DOCUMENTAL: “SALIR DEL POZO”.

El pasado miércoles asistí en el auditorio de Casa de Vacas (Retiro, Madrid), al pase del documental “Salir del pozo”, sobre la figura del carismático Padre Jaime Garralda. Como vino a decir Carmen Aguilar, la joven periodista que ha dirigido el mismo, hacer una película sobre un cura no parecía lo más oportuno, por poco actual. Pero una vez conocida la personalidad del Padre Garralda y su inmensa labor humana y solidaria, su opinión y la de todos los que se involucraron en este proyecto, “hecho sin dinero”, cambió radicalmente. Y es que Jaime Garralda es la leche. A sus 93 años sigue dedicándose en cuerpo y alma a los más marginados. “A una viejita todo el mundo la quiere, a una maltratada todo el mundo la acoge,…, pero a un drogadicto todo el mundo lo rechaza”. Tiene una personalidad arrolladora y un discurso directo. “Los curas y políticos en muchos casos predican pero no comunican”. Pero Jaime predica con humildad y comunica con efectividad. Y esa efectividad se ve reflejada en todo lo que hace su Fundación Horizontes Abiertos- Padre Garralda (para más info www.horizontesabiertos.org). Y todo lo hace con un espíritu incansable. “Lo que tardaría en quejarme lo empleo en buscar…y es más rentable”. Y además todo lo hace con un sentido del humor y una cercanía, que si hubiera muchos más curas como él, creo que la sociedad sería un poquito mejor.

En el acto de presentación del documental, el Padre Garralda estuvo acompañado por María Matos, presidenta de la Fundación Horizontes Abiertos, Angel Yuste, Secretario General de Instituciones Penitenciarias y Lola Navarro, Delegada de Familia y Servicios Sociales del Ayuntamiento de Madrid, que ejerció de anfitriona, además de la ya mencionada Carmen Aguilar. En la poca más de media hora que dura este interesante documental (la vida de Jaime Garralda daría para un largometraje…muy largo) podemos verle en acción desde muy joven (con esa porte de galán de Hollywood y siempre una sonrisa en la cara), desde Granada a Panamá, llegando a nuestros días en plena forma y siempre pendiente de los demás. Testimonios de personas que se han beneficiado de su labor atestiguan su bondad y generosidad. A destacar su labor con las mujeres en las cárceles, y, especialmente, con los hijos pequeños de esas mujeres (las Unidades de Madre, los Hogares de Acogida, los Campamentos de Verano,…). “Ellos no son culpables de lo que han hecho sus madres”.

Un gran hombre y un gran ejemplo para todos los que tenemos la suerte de conocerle.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>