CINE: “BATMAN V SUPERMAN: EL AMANECER DE LA JUSTICIA”.

Batman_v_Superman_El_amanecer_de_la_Justicia-728293826-largeEste mix de superhéroes, “Batman v Superman: el amanecer de la justicia”, de Zack Snyder (que ya dirigió al segundo en “El hombre de acero”), funciona en lo esencial en este tipo de pelis: el espectáculo. Maravillosa puesta en escena con grandes efectos especiales y una acción trepidante. Pero creo que en lo argumental han forzado una poco creible enemistad entre ambos protagonistas. Pero es que al final esa supuesta enemistad tampoco tiene tanto peso en este largo…pero largo (más de dos hora y media). Batman (un fornido Ben Affleck, “Argo”, con andares apretados), cree que a Superman (repite el soso Henry Cavill, “Operación U.N.C.L.E.”) se le están yendo de las manos sus “acciones”, por lo que considera que va a tener que pararle un poco los pies. Ese enfrentamiento lo va a aprovechar el malvado Lex Luthor (un histriónico Jesse Eisenberg, “La red social”), para intentar hacerse el amo del mundo (vamos, lo típico…). En esos 150 minutos hay tiempo para situarnos en los orígenes del supermurciélago, o para repasar la vida familiar del de la capa roja (por ahí aparecen sus padres terrenales interpretados por Diane Lane, “Infiel”, y Kevin Costner, “Bailando con lobos“), así como para darle protagonismo a la novia de Clark Kent, Lois Lane (Amy Adams, “La gran estafa americana”), o presentarnos en sociedad a Wonder Woman (Gal Gadot, “Fast & Furious”), que tendrá sus propias pelis en un futuro cercano. Otras caras conocidas completan un importante reparto. Laurence Fishburne (“Matrix”) es Perry White, el director del periódico; Jeremy Irons (“La misión“), se mete en el papel de Alfred, el ayudante de Bruce Wayne; Callan Mulvey (“300: El origen de un imperio”), es el secuaz de Luthor; y Holly Hunter (“El piano”), hace de senadora. Y en los créditos aparecen otros nombres importantes como Hans Zimmer (“El rey león”) en el apartado musical o Christopher Nolan (“Origen”) como uno de los productores. Un producto correcto para ese público al que le gustan los superhéroes.

CINE: “EL REGALO”.

El-regalo-pelicula-critica-resena-4“El regalo”, la podemos encuadrar en ese tipo de pelis en el que alguien se acerca de manera amable… para acabar convirtiéndose en una pesadilla (“Mujer blanca soltera busca…”, “De repente, un extraño”, etc, etc, etc). Thrillers psicológicos sobre intrusos. Y el estreno como director del actor Joel Edgerton (“Animal Kingdom”), cumple con los requisitos de este tipo de pelis. Algo de suspense, algún sustillo, escenas de ducha y vapor,…Y esta correcta obra mantiene el interés añadiendo algún giro a la historia que va aclarando un poco el panorama, provocando las filias y las fobias del espectador …no siempre hacia los mismos personajes. El propio Edgerton se mete en el papel de Gordo, quien se encuentra casualmente (o no…) con su excompañero de colegio Simon (Jason Bateman, “Cómo acabar con tu jefe”) y su esposa Robyn (Rebecca Hall, “The Town”), recién llegados de Chicago a California por un nuevo trabajo de él. Gordo empieza a frecuentar el nuevo hogar de los recién llegados. Lo que al principio parece lo normal de un ser amable que quiere agasajar a un antiguo compañero, se va enrareciendo ante la actitud del mismo, lo que va complicando la relación entre ellos…y entre la propia pareja. La cinta gira en torno al trío protagonista y va in crescendo según vamos conociendo algo más sobre ellos. Podemos ver también a Allison Tolman (serie “Fargo”) y Adam Lazarre-White (“La guerra de los mundos”) como los amables nuevos vecinos; y a Tim Griffin (“El mito de Bourne”), como el jefe de Simon. Se deja ver.

CINE: “CIEN AÑOS DE PERDON”.

