CINE: “UNOS DIAS PARA RECORDAR”.

Unos_d_as_para_recordar-377726043-largeAcostumbrado en los últimos años a buenas comedias francesas (“Intocable”, “Bienvenidos al Norte”,…), ayer me dejó un poco indiferente “Unos días para recordar”, del veterano Jean Becker (“Mis tardes con Margueritte”), en la que nos muestra la evolución que va teniendo (de agrio y arisco …a sentimental) el protagonista absoluto de esta breve cinta (al menos eso tiene de bueno…no supera los ochenta minutos), Pierre Laurent (a Gérard Lanvin le pegan más los papeles tipo “Los lioneses”), un viudo cascarrabias, que no se sabe porqué, ha caido al río Sena tras ser embestido por un coche dado a la fuga (la parte thriller aquí es menos que importante…). Y a partir de ahí la cinta se centra en la relación que tiene el enfermo con los distintos personajes que pasan por su vida hospitalaria. En un tono cómico menor, con algunos tintes dramáticos. Así podemos ver a su hermano “pequeño” Hervé (Jean-Pierre Darroussin, “22 balas”); la joven vecina, Maëva (Mona Jabeur), que le quita el ordenador para entrar en Facebook; el fisioterapeuta al que no soporta (Philippe Rebbot, “Un chat un chat”); el agente que investiga su caso (Fred Testot, “Gardiens de l´ordre”); el joven chapero, Camille (Swann Arlaud, “Tímidos anónimos”), que le salvó la vida; la ex amante pianista (la televisiva Anne-Sophie Lapix); o la enfermera jefe que le aguanta, Myriam (Claudia Tagbo, “Una dama en París”). En definitiva, prescindible.

CINE: “MISION: IMPOSIBLE. NACION SECRETA.”

Misi_n_imposible_Naci_n_secreta-224283177-largeMuchas veces me he declarado fan del cine de acción destinado a pensar poco y a provocar agarrarte al asiento de la butaca para evitar caerte…(eso es integrarse…). Y “Misión: Imposible. Nación Secreta”, la quinta entrega de esta exitosa saga cumple a la perfección con los requerimientos del cine de entretenimiento. Es verdad que veremos ingredientes que ya nos suenan de otras pelis. Cuentas atrás (que presumimos nunca se van a cumplir…), malos con cara de malos, persecuciones inverosímiles (la de motos espectacular…), armas tipo “bond”, chicas guapas (aquí no tanto…),…Pero da igual, la forma de ejecutar las escenas con los recursos de hoy en día (buenos efectos…), entremezcladas con unos diálogos brillantemente salpicados de humor (básico para hacerla más llevadera si cabe), hacen que las más de dos horas se pasen en un “pis pas” (expresión cursi pero entendible…). ¿Y de que va? Pues Ethan Hunt (Tom Cruise, “Risky business”, mantiene el tipo) ha sido abandonado y su FMI ha sido disuelta, por lo que tiene que enfrentarse sin apoyos al Sindicato. Una organización de ex agentes de todo el mundo supuestamente desaparecidos que, liderados por Solomon Lane (Sean Harris, “Harry Brown”), quieren acabar con la paz mundial (vamos lo de siempre…). A pesar de su aislamiento, Ethan no va a tardar en contar con el apoyo de su gente, aunque sea a espaldas de las autoridades. Así Benji Dunn (Simon Pegg, “Paul”), William Brandt (Jeremy Renner, “En tierra hostil”), o Luther Sitckell (Ving Rhames, “Pulp fiction”), vuelven a juntarse por el bien de la humanidad…También contarán (o no…) con la ayuda de la agente británica Ilsa Faust (Rebecca Ferguson, “Hércules”), que no se sabe muy bien (o si…) si está con los malos o con los buenos (los típicos agentes dobles…). Otras caras que podemos reconocer en la peli dirigida por Christopher Maquarrie (Ha dirigido a Cruise también en “Jack Reacher”), son las de Alec Baldwin (“Infiltrados”), como el jefe de la CIA, o Simon McBurney (“La teoría del todo”), como su homólogo en la inteligencia británica. Lo dicho, aunque sepamos de antemano lo que nos vamos a encontrar (incluso la música de Lalo Schifrin…), la peli es muy entretenida.

CINE: “CUT BANK”.

Cut_Bank-641699043-largeTras mi habitual parón veraniego (uno se dedica más a otros menesteres menos saludables…), retomo mis reseñas peliculeras con “Cut Bank”, de Matt Shakman (con experiencia en series televisivas como “Colgados en Filadelfia”), un thriller sombrío ambientado en el típico pueblo rural americano (concurso de misses local, el bar del pueblo, las “pick up”…o esos “todoterrenos” que tanto juego dan…), donde se alternan personajes misteriosos o de carácter más bien cerrado, con algún personajete más pícaro. Buena combinación para una peli que va ganando en intensidad según fluye la trama. Trama que trata de como una pareja de jóvenes novios con ansias de salir del pueblo, Dwayne y Cassandra (Liam Hemsworth, “Los juegos del hambre”, y Teresa Palmer, “El aprendiz de brujo”), se convierten en testigos del supuesto salvaje asesinato del cartero del pueblo, Georgi Wits (Bruce Dern, “Nebraska”). Primer suceso que altera un tranquilo pueblo, Cut Bank, que se proclama como el  pueblo más frío del pais (el icono es un pingüino…). El Sheriff Vogel (John Malkovich, “Las amistades peligrosas”, con esa enigmática mirada que le caracteriza) se pone a investigar este extraño suceso, recayendo todas las sospechas en un huraño taxidermista, Derby Milton (Michael Stuhlbarg, “Un tipo serio”), que anda en búsqueda de un paquete extraviado. Entretenida con algún que otro giro sorprendente, aunque no deslumbrante. También podemos ver otras caras conocidas que completan un buen plantel. Billy Bob Thornton (“Monter´s Ball”), como el estricto padre de la novia; y Oliver Platt (“Los tres mosqueteros”), como el inspector de correos encargado de confirmar el fallecimiento para poder pagar la indemnización. Para los amantes del cine negro…light.