CINE: “FRANCISCO: EL PADRE JORGE”.

Francisco_El_Padre_Jorge-825443821-largeNo se si es un poco precipitado hacerle un biopic al Papa Francisco, pero el caso es que Beda Docampo Feijóo (“Amores locos”), se ha atrevido con “Francisco: el Padre Jorge”, mezclando la ficción de una periodista, Ana (Silvia Abascal, “El lobo”), que está escribiendo un libro sobre el Papa, al que conoció en el primer cónclave donde salió elegido Ratzinger, y los aspectos biográficos más notables de el Padre Jorge (Darío Grandinetti, “Hablé con ella”, no se le parece mucho…). Desde su juventud y el despertar de su vocación, donde tuvo mucho que ver su abuela italiana, hasta su nombramiento como Papa. Y todo el rato resaltando su carácter campechano, un punto rebelde, sus hábitos humildes y siempre cerca de los más necesitados. Como dice Luis Martínez de El Mundo: “Un biopic empeñado en santificar, quizás antes de tiempo,a la figura del Papa (…) una película que no supera el valor de un telefilme de catequesis”. Así que el Papa sale bien parado, pero la peli es bastante normalita. Los dos protagonistas absolutos no están mal del todo. Podemos ver otras caras conocidas aunque siempre en papeles menores, como Emilio Gutiérrez-Caba (“Anacleto”), metido también en sotana cardenalicia; Carlos Hipólito (“Ninette”), como el novio…o no se que…de Ana; y Marta Belaustegui (“El principio de Arquímedes”), como la jefa de Ana. En definitiva…se puede esperar a que la echen por la tele.

CINE: “EVEREST”.

Everest-725061176-largeDespués de ver “Everest”, de Baltasar Kormátur (“2 Guns”), me sigo preguntando ¿qué ganas hay que tener para subir a más de 8000 metros pasándolas canutas y con una alta probabilidad de quedarte ahí arriba para los restos?. O siendo menos tétrico, que tus pies se conviertan en una ristra de “frigodedos”. Aparte que es, llegar a la cima, hacerte la foto, dejar una banderita o recuerdo…y bajar cagando leches que te quedas sin oxígeno. Centrándome un poco, que me veo disperso, la peli (que dudo cree mucha afición al alpinismo), rememora los hechos reales que ocurrieron en la primavera de 1996, donde un par de expediciones comerciales al Everest (se deja caer la crítica sobre la exagerada explotación de las excursiones a la mítica montaña) se encontraron en medio de las condiciones meteorólogicas más perversas que uno se puede encontrar, y que provocó que algunos de sus componentes no volvieran a bajar nunca más. Un drama en toda regla que Kormátur lo rodea de indudables bellos paisajes y con algún momento de verdadera tensión (cuando Beck Weathers, Josh Brolin, “Valor de ley”, queda colgado de la escalera), no muchos, pero que creo se queda un poco a medias. Rellena el drama con alguna historieta familiar que busca la lágrima fácil. Rob Hall (Jason Clarke, “La noche más oscura”) y Scott Fischer (Jake Gyllenhall, “Brokeback Mountain”), deciden unir sus dos expediciones para agilizar un saturado recorrido a la cima y así tener más probabilidades de éxito, meta que van buscando los expedicionarios que han pagado para vivir esa experiencia, y los periodistas que darán cuenta del tema, como Jon Krakauer (Michael Kelly, “El intercambio”), que adelanto ya, sobrevivió y escribió un libro, “Mal de altura”, que polemizó con el de otro de los expedicionarios, Anatoli Boukreev (Ingvar Eggert Sigurdsson, “Jar City”), “Everest 1996″. De lo mejor de la peli es que cuenta con buenos intérpretes aunque en algunos casos su participación sea casi testimonial (como la de Robin Wright, “Forrest Gump”, como la mujer de Beck, o Sam Worthington, “Avatar”), o tanto hielo o vayan tan tapados que cueste reconocerlos. Destaco así la presencia de Keira Knightley, “Orgullo y prejuicio”, como la mujer de Hall; Emily Watson, “War Horse”, como Helen Wilton, el apoyo en el campo base; o John Hawkes, “Las sesiones”, como Doug Hansen, uno de los expedicionarios….que tenía todas las papeletas de no volver. Y no es un spoiler que todo esto ya se sabe…aunque tiene más interés si uno va a verla virgen, sin conocer la historia de cada personaje, así al menos queda algo de emoción.

