CINE: “NAVIDADES, ¿BIEN O EN FAMILIA?”.

Navidades_A_bien_o_en_familia-679153107-largeEs habitual que, por estas fechas, lleguen a la cartelera producciones con temática navideña. Y casi siempre con los mismos ingredientes, aparte de los navideños: reuniones familiares, historias de amor…de desamor, etc. Y por lo general en clave de comedia. Pues bien, “Navidades, ¿bien o en familia?”, de Jessie Nelson (“Yo soy Sam”), aglutina todo lo que acabo de decir, y si hubiera que destacar algo además, esto sería el importante elenco actoral que participa, lo que le da algo de categoría, y sin duda es un gancho para la audiencia. La historia es la de una familia bastante rarita, que se nos presenta por partes antes de que se junten en la tradicional cena de navidad. Los anfitriones son Charlotte y Sam (Diane Keaton, “El padrino”, y John Goodman, “King Ralph”), una pareja a punto de separarse pero que quieren mantener las apariencias en esta última cena. Sus hijos son Hank (Ed Helms, “Resacón en las Vegas”), sin trabajo y separado de la histérica Angie (Alex Borstein, “Ted”), con tres hijos con un toque locuno…Charlie (Timothée Chalamet, “Interstellar”), Bo (Maxwell Simkins, “Así nos va”), y Madison (Blake Baumgartner); y Eleanor (Olivia Wilde, “Rush”), solterona “complicada” que lía a un soldado, Joe (Jake Lacy, “Carol”), para que se haga pasar por su novio. Por otro lado están el abuelo, Bucky (Alan Arkin, “Pequeña Miss Sunshine”), que acude todos los días a la cafetería donde trabaja Ruby (Amanda Seyfried, “Los miserables”), de quien está enamorado…a pesar de la diferencia de edad; la tía Fishy (June Squibb, “Nebraska”), una cachonda; o Emma (Marisa Tomei, “El luchador”), la hermana de Charlotte con tendencias cleptomaníacas. Otra cara conocida que podemos ver es la de Anthony Mackie (“En tierra hostil”), como el oficial Williams que tiene que aguantar los desvaríos de Emma. Un producto correcto, pero que no pasa nada si la ves en la tele en unos meses.

CINE: “STEVE JOBS”.

Steve_Jobs-647763435-large“Steve Jobs”, no es una biopic al uso en la que nos cuenta desde el principio hasta el final la vida del famoso empresario yanqui. Centrada en tres actos concretos, los momentos previos a la presentación de tres de sus productos (el Macintosh en 1984, el NeXT en 1988 y el iMac en 1998), la peli dirigida por Danny Boyle (“Slumdog Millionaire”), nos presenta un retrato de como debió ser este genio de la informática. Y, sinceramente,según nos lo pinta Boyle, basándose en el libro de Walter Isaacson, y con guión de Aaron Sorkin (“La red social”), Jobs debió ser bastante capullo. En lo profesional y su relación con sus colegas, y en lo personal en su relación con su primera hija a la que le costó tiempo reconocer. Michael Fassbender (“Shame”) hace una correcta interpretación en tres tiempos del protagonista. Su egocentrismo, su humor irónico con tendencia a humillar al prójimo, su punto maniático, su mal carácter, etc, etc, etc,,,, se ven bien reflejados en esta peli que sin duda interesará a los seguidores de este magnate, que seguro son muchos. Tengo que reconocer que mis carencias informáticas, resultado de mi poco interés por ese mundo, nunca han despertado mi curiosidad por el personaje. Seth Rogen (“The Interview”), hace también un interesante retrato de Steve Wozniak, co fundador de Apple con Jobs, y blanco de su carácter. Bueno, todos eran salpicados por su mala leche, menos quizás Joanna Hoffman (Kate Winslet, “Titanic”), la responsable de marketing que además ejercía de “madre” y consejera…y eso que no se dejaba aconsejar muy a menudo. Jeff Daniels (“The Martian”), como John Sculley, que fué presidente ejecutivo de Apple;  Michael Stuhlbarg (“Un tipo serio”) como Andy Hertzfeld, otro de los que estuvo en Apple; Katherine Waterston (“Michael Clayton”), como Chrisann Brennan, la novia humillada; y Perla Haney-Jardine (“Spider Man 3″), como Lisa Brennan, la hija no reconocida…al principio; completan la galería de personajes que rodean al fallecido genio y pionero de la informática. El ritmo que le da Boyle con algunos planos secuencias largos y momentos cámara al hombro, ayudan a sobrellevar las dos horas de peli. Interesante.