CINE: “JURASSIC WORLD”.

Jurassic_World-330260664-largeLlevo un mes de Junio de “jaleo” que me está impidiendo ir al cine lo que me gustaría…y lo que debería. Prometo recuperar terreno perdido en Julio. Mientras tanto, conseguí hacer un hueco para ver el nuevo éxito de la taquilla mundial, “Jurassic World”, de Colin Trevorrow (“Seguridad no garantizada”), basada en las historias de Michael Crichton que ya triunfaron en las originales entregas iniciadas con “Jurassic Park” (aquí aparecen referencias …tanto citas como visuales…), dirigida por el gran Steven Spielberg, que en esta última entrega de la saga se deja el papel de productor. El resultado de este nuevo acercamiento al mundo de los dinosaurios es una correcta producción, que, ayudada por los cada vez mejores recursos técnicos (efectos especiales, etc), consigue el objetivo de entretener, incluso de mantener cierta tensión por momentos, a lo que ayuda la buena música de Michael Giacchino, heredero del mítico John Williams, autor de la partitura original. Aquí nos encontramos con Zach y Gray (Nick Robinson, “The Kings of Summer”, y Ty Simpkins, “Insidious”), a quienes su madre (Judy Greer, “El sueño de mi vida”) manda a visitar a su tía Claire (Bryce Dallas Howard, “Criadas y Señoras”), que trabaja en el “Jurassic World” en Isla Nublar (misma de la cinta original…), con la intención de que disfruten de este espectacular parque temático de dinosaurios. Parque temático que necesita renovarse constantemente creando nuevas especies para mantener el atractivo turístico. Una de esas nuevas creaciones, el “Indominus Rex”, está a punto de ser presentado en sociedad cuando escapa de su cercado creando la confusión y el caos en el parque. Esta escapada pilla a los hermanos en plena visita. Claire tiene que recurrir a Owen (Chris Pratt, “Guardianes de la Galaxia”), cuidador de los velociraptores, con el que tuvo algo en el pasado, para que le ayude a recuperar a sus sobrinos. A partir de ahí se suceden las escenas de pánico provocadas por el monstruo. Otros personajes que merece la pena mencionar son los de Simon Masrani (Irrfan Kan, “Slumdog Millionaire”), el dueño del complejo; Hoskins (Vincent D´Onofrio, “La chaqueta metálica”), su jefe de seguridad con intereses oscuros; Barry (Omar Sy, “Intocable”), colaborador de Owen; o el Dr. Wu (BD Wong, ” Siete años en el Tibet”), personaje heredado de las primeras entregas. En definitiva, una buena oportunidad para los nostálgicos de anteriores entregas para recordar a Sam Neill, Laura Dern, Jeff Goldblum y compañía.

CINE: “REQUISITOS PARA SER UNA PERSONA NORMAL”.

Requisitos_para_ser_una_persona_normal-919039624-largeLos “Requisitos para ser una persona normal”, que reivindica el título de esta peli son: trabajo, casa, pareja, vida social, aficiones, vida familiar y ser feliz. Y resulta que la prota, María de las Montañas (una dulce Leticia Dolera, “REC 3″, que además escribe y dirige la historia), no cumple ninguno de ellos, por lo que se propone ser una persona “normal” con la ayuda del también un pelín tocado del ala, Borja (Manuel Burque, visto en la serie TV “El partido”), con el que pacta que él le ayuda con su objetivo, y ella le ayuda a adelgazar. Nos encontramos con una comedia romántica que es menos original de lo que pretende (la utilización de grafismos en pantalla…de las conversaciones de wassap por ej…el más que previsible enamoramiento de los dos frikis…) pero que entretiene y consigue arrancar alguna sonrisa. Además se agradece el buen ritmo de la trama y la duración de menos de hora y media. En lo que sí es original es en el buen papel de Jordi Llodrá, un actor con síndrome de down, que hace de hermano gay de ella, con un maravilloso sentido de las cosas. Pablo Pineda ya no está solo es esto de la interpretación de personas con discapacidad intelectual. Ya sólo por eso estamos de enhorabuena. Otras caras conocidas aderezan esta correcta comedia. Silvia Munt (“Alas de Mariposa”), pone el punto dramático en el papel de madre sufridora; Carmen Machi (“Ocho apellidos vascos”), le da su toque…como siempre; Miki Esparbé (serie “Anclados”) aparece como el pretendiente pijo; y Alexandra Jiménez (“No controles”), como la excompañera de clase que sí cumple todos los requisitos…Una buena opción para pasar el rato.