CINE: “UNA SEMANA EN CORCEGA”.

Una_semana_en_C_rcega-652851321-largeSiguen llegando comedias de nuestros vecinos galos, y la última estrenada en nuestras pantallas, “Una semana en Córcega”, de Jean-François Richet (“L´ennemi public nº 1″), la pude ver ayer en el mítico Cine Palafox. No muy original (de hecho es un remake de la peli con mismo título “Un moment d´engarement” de Claude Berri), pero rodada con buen ritmo y con un metraje correcto se deja ver, sin más. En formato comedia romántica nos presenta a dos padres, íntimos amigos, el divorciado Laurent (Vincent Cassel, “El pacto de los lobos”), y el a punto de hacerlo, Antoine (François Cluzet, un poco exagerado por momentos el prota de la exitosa “Intocable”), que se van de vacaciones a Córcega a una casa de campo propiedad del segundo, con sus hijas Marie (Alice Isaaz, “La créme de la créme”), y Louna (la guapa, exótica y novata Lola Le Lann). Louna se obsesiona con el padre de su amiga e íntimo de su padre, lo que provocará situaciones incómodas para todos. Con un punto de “Atracción fatal” pero sin el toque dramático. Los momentos cómicos los acapara Antoine, intentando descubrir quien se ha beneficiado a su hija… apoyándose en Laurent para descubrirlo. Buena música, buenos paisajes y bien ambientada (se le saca poco juego a una casa que en principio parece va a tener más protagonismo), adornan esta aceptable comedia donde hay las inevitables referencias a las redes sociales, cobertura de los móviles,…Ya no hay guiones donde no intervengan las nuevas tecnologías.

CINE: “MIENTRAS SEAMOS JOVENES”.

Mientras_seamos_j_venes-314839285-largeMuy apropiada la peli que vi ayer…a punto como estoy de cumplir los cincuenta: “Mientras seamos jóvenes”, de Noah Baumbach (“Frances Ha”). Porque esta medio comedia con tintes sentimentales (hay cosas del Woody Allen neoyorquino…aunque menos ingeniosas…) trata eso, de la aceptación de hacerse mayor…o al menos de la adaptación (o no …) a las circunstancias que te va planteando la vida por razones de edad. Nos muestra a un matrimonio cuarentón, Josh y Cornelia (un Ben Stiller, “Los padres de ella”, más comedido…como  queriendo ser un actor dramático de culto…, y Naomi Watts, “Birdman”), que despiertan de su anodina vida al conocer a una pareja de jóvenes, Jamie y Darby (Adam Driver, “A propósito de Llewyn Davis”, y Amanda Seyfried, “Los miserables”), que les vuelven a hacerse sentirse “guay” al integrarlos en “las cosas de su generación”. Pero ese actuar como unos veinteañeros no se si va a solucionar sus verdaderos problemas. La imposibilidad de tener un hijo o la falta de creatividad de Josh (lleva diez años para acabar una peli documental) entre otras cosas. A esa relación de las dos parejas protagonistas se suman otros personajes como Leslie (el veterano Charles Grodin, “Beethoven. Uno más en la familia”), el padre de Cornelia, reputado documentalista y cuya relación con su yerno siempre ha sido tirante (temas de orgullo profesional, etc, también aparecen); o Marina y Fletcher (Maria Dizzia, “Margin Call”, y el músico de los Beasty Boys, Adam Horovitz), matrimonio amigo que sí van cumpliendo etapas como corresponde…causando malestar sin quererlo (el tema de dejar de ver a los amigos por ir de joven…me suena…). Kent (Brady Corbet, “Melancolía”), como el protagonista de la historia causante de la discordia entre ambas parejas, y Tipper (la nieta de Ernest Hemingway, Dree Hemingway, “Starlet”), como la flatmate de la pareja joven, completan el elenco actoral. Creo que la peli se queda a medias entre una comedia que podría ser más divertida (aunque hay incluso momentos cómicos exagerados, como el del chamán…) y un drama generacional. Sigo con Anacleto en la retina.

