CINE: “LA SOMBRA DEL ACTOR”.

La_sombra_del_actor-782270295-largeDa gusto ver a grandes actores como Al Pacino (“Serpico”, “El Padrino”,…) seguir al pie del cañón y demostrando que la edad no tiene límites para la interpretación. Y sólo por el hecho de verle a él merece la pena acercarse a “La sombra del actor”, de otro veterano como Barry Levinson (“Rain Man”, “Good Morning Vietnam”,…), donde Pacino interpreta a un veterano actor, Simon Axler, que pierde sus facultades en pleno escenario, lo que le hace retirarse de la escena y entrar en depresión. En pleno proceso autodestructivo se cruza con Pegeen (una formidable Greta Gerwig, “Frances Ha”, le planta cara al prota), la hija lesbiana de una antigua compañera de trabajo que le cambia la vida. Un tema tan dramático (y triste) como es la decadencia personal, es tratado de manera tragicocómica, llegando a veces a momentos de comedia tonta (la conversación de él con los padres de ella, Diane Weist, “Balas sobre Broadway”, y Dan Hedaya, “Commando”, en el veterinario), lo que hace más liviano el tema y más agradable su visionado. Como dicen las notas de producción, es un buen trabajo sobre “lo que ocurre cuando tu gran pasión y talento dejan de existir”. Supongo que no tienen nada que ver (muy cercanas en el tiempo para inspirarse una en otra), pero le he visto similitudes a la recientemente oscarizada “Birdman” (el inicio, las fantasías de Axler,…). Un buen trabajo de la pareja protagonista avala el ir a verla. Además hay otras caras veteranas como la de un irreconocible Charles Grodin (“Beethoven, uno más de la familia”), como Jerry, su agente y amigo, o Dylan Baker (“La celda”), como el Dr. Farr, su médico “a distancia”.

CINE: “EL MAESTRO DEL AGUA”.

El_maestro_del_agua-657397070-largeMe he quedado con un raro sabor de boca tras “degustar” la primera incursión detrás de las cámaras del ya consagrado actor Russell Crowe (su Máximo Décimo Meridio de “Gladiator” ya forma parte de los personajes indispensables del séptimo arte). “El Maestro del agua”, como se llama su “ópera prima”, y que él también protagoniza (…y monopoliza…), nos traslada a principios del siglo XX. Basada en hechos reales, nos cuenta la historia de Joshua Connor (Crowe), un experto en encontrar agua en su Australia natal (habilidad que parece le sirve para más cosas…), que decide viajar hasta tierras turcas para encontrar los cuerpos de sus tres hijos, Arthur (Ryan Corr, “Wolf Creek 2″), Edward (James Fraser, “Los chicos de diciembre”) y Henry (Ben O´Toole, de la serie TV “Love Child”),  supuestamente muertos en la sangrienta Batalla de Galípoli (1915). Esto, que, en teoría es la trama principal, y que podría haberle dado mucho juego para hacer una película más espectacular, pasa a un segundo plano, dándosele casi más importancia a la muy previsible historia de amor que parece surgirá entre Connor y la gerente del hotel donde se aloja en Estambul, Ayshe (la guapa Olga Kurylenko, “Centurión”). De hecho la intriga en la búsqueda de sus hijos es mínima (falta emoción), y las escenas de acción/guerra que se intercalan, parecen batallitas de estudio (han utilizado los recursos justitos). En definitiva, correcta sin más. También podemos ver a Jai Courtney (“Divergente”), como el Teniente Coronel Hughes, militar al mando de la “zona cero” que le presta ayuda; y a los actores turcos Yilman Erdogan (“Vizontele”) y Cem Yilmaz (“Hokkabaz”…igualito que Arda Turam…el del Atleti…), como los mandos turcos, que han pasado de ser enemigos a colaboradores.

CINE: “FAST & FURIOUS 7″.