Cien_a_os_de_perd_n-503722289-largeYa dije con “Palmeras en la nieve” que de vez en cuando el cine español nos sorprende con alguna producción de corte…digamos…internacional. Por no decir superproducción, que al final los presupuestos se notan. Y “Cien años de perdón”, de Daniel Calparsoro (“Combustión“) es una correcta peli de atracos (un género en sí mismo), aunque tampoco creo pase a la historia. Un grupo de atracadores perfectamente organizados, y liderados por el Uruguayo (Rodrigo de la Serna, “Diarios de motocicleta”), más nervioso y agresivo, y por el Gallego (Luis Tosar, “Celda 211″), más frío y calculador, atracan la sede de un banco en Valencia con la intención de llevarse la mayor cantidad de cajas de seguridad que puedan. Hasta ahí casi todo normal…el tema es que una de esas cajas contiene información que puede incluso afectar a las más altas jerarquías del estado. Por lo que personajes como Ferrán (Raúl Arévalo, “Primos”), jefe de gabinete de la presidenta (será un augurio…?), y Mellizo (José Coronado, “No habrá paz para los malvados”), militar encargado de limpiar situaciones complicadas, intervienen para evitar que dicho contenido trascienda y haga tambalear al gobierno. El asunto es saber hasta que punto uno u otro, atracador o autoridad, están enterados de algo…o de todo. Vamos, que la trama pretende proponer algún enredo. Bien desarrolladas las escenas de acción, la duración de poco más de hora y media, permite verla con agrado. Hecho en falta algún toque más cómico, que se pretende con uno de los atracadores, Loco (Joaquín Furriel, “Verano maldito”), el tonto de la panda, pero que se queda a medias. Otras caras completan un correcto elenco actoral: Luis Callejo (“Mi gran noche”), Miquel Fernández (“La gran familia española“), Marián Alvarez (“Lo mejor de mí”), o Patricia Vico (“Perdona si te llamo amor”), como la recién despedida directora del banco. Correcta. Sin más.

CINE: “BROOKLYN”.

Brooklyn-433113704-largeCon “Brooklyn”, de John Crowley (“Boy A”), completo el visionado de todas las pelis que optaban al Oscar a Mejor Película hace solo unos días, y que sorprendentemente se llevó “Spotlight”. Sigo pensando que, dentro de que no destacaba sobremanera ninguna, se lo hubiera dado a “El renacido”. También perdió su opción a Mejor Guión adaptado (sobre una novela de Colm Tóibín), a manos de “La Gran Apuesta”. Hecha esta introducción, decir que la peli me parece el típico drama romántico que suelen poner en la sobremesa en Antena 3 los fines de semana. Un giro semiinesperado a medio metraje, dramatiza un pelín este pastelito romántico, que a veces viene edulcorado por alguna pinceladita de humor (sobre todo con el hermano pequeño del novio americano…), que se agradece. Y es que se trata de una bonita historia de amor a dos bandas en la que la absoluta protagonista, Eilis Lacey (muy bien Saoirse Ronan, “The Lovely Bones”,…a quien también le arrebataron la estatuilla…en este caso Brie Larson), es una joven irlandesa que emprende la aventura de irse a hacer las américas en busca de una vida mejor. Allí cuenta con el apoyo del Padre Flood (Jim Broadbent, “Gangs of New York”), que enseguida le encuentra trabajo en unos grandes almacenes, y cobijo en una casa de señoritas regentada por Mrs Keogh (Julie Walters, vista en la saga “Harry Potter”). Poco a poco va haciéndose con su nuevo entorno cuando una noticia desde su pueblo la hace volver. A partir de ahí tendrá que luchar contra si misma y la dicotomía que se le plantea en la vida. Lucha que también tendrá que soportar su corazón entre Tony (Emory Cohen, “Cruce de caminos”) y Jim (Domhnall Gleeson, “El renacido”). Dicho lo anterior os podéis imaginar que no es una peli recomendable para mis seguidores fieles a la acción y el tiroteo. Es una sencilla peli romántica, que emociona sin abusar de la lágrima fácil, bien ambientada y de correcta factura. Vosotros mismos.