CINE: “ANACLETO: AGENTE SECRETO”.

Anacleto_Agente_secreto-863043600-largeTenía ganas de ver “Anacleto: agente secreto”, de Javier Ruiz Caldera (“Spanish Movie”). Y no he sido el único, porque los datos de taquilla de su primer fin de semana en pantalla han demostrado que, a pesar de su distribución (menor de la esperada…319 copias), el público ha acudido raudo a ver la adaptación de este James Bond a la española que creó el humorista gráfico madrileño Manuel Vázquez ya hace unos añitos. Y la propuesta me ha divertido mucho. Hora y media (correcto metraje) de buena y conseguida acción (buenos efectos especiales y correctas peleas bien coreografiadas), y, para mí lo más importante, divertidísimos diálogos (algunos geniales como el que provoca el suero de la verdad…). Una combinación perfecta para pasar un rato muy entretenido como el que pasé ayer en el Cine Proyecciones de la capital. Por cierto, antes de seguir, tengo que agradecer a Irene Meritxell (www.irenemeritxell.com) , responsable de la Foto Fija de la peli (ha participado en otras como la última de “Torrente” o “Vicente Ferrer”), que me haya aportado material para poder darle más calidad a mi reseña. MUCHAS GRACIAS.

anacletoaccionAnacleto (un elegante Imanol Arias, “El Lute: camina o revienta”, le pone clase y categoría al personaje), es asaltado mientras traslada al malvado Vázquez (Carlos Areces, “Los amantes pasajeros”), a quien liberan sus secuaces el Carnicero (el gángster, !de verdad!, Dani el Rojo) y el Molécula (el siempre divertido Eduardo Gómez que ahora vemos en la serie “Gym Tony”). A partir de ahí Anacleto procurará volver a capturar a los malos, a la vez que proteger a su hijo Adolfo (Quim Gutiérrez, “Primos”, es el perfecto complemento de Imanol), un chaval anodino que vive entre su trabajo de vigilante (vigilar vigila poco…) y el sofá que comparte con su novia Katia (Alexandra Ximénez, “Promoción fantasma”), quien aspira a una vida más apasionante. Se va a enterar.

losmalosdeanacletoOtros personajes que aparecen por ahí son Martín (Berto Romero, “Tres bodas de más”, quizás el más divertido de todos), jefe de Adolfo y hermano de Katia, fan del cine acción y  espías, con unas salidas geniales; los padres de Katia, especialmente ella (Rossy de Palma, “Atame!”, en su salsa); o el Jefe (el veterano Emilio Gutiérrez Caba, “La comunidad”). Divertidos son también los cameos de Andreu Buenafuente, José Corbacho o Silvia Abril.

anacletoybertoEn definitiva, cine para recomendar. Y me alegro que una producción española se dedique a este tipo de cine de puro entretenimiento. Una secuela no sería ninguna tontería.

anacletoenelsuelo

 

CINE: “RICKI”.