Fast_Furious_7_A_todo_gas_7-904800766-largeNo va a decepcionar a los seguidores de esta longeva saga “Fast & Furious 7″. Y además están de suerte, pues se deja la puerta abierta para una octava entrega, y si encima, la taquilla funciona…como lo está haciendo…pues ya se sabe. Todo lo anterior a pesar del fallecimiento en pleno rodaje (como no podía ser de otra manera en accidente de coche) de uno de sus protagonistas, Paul Walker (“Bobby Z”), a quien se dedica esta peli con un emotivo homenaje al final. Así, la película dirigida por James Wan (“Saw”), ofrece persecuciones inverosímiles, peleas eternas (yo siempre me digo…”a mi me pegan un piñazo como esos y me quedo k.o. en el segundo uno”…pero estos tienen más aguante), carreras hipersónicas,…, y todo ello aderezado con algún chistecito y algún toque romántico y sentimental (estos son los que más chirrían…aparte del careto de Vin Diesel (“Riddick”)). En este séptimo capítulo, toda la pandi de Dominic Torreto (Diesel) y Brian  O´Conner (Walker), aparentemente viven retirados de su vida de acción. Pero la aparición en escena de Deckard Shaw (interesante incorporación de Jason Statham, “Transporter”), en busca de venganza por su hermano Owen (Luke Evans, “Inmortals”), les hace volver a ponerse las pilas. Todo se complica además cuando un misterioso agente del gobierno, Mr. Nobody (el veterano curtido en pelis de acción Kurt Russell, “Tango y Cash”), les implica en el rescate de la hacker Ramsey (Nathalie Emmanuel, vista en la serie TV “Juego de Tronos”) y un valiosísimo programa informático, que, en las manos inadecuadas, puede ser letal. Y por ahí aparece también el terrorista Jakande (Djimon Hounsou, “Diamantes de sangre”), ansioso por hacerse con el programita (God´s Eye). Repite el equipo entero: la desmemoriada Letty (Michelle Rodriguez, “Avatar”);  la guapa Mia (Jordana Brewster, “American Heist”); el pesado de Roman (Tyrese Gibson, “Transformer”); el genio Tej (Ludacris, “Resacón en Las Vegas”); Mr. cachas Hobbs (Dwayne Johnson, “El rey escorpión”); y la menudita Elena (nuestra Elsa Pataky, “Serpientes en el avión”). Pura acción.

CINE: “UNA NOCHE PARA SOBREVIVIR”.

Una_noche_para_sobrevivir-707625667-large“Una noche para sobrevivir”…ese es el título de la peli que vi ayer, y el tiempo que necesita Jimmy Conlon (el gran Liam Neeson, “La lista de Schindler”, se está especializando en dar mamporros), un ex-sicario en horas bajas, para evitar que su ex-jefe mafioso, Shawn Maguire (Ed Harris, “La roca”), acabe con él, y , sobre todo, con su hijo Michael (Joel Kinnaman, “RoboCop”), quien, sin quererlo, se ha visto involucrado en un ajuste de cuentas con el hijo de Shawn, el pasado de rosca Danny (Boyd Holbrook, “Caminando entre las tumbas”). Dinámico thriller de acción dirigido por el español Jaume Collet-Serra (“La casa de cera”), lleno de eléctricas persecuciones y con efectistas planos de cámara que ayudan a dar ritmo a este largo. No muy original (nula relación padre-hijo, venganza del hijo desastre,…) y con algunas fantasmadas permisibles en el género, al menos mantiene la tensión por momentos para hacerla pasable. A la trama se suman el detective Harding (Vincent D´Onofrio, “La chaqueta metálica”), que lleva toda la vida tras los pasos de Jimmy y ahora ve una oportunidad de oro para trincarlo; Gabriela (la guapa hija de El Puma, Génesis Rodríguez, “Al borde del abismo”), mujer abnegada de Mike; Pat Mullen (Bruce McGill, “Collateral”), la mano derecha de Shawn; Price (el cantante Common, “Selma”), un asesino a sueldo sin escrúpulos; y en un papel menor, el tío Eddie (la otrora gran estrella Nick Nolte, “El cabo del miedo”, bastante cascado). Recomendada a los seguidores de Neeson en esta faceta suya tan exitosa de antihéroe tipo “Venganza” o “Non- Stop” (también con Collet-Serra).

CINE: “EL NUEVO EXOTICO HOTEL MARIGOLD”.

El_nuevo_ex_tico_Hotel_Marigold-459252008-largeAyer por la noche, a mi vuelta de Orihuela (que buena gente hay por allí), tuve la oportunidad de ir al pase solidario de “El nuevo exótico Hotel Marigold”, a beneficio de la Fundación Horizontes Abiertos Padre Garralda (www.horizontesabiertos.org), y gracias a la colaboración de Movierecord y Cinesa (en el Proyecciones tuvo lugar el evento). Esta es la secuela de la exitosa “El exótico Hotel Marigold”, ambas dirigidas por John Madden (“Shakespeare in Love”),  y que viene a ser un poco más de lo mismo. Nos enseña las infantiloides relaciones de amor maduro (parece contradictorio pero es que son como niños…) de los inquilinos del hotel que da nombre a la peli, que está regentado por un impulsivo joven hindú, Sonny (un divertido y a la vez exagerado Dev Patel, “Slumdog Millionaire”), que se encuentra enfrascado entre su ambicioso plan de expansión hotelera, y los preparativos de su boda con la guapa Sunaina (Tina Desai, “Dussehra”). Así podemos volver a ver a la antipática Muriel (Maggie Smith, “El cuarteto”), co-directora del hotel que parece cabreada con el mundo (en su mala leche está parte de lo más cómico); la tensión amorosa entre Evelyn (Judi Dench, “Philomena”), y Douglas (Bill Nighy, “Love Actually”), que, como a dos adolescentes, les cuesta declararse su amor; la promiscua Madge (Celia Imrie, “Los Inmortales”), que no se decide por quien decantarse entre sus pretendientes locales; las dudas de Norman (Ronald Pickup, “La misión”) sobre su novia Carol (Diana Hardcastle, “Un día inesperado”); y para animar el cotarro, se incorpora al hotel un guaperas supuesto escritor, Guy (el gran Richard  Gere, “Oficial y Caballero”, aporta más categoría al filme), que pone su mirada en la madre de Sonny (Lillete Dubey, “The Lunchbox”). Aunque mantiene la brillantez de los colores de Jaipur, y la ternura cómica de los protagonistas, me ha parecido más floja que la primera entrega (dudo que haya más secuelas …a no ser que la taquilla funcione). Hay momentos que se hacen más pesaditos, así que podrían haber recortado algo de metraje y aligerarla un poquito. En todo caso, por ver a estos grandes veteranos dándolo todo, y por pasar el rato, esta comedia (con un trasfondo triste pensando en nuestros mayores), entretiene y es muy agradable. No pueden faltar los típicos bailes hindúes.

