de él (el Museo del Làpiz entre ellos…). Lo que supuestamente iba a ser un viaje idílico, se convierte de repente en una “horror movie”, cuando él saca a pasear su lado más oscuro. Esta comedia negra a modo de “road movie sangriento”, está repleta de un curioso sentido del humor, también negro, surrealista y absurdo por momentos (el personaje de la madre de ella). Por esto, y la dureza de algunas escenas, le veo cosas en común con el cine tarantiniano (se la recomiendo a los fans de Quentin), además de utilizar canciones de toda la vida (“The Power of Love” de Frankie Goes to Hollywood). El director, Ben Wheatley, no tardará en salir del anonimato.

CINE: “EL MENSAJERO”.

“El Mensajero” se diferencia de otras pelis protagonizadas por Dwayne Johnson (“El Rey Escorpión”, “Fast & Furious 6″,…), que está basada en hechos reales, y eso le da un punto de emoción…saber qué ocurrió en realidad. Y es que esta historia o una similar seguro la habéis escuchado alguna vez en las noticias. La de un padre coraje, empresario currante, John Matthews (Johnson), que hará todo lo que esté en su mano para reducir la condena a su hijo Jason (Rafi Gavron), que por confiar en un amigo se ha metido en un buen lío y es condenado a la cárcel por narcotráfico. La única manera de reducir pena es ayudando a las autoridades delatando otros “camellos”, pero como el chavea no tiene ni idea, el padre propone ser él quien ayude a las autoridades, para lo que llega a infiltrarse en una peligrosa red de chorizos, liderada por “El Topo” (Benjamin Bratt, “Catwoman”). Para poder hacerlo, cuenta con la ayuda de un empleado suyo, Daniel (Jon Bernthal, “Rampart”), con pasado delictivo, y el apoyo de la fiscal Keeghan (Susan Sarandon, que últimamente no para, “La Gran Boda”, “Un amigo para Frank”,…) y el agente Cooper (un Barry Pepper, “Salvar al soldado Ryan”, curiosamente caracterizado). Y aunque un pelín larga, es entretenida y no abusa de las escenas de acción y mamporros (que las hay, y  cada vez más a medida que avanza la peli), de las que el director, Ric Roman Waugh (“Felon”), sabe bastante por su pasado como especialista. Además Dwayne Johnson, “The Rock”, es sin duda de lo mejorcito dentro del elenco de actores cachitas (la cara de lerdo chuleta de Vin Diesel, por ejemplo, no se puede sorportar…) y es capaz de mostrar algún registro distinto, más allá de la típica cara de “te voy a matar”. Para pasar el rato.

CONVOCATORIA DE PROYECTOS SOCIALES SANTANDER.

El pasado 9 de Abril presenté en Casa América los premios solidarios (V Convocatoria de Proyectos Sociales) que el Santander entrega a distintas asociaciones benéficas como resultado de una votación interna entre los empleados del banco. Los ganadores este año fueron: Fundación Bobath, Federación Española de Bancos de Alimentos, Cris Contra el Cáncer, Fundación Madrina, Fundación Padre Garralda Horizontes Abiertos y Fundación Síndrome de Dravet. Brillante iniciativa en apoyo a estas asociaciones que hacen una gran labor social.

CINE: “UN AMIGO PARA FRANK”.

“Un amigo para Frank”, de Jake Schreier, es una tierna comedia que nos enseña en un futuro cercano a Frank (Frank Langella, el Nixon de “El desafío: Frost contra Nixon”), un gruñoncete viejo exladrón al que le va fallando la cabeza, por lo que su hijo Hunter (James Marsden, “X Men”) decide regalarle un robot para que le ayude a modo de mayordomo. Decisión que no comparte su hija Madison (Liv Tyler, Arwen de “El Señor de los Anillos”), típica hija ecologeta coñazo en contra de los avances técnicos. Lo que al principio le resulta incómodo, casi insultante (considera que no necesita ayuda…), acaba convirtiéndose en algo necesario en su vida, incluso para recuperar sus antiguas aficiones delictivas. Y la he calificado al principio de tierna, porque no se trata de una comedia desternillante, si no todo lo contrario, una película con humor fino, y porque afronta temas que se acercan más al drama, como la pérdida de memoria, la dependencia de los mayores, etc, pero desarrollado con simpatía, como su flirteo con la bibliotecaria Jenniffer (la gran Susan Sarandon a la que hemos visto hace poco en “La Gran Boda”): “A ver que libro encontramos que no te hayas leido al menos tres veces…”. Película premiada en festivales como el de Sundance o el de Sitges, es típico ejemplo de producción modesta con buenos actores y muy agradable de ver. La voz del robot en la versión original (yo la ví en los muy recomendables Cines Verdi de Bravo Murillo, 28, Madrid) es de Peter Sarsgaard.