PREMIOS XXV ANIVERSARIO FUNDACIÓN SÍNDROME DOWN MADRID.

El pasado día 16 de Junio tuve el honor de ser el Maestro de Ceremonias en la entrega de Premios del XXV Aniversario de la Fundación Síndrome Down de Madrid. Down Madrid (www.downmadrid.org) quiso reconocer a aquellas empresas, instituciones y personas que han estado cerca de la fundación, ayudando a esta a realizar su magnífica labor en pro de las personas con discapacidad intelectual. Fue un acto entrañable que tuvo lugar en el auditorio del recién remozado Museo Arqueológico Nacional. Os dejo alguna fotos de la gran artista Rosa Majó.

El auditorio del MAN ofrecía un buen aspecto.

La gran Nuria recogió su merecido galardón de manos de Alvaro Alonso, Presidente del Patronato de Down Madrid.

El presidente de la ONCE, Miguel Carballeda, aprovechó para presentar junto a Alvaro Alonso, el cupón dedicado a Down Madrid del próximo día 25 de Junio.

Los galardonados junto al coro que canto al final.

!! ENHORABUENA Y FELICIDADES A DOWN MADRID¡¡

 

CINE: “LAS DOS CARAS DE ENERO”.

“Las dos caras de Enero”, es el primer largo de Hossein Amini (guionista de “Drive”), y basada en una novela de Patricia Highsmith (otras obras suyas se han llevado a la gran pantalla, como “Extraños en un tren”). Es un “thriller” de corte clásico (me recuerda a “El hombre que sabía demasiado” de Hitchcock…pero salvando las distancias, o a la más reciente “Shanghai”, también guionizada por Amini), que va de menos a más (como algunas faenas), y que consigue buenos momentos de tensión (la escena en las catacumbas, o en la fila de los pasaportes), a los que acompaña una conseguidísima y no menos clásica música compuesta por el español Alberto Iglesias. Estamos en el año 1962. Cuenta como el matrimonio Macfarland, Chester y Collete (Viggo Mortensen, “Alatriste”, y Kirsten Dunst, “Spiderman”), se cruzan durante su visita al Partenón con un pícaro americano, que ejerce de guía en la zona, Rydal (Oscar Isaac, “A propósito de Llewyn Davis”), al que acaban invitando a cenar. Tras la estilosa pareja americana se esconde una realidad muy bien distinta de engaños y fraudes. Rydal se ve implicado en las movidas de la pareja y a partir de ahí los tres se tendrán que entender, o no, para salir airosos. Entre medias se mezclan los celos, la ética y alguna misteriosa muerte. Aunque el filme se centra en los tres protagonistas, destacaría la presencia de Daisy Bevan, efímera novia de Rydal, hija de la actriz Joely Richardson (nieta por lo tanto de la gran Vanessa Redgrave) y de uno de los productores de la peli, Tim Bevan. ¿La habrán enchufado?. Otro de los productores es el actor Max Minghella (“La red social”). En definitiva, un buen entretenimiento para los aficionados al cine negro.

CINE: “DOS MADRES PERFECTAS”.

Aunque solo sea por ver a esas dos pedazo de actrices en plena madurez, Robin Wright (“Forrest Gump”) y  Naomi Watts (“Lo imposible”) (Robin siempre me ha parecido cañón…), merece la pena ver “Dos madres perfectas”, de Anne Fontaine (“Nathalie X”, que también ejerce de guionista junto a Christopher Hampton), que trata un tema, que podría ser escandaloso y llevarlo por el camino más oscuro, el de los cruces de pareja (de madres e hijos!!!), de manera delicada y elegante. Se trata de un drama que no llega a ser un dramón, que toca todas las aristas posibles que surgen de las relaciones de pareja: infidelidades, celos, dudas,…y, por supuesto, trata de amor.  Roz (Wright) y Lil (Watts), son dos amigas de la infancia que siempre han sido vecinas en un entorno paradisíaco (como dice Francisco Marinero en “La Luna de Metrópoli”, nº 527, “Dos amigas íntimas, inseparables desde la infancia, que viven en casa contiguas al borde de una playa, un escenario envidiable, en una suerte de verano perpetuo”.). Sus dos hijos, Tom (James Frecheville, “Animal Kingdom”) e Ian (Xavier Samuel, visto en “La saga Crepúsculo”), también son inseparables desde pequeños. Siendo Lil ya viuda y Roz con su marido de viaje (Ben Mendelsohn, “Cruce de caminos”), acaban sucumbiendo a los encantos se sus hijos (del de la otra claro…). La peli se plantea en un amplio periodo de tiempo por lo que da tiempo a ver el inicio de esa casi pecaminosa relación y sus idas y venidas, con terceros por medio del camino. Buen ritmo, a pesar de los silencios (muy necesarios…hay que pensarse dos veces lo que están haciendo!), y como dije al principio, dos grandes actrices que le dan mucha credibilidad a lo que puede parecer algo inaudito (aunque hoy en día deberíamos estar curados de espanto…). Como dato, esta basada en el libro “Las abuelas” de Doris Lessing, Premio Nóbel de Literatura 2007. Interesante.