Ricki-344816172-largeCon tres oscar y diecinueve nominaciones, la gran Meryl Streep (“El diablo se viste de Prada”), se puede permitir protagonizar películas como “Ricki”, de Jonathan Demme (“El silencio de los corderos”), una comedia medio musical con tintes de medio drama familiar (todo a medias…), tipo las pelis que ponen en la sobremesa de Antena3 los fines de semana…vamos, que no creo quede en el recuerdo como otras protagonizadas por la estrella (“Memorias de Africa”, “Los puentes de Madison”,…). Y no se si para este papel de rockera madura con desapego familiar hubiera fichado a otra…Michelle Pfeiffer por ejemplo…y eso que la Streep demuestra tener una voz interesante (ya lo demostró en “Mamma Mia¡”)…otra cosa son sus poses rockeras. Pero lo dicho. A ella se le perdona todo. ¿Y quien es Ricki?. Una madre que abandonó a su familia para perseguir su sueño de dedicarse a la música. Instalada en un pueblecito americano como líder de una banda, The Flash, que toca en el bareto del pueblo, y más tiesa que la mojama (curra de cajera…), recibe la llamada de su ex, Pete (un estirado Kevin Kline, “Un pez llamado Wanda”), quien le cuenta lo mal que lo está pasando su hija Julie (Mamie Gummer, “Efectos secundarios”, su hija en la vida real…un poco exagerada aquí), a quien acaba de abandonar su marido. Un poco reticente, acude a la llamada y se va produciendo una evolución (bastante previsible…) de inicial rechazo a progresivo acercamiento hacia aquellas personas a las que abandonó. Incluidos los otros dos hijos de la pareja, Josh (Sebastian Stan, “Cisne negro”), que está a punto de casarse, y Adam (Nick Westrate, “Beach Pillows”). Otros actores que aparecen son Audra McDonald (de la serie “Sin cita previa”), en el papel de actual pareja de Pete, y Rick Springfield (“El sueño de mi vida”), como Greg, compañero de banda y sentimental de la protagonista. Que este último sea músico en la vida real (y el resto de la banda, como el bajo Rick Rosas, fallecido en el 2014, a quien se dedica la peli) debe tener algo que ver en que las actuaciones musicales, que no son muchas, sean bastante aceptables (versionan bien…).  Alberto Luchini en Metrópoli nº 591, en referencia a la guionista Diablo Cody describe su fórmula mágica (como ya demostró en “Juno”), que aquí se repite: “construir un poderosísimo personaje femenino central, complicado y contradictorio, que influya poderosamente en las vidas y los destinos de quienes la rodean”. Pues eso, normalita.

CINE: “UN DIA PERFECTO”.

Un_d_a_perfecto-269775330-large“Un día perfecto”, de Fernando León de Aranoa (“Lunes al sol”), es la manera irónica de calificar lo que les ocurre a unos cooperantes durante las 24 horas que transcurren (condensadas en menos de dos horas…) en la peli. Y es que el director y guionista, basándose en la novela de Paula Farias, “Dejarse llover”, tira de humor para afrontar la labor (generosa y maravillosa labor), que los trabajadores humanitarios realizan dentro de la irracionalidad que supone la guerra (cualquier guerra). Pero ese carácter cómico no puede ocultar las tragedias humanas del conflicto. En este caso, un grupo de estos ejemplares trabajadores, liderados por Mambrú (Benicio del Toro, “Traffic”, siempre espléndido), tratan de sacar un cadáver que alguien ha arrojado en un pozo con la intención de corromper el agua (una de las muchas gilipolleces que se hacen en una guerra…en este caso, el conflicto de los Balcanes). Lo que parece una tarea sencilla, no lo es tal pues tendrán que luchar contra las inconveniencias locales y las de las autoridades internacionales allí presentes, muy dadas a “ajustarse a las normas”, aunque la evidencia aconseje lo contrario (hay cierta crítica en ese sentido…). Mambrú va acompañado por un veterano cooperante “experto en minas”, B (Tim Robbins, “Mystic River”, genial dándole el punto más cómico), una experta en potabilización de aguas, Sophie (Mélanie Thierry, “Babylon”), una ex amante supervisora de su labor, Katya (Olga Kurylenko, “Centurión”), un estoico traductor, Damir (Fedja Stukan, “El niño 44″), y un chaval, Nikola (Eldar Residovic), que aporta el punto tierno y más dramático de la historia. También podemos ver a Sergi López (“El laberinto del fauno”) en un papel menor. Algunos diálogos geniales como cuando B intenta convencer a Mambrú q se “tire” a Katya por el bien de los Bosnios…En definitiva, muy compensada en todos los registros (lo cómico dominando al resto…), interesante película sobre personajes que se merecen más atención.