CINE: “MATAR AL MENSAJERO”.

Matar_al_mensajero-965038094-main“Matar al mensajero”, Michael Cuesta (“L.I.E.”), está basada en una historia real. La historia de Gary Webb (un efectivo Jeremy Renner, “En tierra hostil”), un periodista de un humilde periódico, San José Mercury News, que tiene la osadía de destapar los tejemanejes del gobierno americano con narcotraficantes centroamericanos (uno de ellos interpretado por Andy García, “Los intocables de Eliot Ness”), con el objetivo de conseguir pasta para financiar a la contra nicaragüense, permitiendo a la vez que ingentes cantidad de droga entrara en barrios deprimidos de distintas ciudades USA. Una noticia demasiado importante para que cuajara por lo que el gobierno, los medios más poderosos, incluso su propio periódico (a la cabeza Oliver Platt, “2012″, y Mary Elizabeth Winstead, “La cosa”) y su familia en cierto modo, dudaron de la credibilidad de sus investigaciones. Es una peli de uno, Webb, contra el resto del mundo…jodido el tema. Hecho de menos un poco más de acción y tensión en la trama. Lenta por momentos. Y con un previsible final… decir esto en una historia real no tiene mucho mérito. Al contrario que en “Escobar…”, aquí si hay comentarios e imágenes finales (incluidas del Gary Webb real…) que aclaran el final de la historia. A los ya citados hay que mencionar a innumerables caras conocidas como Rosemarie DeWitt (“Los amos del barrio”), como su sufrida mujer; Lucas Hedges (“Moonrise Kingdom”), como su maduro hijo mayor; nuestra paisana Paz Vega (“Lucía y el Sexo”); Barry Pepper (“La milla verde”); Michael Sheen (“Midnight in Paris”); Robert Patrick (el malo de “Terminator 2″) o Ray Liotta (“Uno de los nuestros”). Pasable…si encuentras donde verla (poca distribución).

CINE: “ESCOBAR: PARAISO PERDIDO”.

Escobar_Para_so_perdido-354956535-largePuede engañar el título de esta primera peli de Andrea Di Stefano, “Escobar: paraiso perdido”, porque en realidad el protagonista es un joven canadiense, Nick (el irrelevante Josh Hutcherson, Peeta en “Los juegos del hambre”), que se instala con su hermano Dylan (Brady Corbet, “Melancolía”) en unas paradisíacas playas colombianas con la intención de montar un chiringuito y hacer surf. Allí conoce y se enamora de María (Claudia Traisac, vista en series como “Cuéntame…”), que resulta ser la sobrina de Pablo Escobar (Benicio del Toro, “Traffic”, llena la pantalla con su presencia), uno de los narcotraficantes más poderosos de la historia. Esa relación le va a ir metiendo a Nick en un sinfín de problemas…como era de esperar. Así que no es el típico “biopic” sobre Escobar, aunque sin duda deja retazos de como debió ser su existencia. Desde la opulencia representada en esa Hacienda Nápoles llena de animales exóticos, hasta la maldad con la que trataba a sus enemigos…y amigos. Por otro lado, se quiere hacer ver también ese lado solidario, familiar y bonachón con el que entiendo,querría mitigar sus atrocidades. Eché de menos esas aclaraciones (qué pasó con…) que suelen poner en muchos “biopics” al final de las mismas (a veces acompañadas de fotografías de los personajes reales). Así que es una historia de amor dramática (entre Nick y María), que se va convirtiendo en un “thriller” de acción con momentos de verdadera tensión. Bien ambientada y con buen ritmo la peli merece la pena. Lo que no se si merece la pena es el personaje de Escobar…un cabrón con pintas. También se puede ver como esbirro del capo a Carlos Bardem (“Celda 211″), del clan de los anticapitalistas…aunque se nutra del sistema.

CINE: “INTERSTELLAR”.