CINE: “X-MEN: DIAS DEL FUTURO PASADO”.

Está claro que este es un cine para fans de la saga. De hecho, para entender del todo “X-Men: Días del futuro pasado”…(el subtítulo ya te lía para empezar)…conviene estar al tanto de la anterior entrega “X-Men: Primera generación”, precuela que te ponía en antecedentes de las tres primeras entregas (“X-Men”, “X-Men 2″, y “X-Men Orígenes: Lobezno”), las dos primeras dirigidas por Bryan Singer (“Sospechosos habituales”), que vuelve a ponerse al frente. Y digo que es preferible haber visto las otras porque en esta salen incluso escenas de las anteriores para ponerte en situación. Y lo que esta vez cuenta, como dice mi amigo Luis Cadarso, que me acompañó a los Conde Duque Santa Engracia, “ya lo hemos visto en “Terminator”“. Y no le falta razón. Nos situamos en el 2023, y los mutantes y humanos están en peligro de extinción, dominados por unos guerreros llamados “Centinelas” que fueron creados por el maléfico profesor Bolivar Trask (Peter Dinklage, el enano de “Juego de Tronos”), robots creados a partir de los superpoderes de los propios mutantes, lo que les hace inmunes ante ellos. La única solución posible es mandar a Lobezno (Hugh Jackman, “Los miserables”) al pasado, utilizando los poderes de Kitty Pride (Ellen Page, “Juno”), y que intente evitar que Mística (Jennifer Lawrence, “Los Juegos del Hambre”) atente contra Trask, lo que desencadenó todo. También tendrá que intentar buscar la ayuda de Carlos Xavier/Professor X (James McAvoy, “El último Rey de Escocia”, y Patrick Stewart, “Star Treck”, de joven y viejo respectivamente) y Magneto (Michael Fassbender, “12 años de esclavitud”, y Ian Mckellan, “El Señor de los Anillos”, idem). Es innegable la calidad de los efectos especiales y la espectacularidad de muchas de sus escenas. Así que los aficionados a la ciencia ficción y los “superhéroes” están de suerte. No faltan pinceladitas de humor, que se agradecen. Se puede hacer un poco larga a los no fans. También podemos ver a Famke Janssen/Jane Grey (“Goldeneye”), James Marsden/Scott Summers (“The Box”), Anna Paquin/Rogue (“Jane Eyre”), Halle Berry/Tormenta (“Catwoman”), Nicholas Hoult/Bestia (“Un niño grande”), Omar Sy/Obispo (“Intocable”) o a Shawn Ashmore/Iceman (“El silencio”). Entretenida…no tanto para Luis.

CINE: “AL FILO DEL MAÑANA”.

Pues más o menos era lo que me esperaba. No hablo de la abdicación, que eso es cosa seria. Me refiero a “Al filo del mañana”, la última peli de acción donde podemos ver al inagotable Tom Cruise (saga “Misión Imposible”). Sigue manteniéndose en forma, poniendo caritas, y buscando actrices que no delaten sus escasos 1,60…Sus fans estarán contentas porque la cosa funciona. Esta vez Cruise es el Comandante William Cage, típico militar de despacho, más dedicado a la propaganda que a la acción, al que el General Brigham (Brendan Gleeson, “El iralndés”) le encarga, en contra de su voluntad, una misión en primera línea. Su torpeza le hace palmarla a las primeras de cambio en esa especie de desembarco de Normandía galáctico. Pero al morir matando a uno de los aliens enemigos que se están apoderando del planeta, los miméticos ( un mix entre araña y los monstruos de la original “Alien”), entra en un bucle al estilo “El día de la marmota”, lo que le permitirá ir cogiendo experiencia y acabar siendo el elemento fundamental y necesario para acabar con los bichos malos. En ese cansino repetir su jornada, se cruza con una heroina por todos respetado, Rita Vrataski (Emily Blunt, “La pesca del salmón en Yemen”), que se convertirá en su aliada. Los buenos efectos especiales y lo dinámico de la acción (el director, Doug Liman, “El caso Bourne”; tiene experiencia), hacen que al menos sea entretenida, sin más. Hecho de menos alguna pincelada más de humor. Está basada en un manga de Hiroshi Sakurazaka. También podemos ver a Bill Paxton (“Apollo 13″), como el típico rígido sargento, al que poco a poco (bucle a bucle…) le va cogiendo la vez.