CINE: “ROGUE ONE”.

rogue_one_a_star_wars_story-635726332-largeNo me considero un fan apasionado, ni mucho menos “freaky” de la saga Star Wars y derivados, pero reconozco que este tipo de cine es puro entretenimiento. “Rogue One”, de Gareth Edwards (“Godzilla“), es un spin off (ramificación…derivado de…) de la historia original, que por si mismo tiene su trama y su mérito, sin desvincularse del todo de esa historia original (varios guiños como la presencia de la Princesa Leia, CRPO, R2D2,…y por supuesto Darth Vader y los Stormtroopers,…). Magnífica producción (los efectos especiales, visuales y tecnológicos se superan cada día) y momentos para todos los gustos desde tensión, hasta el punto cómico (sobre todo por el robot K-2SO, al que pone voz Alan Tudyk, “Serenity“), pasando por una contenida historia de amor. Bodhi Rook, un piloto (Riz Ahmed, “Jason Bourne“) que ha desertado del ejército imperial, lleva un importante mensaje a la alianza rebelde departe de Galen Erso (Mads Mikkelsen, “La caza“), un científico que trabaja con el Imperio, contra su voluntad, en la creación de la mortífera Estrella de la Muerte. Este mensaje les da las claves para poder destruirla. La máquina rebelde se pone en marcha con Jyn (Felicity Jones, “La teoría del todo“), hija de Galen, al frente, a quien acompañan una serie de personajes de más o menos catadura moral como Cassian Andor (Diego Luna, “Elysium“), con quienes tendrá que enfrentarse al todopoderoso Imperio. Me vais a permitir que reproduzca las palabras de mi amigo Luis Cadarso…él si es un starwarsaddict: “Yo de pequeño iba al cine a ver una de vaqueros o de risa ,una de piratas o una de guerra (bélica como se dice ahora) y eso es Rogue One una peli de guerra clásica y muy bien dirigida , con una historia y unos personajes muy bien definidos ,buenos y malos y una misión que cumplir que está claramente por encima de individualidades y exigirá sacrificios, vidas y valor para alcanzarla. Enorme respeto a la saga a sus personajes y a su trama con la que no interfiere y con la música que se utiliza con el respeto de un devoto.Un final deslumbrante y es un final , no admite continuaciones“. Aparte de los citados podemos ver caras conocidas como las de Forest Whitaker (“El último rey de Escocia“), como Saw Gerrera, un rebelde al que le gusta ir por su cuenta; Ben Mendelsohn (“Animal Kingdom“), el malo de la peli, Orson Krennic; y el veterano Jimmy Smits (de series como “La ley de Los Angeles“), formando parte del consejo rebelde. Sin duda recomendable para pasar un buen rato.

CINE: “HASTA EL ULTIMO HOMBRE”.

hacksaw_ridge-698653296-largeVuelve Mel Gibson (“Braveheart“, “La pasión de Cristo“,…) a lo grande detrás de las cámaras con “Hasta el último hombre”. Una magnífica película basada en una historia real. Una vez más los yanquis nos descubren sus héroes de la mejor manera posible. Desmond Doss (Andrew Garfield, “The Amazing Spider-Man“), es un típico americano de zona rural que si bien por sus creencias no podía ni tocar un arma, tenía claro que quería alistarse en el ejército para ayudar a su país y a sus paisanos en la II Guerra Mundial como médico militar. A pesar de las reticencias de los mandos militares, y tras pasar por no pocas humillaciones, consigue su objetivo. No solo eso, sino que en la batalla de Okinawa, en el asalto al Hacksaw Ridge (título original que da nombre a la cresta montañosa de difícil acceso que tenían que conquistar para ganar a los japos), fué capaz él solo de ayudar a salir de ese infierno a no se cuantos heridos, jugándose el mismo el pellejo y, lo dicho, sin pegar un solo tiro ni coger un arma. Por ello fue condecorado con la Medalla al Honor, siendo el primer objetor de conciencia en recibir tan alta distinción. Todo lo anterior está contado maravillosamente por Gibson en poco más de dos horas. Cuenta los orígenes (te pone en situación), su padre borracho (Hugo Weaving, “Matrix“), una madre sufridora (Rachel Griffiths, “La boda de mi mejor amigo“), su bonita historia de amor con Dorothy (la guapa Teresa Palmer, “Memorias de un zombie adolescente“). Y antes de meternos en el caos de la guerra (nunca había visto rodar escenas de guerra con tanta crudeza…ni el desembarco de “Salvar al soldado Ryan“), nos lleva a su etapa en los campos de entrenamiento, donde sufrió el desprecio de sus superiores y compañeros. Entre estos destaco a Vince Vaughn (“Los becarios“), en el papel del duro Sargento Howell, a la altura de Louis Gossett Jr en “Oficial y Caballero” o Clint Eastwood en “Sargento de Hierro“. También podemos ver a Sam Worthington (“Avatar“), como el Capitán Glover, otro que no le hizo las cosas fáciles, o Luke Bracey (“G.I.Joe: la venganza“), como el soldado Ryker, muy capullo con Doss. A pesar de algún guiño patriotero (allí los cineastas si fardan de país…no como aquí), me ha encantado la peli. La recomiendo con la única salvedad de avisar a los que no les guste ver vísceras ni miembros cortados en pantalla. De lo mejorcito que he visto en tiempo.