Interstellar-366875261-largeMe pongo a escribir de “Interstellar” justo el día en que nos llega la noticia de que el hombre “ha puesto un pie” en un cometa. Mera coincidencia, porque películas que traten los misterios del espacio y la grandiosidad del mismo componen de por sí un subgénero cinematográfico. Es esta última creación de Christopher Nolan ( “El caballero oscuro”, dirige, produce y guioniza junto a su hermano pequeño Jonathan) una espectacular superproducción de dos horas tres cuartos (no se hace tan larga…) en la que se nos plantea un futuro en el que la Tierra se está volviendo inhabitable por lo que hay que buscar otros mundos donde mudarse. Aquí es donde aparece Cooper (Matthew McConaughey, “Dallas Buyers Club”, sin duda dejando atrás su cartel de guaperas y asentándose como uno de los grandes), un granjero viudo y expiloto, que vive tranquilamente en el campo con sus dos hijos, Tom (Casey Affleck, “Adios pequeña, adiós”, en su etapa madura) y Murph (la sorprendente, y dará que hablar, Mackenzie Foy, “Expediente Warren”, en su etapa infantil, y Jessica Chastain, “La noche más oscura”, y Ellen Burstyn, “El exorcista”, en su madurez y vejez respectivamente), y su suegro Donald (el veterano John Lithgow, “Máximo riesgo”). Su tranquilidad no durará mucho, ya que la NASA lo recupera para que emprenda una difícil misión (a lo “Armageddon”…), lo que le supondrá tener que dejar su familia atrás…sin saber si volverá. Emprende el viaje galáctico acompañado de Brand (Anne Hathaway, “Los miserables”), Doyle (Wes Bentley, “Las cuatro plumas”), y Romilly (David Gyasi, “El atlas de las nubes”), y con muchas incógnitas por delante. La verdad que la peli tiene momentos de todo tipo: emociona, te mantiene tenso, te sorprende…incluso te saca alguna sonrisa (esos robots con sentido del humor). Siempre bien acompañada por la música de Hans Zimmer, y también espectacular en sus paisajes (gran fotografía y buenos efectos…incluso con guiño Nolan a “Origen” y sus dobleces…). Pero reconozco que cuando se ponen profundos con las dilataciones temporales, los agujeros negros, etc,… tanta ciencia me supera. Pero bueno, es que eso de pensar en el cine no está hecho para mí. Otra caras conocidas como Matt Damon (“Infiltrados”), Topher Grace (“La sombra de la traición”), David Oyelowo (“Jack Reacher”), Willian Devane (“Marathon Man”), o el gran Michael Caine (“Un par de seductores”), le dan categoría a este largo que merece la pena ver.

CINE: “CAMINANDO ENTRE LAS TUMBAS”.

Caminando_entre_las_tumbas-826025505-largeLiam Neeson (“La lista de Schlinder”) ha encontrado hueco, en su madurez como intérprete, en papeles tipo vengador (“Venganza”…va por la tercera entrega), justiciero o similar (al estilo Charles Bronson…también en su madurez). En “Caminando entre las tumbas”, de Scott Frank (“The lookout”), se pone en la piel del detective expolicía exborrachín, Matt Scudder ( sucede a Jeff Bridges en “Ocho millones de maneras de morir”), que decide ayudar a un narcotraficante, Kenny Kristo (Dan Stevens, “El quinto poder”), a atrapar a los secuestradores y asesinos de su mujer, Ray y Albert (David Harbour, “The Equalizer”, y Adam David Thompson, “+1″), dos perturbados. Es un thriller de correcta factura, aunque no muy original, y previsible por momentos. A Neeson le pega sin duda el papel y eso hace la peli más llevadera. Además de las pinceladas de humor (siempre digo que necesarias), que sobre todo se ven en su relación con un adolescente sin techo, T.J. (el rapero y finalista del programa “Factor X”, Brian “Astro” Bradley, “Tierra a Eco”), con ansias de convertirse también en investigador privado. También podemos ver a Boyd Holbrook (“Perdida”), como Peter, el hermano yonqui de Kenny que le pone en contacto con Matt. Un dato curioso: aparece Danny DeVito en los créditos como uno de los productores. El guión es una adaptación de una de las novelas de Lawrence Block con Scudder como protagonista. Como dije antes….correcta.