CINE: “CONDUCTA”.

Conducta-219608167-largeMerece la pena ver este drama social cubano, “Conducta”, de Ernesto Daranas (“Los dioses rotos”), supongo que fiel reflejo de esa cuba decadente que se nos muestra sin tapujos y de manera brillante en esta rareza de la cartelera (esos edificios sucios, con desconchones, que aparentan una ciudad abandonada…pero que está llena de vida). Los protagonistas son dos. Sobre todo Chala (Armando Valdés Freire, una especia de Bradley Cooper en jovencito), un niño rebelde, mal estudiante, bravucón…pero que sostiene su casa, y a su madre yonqui, Sonia (Yuliet Cruz, “Habana Blues”), cuidando perros de pelea y palomas. En ese ambiente sobrevive, sobre todo por el apoyo de su maestra, Carmela (Alina Rodríguez, “Lista de espera”), la otra gran protagonista, una veterana profesora, consciente de los problemas de sus alumnos, y que prefiere ayudarlos a su manera, enfrentándose a las estrictas medidas de un régimen disciplinario muy apropiado para una dictadura en la que malviven. La película conmueve por lo duro de las circunstancias. Pero también es capaz de sacarte alguna sonrisa entre tanto drama, como en la relación amorosa/juvenil entre Chala y la dulce Yeni (Amaly Junco), compañera de clase que también tiene sus problemillas (¿quién no tiene problemas en Cuba?…aparte de Guillermo Toledo…). Con un reparto muy logrado (me llama también la atención el parecido de Miriel Cejas, “Lisanka”, con Halle Berry), y buen ritmo, incluso en unos diálogos que a veces es difícil entender (ponen subtítulos al cubano…), la peli es una de las sorpresas positivas de la cartelera. Muy recomendable.

CINE: “NUESTRO ULTIMO VERANO EN ESCOCIA”.

Nuestro_ltimo_verano_en_Escocia-882306877-large“Nuestro último verano en Escocia”, de los experimentados televisivos Andy Hamilton y Guy Jenkin (serie “Outnumbered”), es una divertida comedia que también consigue conmover. Ese mix de risa y llanto, con predominio de lo primero, es una combinación perfecta para pasar un buen rato en el cine. Un matrimonio recién separado, Doug y Abi (David Tennant, serie “Broadchurch”, y Rosamund Pike, “Perdida”), viajan a Escocia con su tres pintorescos hijos, Lottie, Mickey y Jess (Emilia Jones, “Siempre el mismo día”, Bobby Smalldridge, “Hogar de acogida”, y Harriet Turnbull), a visitar al padre de él, Gordie (el cómico escocés Billy Connolly, “El último samurai”), con motivo de su 75 cumpleaños, y porque posiblemente esta sea su última celebración al padecer un cáncer avanzado. La pareja decide disimular su situación de pareja para no afectar la salud de Gordie. Pero lo que consiguen son situaciones cómicas, no tanto entre ellos, que también (la conversación el el baño), sobre todo en la relación con sus hijos, y la de estos con su abuelo, que además ponen el punto tierno en este agradable largo que encima dura menos de 100 minutos (ya nos estamos acostumbrando a que todas las pelis pasen de dos horas…). Las relaciones de pareja y familiares, la insólita madurez de los menores, los puntos de vista sobre la muerte,…, todo esto tiene cabida en esta comedia, con un giro un tanto inesperado a mitad de metraje. Podemos ver a otros secundarios como a Celia Imrie, recién vista en “El exótico Hotel Marigold” y su secuela, o Ben Miller (“Johnny English”), como Gavin, el perfeccionista hermano de Doug que choca con sus sobrinos…y sus manías. Los maravillosos paisajes escoceses, que me recuerdan mi época dedicada al whisky…de manera profesional (que se entienda), forman una parte importante de la peli. Recomendable.