CINE: “FIESTA DE EMPRESA”.

office_christmas_party-521962772-largeDespués de “Paterson” necesitaba irme al otro extremo para recuperarme de la modorra…creo que me pasé. “Fiesta de empresa”, de Josh Gordon y Will Speck (“Loco por ella“), es la típica comedia desmadrada a la americana. Con deciros que los guionistas son los mismos que los de “Resacón en Las Vegas“, os podéis hacer una perfecta idea de lo que os podéis encontrar. La única forma de evitar el cierre de la sucursal en Chicago de una empresa de tecnología dirigida por el infantiloide Clay (T.J. Miller, “Deadpool“, un cachondo), es conseguir captar a un cliente muy importante, Walter Davis (Courtney B. Vance, “La caza del Octubre Rojo“), más propenso a irse con la competencia. Para ello, de acuerdo con sus directivos, Josh (Jason Bateman, “Up in the Air“) y Tracey (Olivia Munn, “Iron Man 2“), deciden montar un fiestón de navidad. Todo ello en contra de la hermana de Clay, Carol (Jennifer Aniston, “Somos los Miller“), la estirada y sin escrúpulos directora ejecutiva de la empresa. En la fiesta, todo se les va de las manos. Drogas, alcohol, sexo (light)…hacen de esta fiesta de empresa el fiestón del año. Lo que no se si servirá para cumplir sus objetivos…La peli se complementa con otros personajes más o menos divertidos y/o estrafalarios: le jefa de recursos humanos remilgada…que acaba no siéndolo tanto (Kate McKinnon, “Cazafantasmas“); el ejecutivo atontado (Karan Soni, “Pesadillas“) que farda de novia, contratada por internet (Abbey Lee, “Mad Max: Furia en la carretera“); el trabajador obseso (Rob Corddry, “Dolor y Dinero“); etc, etc. Hay presencia testimonial de Jimmy Butler, jugador de los Chicago Bulls. En definitiva, nada nuevo ni memorable, pero es una fórmula que funciona para echar unas risas.

CINE: “PATERSON”.