CINE: “FILTH, EL SUCIO”.

Filth_el_sucio-811325525-large“Filth, el sucio”, de Jon S. Baird (“Cass”), es el retrato de Bruce Robertson (la interpretación de James McAvoy, “El último Rey de Escocia”, sin duda lo mejor de la peli), un poli de Edimburgo que aspira a un ascenso para lo que se le presenta una buena oportunidad con la investigación del asesinato de un oriental. Tendrá que luchar contra sus colegas, a los que ve como competidores en su deseada promoción, y, sobre todo, contra sus adicciones y falta de escrúpulos (mucho en común con nuestro Torrente…drogadicto, racista, homófobo,…). Es una película de las que yo califico de “raras”. Tiene un toque surrealista en como recrea las “idas de olla” del protagonista. Eso sí, no le falta ritmo a la cinta en ese proceso autodestructivo del mismo. Si “Torrente” es pura comedia, aquí estamos más ante una tragicomedia. Hay personajes cómicos como Bladesey (Eddie Marsan, “El ilusionista”), el “unico amigo” de Bruce, que en el fondo son un puro drama. Además de McAvoy, podemos ver otras caras conocidas como Jamie Bell (“Billy Elliot”) e Imogen Poots (“Jane Eyre”), como algunos de sus compañeros; el veterano Jim Broadbent (“Gangs of New York”), como el doctor que cuida su coco; o David Soul (el rubio de la mítica serie “Starsky & Hutch”), irreconocible en un “de repente” numerito musical (una nota más de la rareza de esta peli). Basada en una novela de Irvine Welsh, no es una de mis recomendaciones del mes…

CINE: “EL JUEZ”.

El_juez-371929853-largeEn “El Juez”, David Dobkin (“El cambiazo”), podemos ver un gran duelo interpretativo entre uno de los actores más comerciales del momento, Robert Downey Jr. (“Iron Man”), y uno de los veteranos con mejor CV de Hollywood, Robert Duvall (“Apocalypse Now”, “El Padrino”,…). Ya sólo por verlos merece la pena. Y ambos son protagonistas de las distintas historias que se combinan perfectamente es este largo (y bien largo…casi dos horas y media): las nulas relaciones padre hijo, y la necesidad de entenderse, y el juicio, eje central de la peli (las pelis sobre temas procesales, juicios, etc, son un género por si mismo). Downey Jr. interpreta a un descarado y fanfarrón abogado de la gran ciudad, Hank Palmer (le pega todo el papel), que tiene que volver a su pueblo para el entierro de su madre. Hace tiempo que no aparece por allí, entre otras cosas por las nulas relaciones con su padre, Joseph Palmer, el reputado Juez de la localidad. Durante su estancia, un desafortunado incidente involucra al Juez Palmer en la muerte de un paisano, por lo que Hank, en contra de su voluntad ( y la de su padre), no tendrá más remedio que alargar su estancia para ayudar a su progenitor. A estas dos estrellas hay que sumar unas buenas interpretaciones del resto del elenco, como la de Vera Farmiga (“Up in the air”), como Samantha, una novia del pasado; Vincent D´Onofrio (“La chaqueta metálica”) y Jeremy Strong (“La noche más oscura”), como los hermanos de Hank que no han podido salir del pueblo (por distintos motivos); Billy Bob Thornton (“Armageddon”), como el abogado acusador; o los veteranos Ken Howard (“John Rambo”) y Denis O´Hare (“Mi nombre es Harvey”), como el juez y el doctor respectivamente. En una historia que casi todo es triste o dramático, se cuela con buen tono, un aderezo cómico que le dan un toque muy especial, que sin el, se haría seguro un poco pesada. Recomendable.