CINE: “INSURGENTE”.

La_serie_Divergente_Insurgente-483872859-largeSegunda entrega de esta saga juvenil basada en los libros de Verónica Roth (“Divergente”), repleta de efectos especiales y acción por momentos, que nos sitúa en un futuro donde la sociedad está dividida en cinco facciones, según el carácter de sus miembros: Cordialidad, Verdad, Abnegación, Erudición y Osadía. En “Insurgente”, de Robert Schwentke (“Red”), la trama continua donde lo dejó la primera entrega (por lo que no está de más haberla visto para enterarte de que va el tema…). La protagonista, Tris (Shailene Woodley, “Los descendientes”, en plena competencia con Jennifer Lawrence y sus “Juegos del Hambre”), después de ver como destruyen Abnegación, de donde eran sus padres (aparecen brevemente Ashley Judd, “Doble traición”, y Tony Goldwyn, “El último samurai”), huye de las garras de la malvada Jeanine (Kate Winslet, “Titanic”), la líder de Erudición, y sus secuaces Eric y Max (Jai Courtney, “Jack Reacher”, y Mekhi Phifer, “8 millas”), acompañada entre otros por su novio Cuatro (Theo James, “Supercutres”), su hermano Caleb (Ansel Elgort, con quien coincidió en “Bajo la misma estrella”), y el capullo de Peter (Miles Teller, recién visto en “Whiplash”). Refugiados en la afable Cordialidad, liderada por Johanna (Octavia Spencer, “Criadas y señoras”), la tranquilidad no les va a durar mucho tiempo, por el carácter rebelde de Tris, y la obsesión de Jeanine en capturar a su divergente más valiosa, fundamental para desvelar un secreto del pasado que puede cambiar las cosas. Son entretenidas estas pelis de acción y ciencia ficción (buena factura y espectaculares imágenes), pero reconozco que me da pereza pensar en ver las entregas que quedan por venir. También es verdad que quizás no sea yo el público objetivo, y por eso esta segunda entrega me ha gustado menos que la primera. Otras caras familiares que se pueden ver son las de Naomi Watts (“Lo imposible”), como madre de Cuatro y líder rebelde, que posiblemente acapare más protagonismo en las futuras secuelas; o el televisivo Daniel Dae Kim (de las series “Perdidos” o “Hawai 5.0″), como líder de Verdad. Se la recomiendo al público juvenil.

CINE: “FOCUS”.

Focus-919313733-large“Focus”, de la dupla Glenn Ficarra y John Requa (“Philip Morris ¡Te quiero!”), es una entretenida comedia de pillos/estafadores de alta gama, perfectamente adecuada para el lucimiento de su protagonista, Will Smith (“Hombres de negro”), que hace de Nicky, el capo de una banda de chorizos, estructurada como una empresa, en la que no dejan cabos sueltos a la hora de planificar sus bien coregrafiados golpes. Y así funciona la primera parte de la peli, hasta que los gajes del oficio le hacen desprenderse de su último gran fichaje, Jess (una espectacular, por guapa, Margot Robbie, “El lobo de Wall Street”), porque ya estaban intimando demasiado (donde tengas la olla…). Años más tarde la pareja protagonista vuelve a encontrarse otra vez, en el entorno del competitivo mundo automovilístico argentino, y metidos de nuevo en farsas y engaños. La verdad es que sin ser nada del otro mundo, y gracias a unos giros, que si no sorprenden del todo, al menos te tiene alerta de por donde irá la trama, como dice Peter Debruge en Variety, “te mantiene distraido hasta el final”. Una buena banda sonora acompaña con ritmo la peli. Hay otras caras conocidas como la de Adrián Martínez (“La gran estafa americana”), ayudante de Nicky, y de lo más cómico de este largo (no tan largo…por fin una peli de poco más de 100 minutos…); Rodrigo Santoro (“300″), hace de riquito argentino, con su secuaz Owens (Gerald McRaney, “La historia interminable”), siempre a su lado; BD Wong (“Parque Jurásico”), como un apostador sin límite; o Brennan Brown (“La sombra del poder”), como la mano derecha de Nicky. Para echar el rato…sin más.