paterson-494875254-largeHan escrito sobre “Paterson”, de Jim Jarmusch (“Flores rotas“), “Espléndida y profunda. Un obra maestra“, Deadline; “inteligente y emocionante“, Vanity Fair; “maravilloso retrato del proceso creativo“, Sergi Sánchez, La Razón;…y podría seguir. Pues bien, a mi me pareció un coñazo. No creo que tenga que volver a aclarar que yo soy aficionado a un cine facilón, donde no haya que pensar, que me emocione (risa o llanto),…,en definitiva voy a pasármelo bien. Y en esta peli no pasa nada. De hecho Moni mi amiga, más fan de este tipo de cine, carne de festivales (como el coreano o iraní…), me hizo ver que en “eso” radicaba su belleza. Pues yo me pasé las casi dos horas esperando un giro drástico que me sacara de mi modorra (peli de silencios…). Y es que cuenta la rutina de Paterson (Adam Driver, “Mientras seamos jóvenes“), un conductor de autobuses de la triste ciudad de Paterson, que se levanta temprano cada mañana, desayuna cereales, coge su autobús, escucha conversaciones que le inspiran (quiere ser poeta y escribe sobre lo cotidiano…como una caja de cerillas…manda huevos), vuelve a casa, saca al perro, Marvin, y acaba su día tomando una copa en el bar del barrio donde comparte barra con sus vecinos (Barry Shabaka Henley, “La Terminal“, como dueño del garito). Y así día tras día, compartiendo su vida con Laura (Golshifteh Farahani, “Altamira“), una mujer con mil ideas (pajaritos) en la cabeza, todas en blanco y negro. La relación de ellos dos es pelín empalagosa. Además de la pareja protagonista y el perro, hay algún otro personaje que pone un punto simpático (no todo va a ser negativo…), como la pareja de ex novios de el bar (William Jackson Harper, “Todas las cosas buenas“, y Chasten Harmon, de la serie “Elementary“); o el punto surrealista a lo “Twin Peaks“, como el poeta japonés (Masatoshi Nagase, “Kano“). Creo que queda claro a que tipo de espectadores (que son muchos seguro, y me alegro) puede gustar la peli. A mis cuatro seguidores de cine de acción y divertimento, esperaros a mañana y pasado que hablaré de dos de nuestro estilo.

CINE: “VILLAVICIOSA DE AL LADO”.

villaviciosa_de_al_lado-665174723-large“Villaviciosa de al lado”, de Nacho G. Velilla (“Perdiendo el norte“), es una comedieta chorra al que no hay que negarle algún momento hilarante (pocos…como la procesión de la virgen y el momento “gasístico”), y algún que otro golpe divertido, que tira de sarcasmo con referencias a la actualidad (el alcalde corrupto, Leo Harlem, “Torrente 5“; el político populista, Carlos Santos, “También la lluvia“…una burda copia del impresentable de la coleta…) y usando la lotería nacional para crear un enredo rural. Así, el más popular de los sorteos nacionales toca en Villaviciosa de al lado. Lo que en un principio supondría la mayor alegría para un pueblo enfrentado al cierre de su mayor fuente de ingresos, un balneario, se convierte en un problema al haber caído la suerte en el puticlub del lugar, regentado por la Mari (Carmen Machi, “Ocho apellidos vascos“). A ver quien es el valiente que se atreve a reconocer que compró una participación sin descubrir su pecado…y sin que afecte a sus matrimonios (por allí están Carmen Ruiz, Belén Cuesta y Yolanda Ramos como mujeres afectadas). La peli está repleta de personajes más o menos pintorescos, y más o menos estereotipos de este tipo de cine. Un cura…en este caso negro (Boré Buika, “Palmeras en la nieve“); el tonto del pueblo (Salva Reina, “La isla mínima“); los cronistas del lugar (los veteranos Tito Valverde y Miguél Rellán); el gay (Antonio Pagudo, “Desechos“);…Además incluye una insulsa y forzada historia de amor entre una aprendiz a prostituta (Macarena García, “Blancanieves” ) y el hijo del alcalde, Carlos (Jon Plazaola, de la serie “Allí abajo“), amante del séptimo arte en un mundo de cenutrios.  Prescindible.

CINE: “1898: LOS ULTIMOS DE FILIPINAS”.

La historia de España está plagada de hechos susceptibles de ser llevados a la gran pantalla…aparte de la II Guerra Civil, luctusoso capítulo de nuestra historia que sí ha sido “tocado” de manera recurrente…y casi siempre con un enfoque cansinamente tendencioso. Así, el director novel Salvador Calvo y el productor Enrique Cerezo han recuperado el caso de los supuestos últimos soldados españoles que defendieron una aldea (Baler) en Filipinas, desconocedores que España ya había cedido parte de sus colonias a los EEUU, comienzo de la decadencia del gran imperio español. Así “1898: Los últimos de Filipinas”, llega a nuestras pantallas con la etiqueta de ser una de las producciones más ambiciosas de nuestro cine (ya hubo una peli sobre le asunto en 1945). Y creo que no va a defraudar. Magnífica recreación del ambiente/entorno, buen vestuario, bonitos paisajes,…, conforman una muy digna obra que cuenta con un más que correcto grupo actoral que defienden los momentos menos intensos (menos acción) con interesantes interpretaciones (enfrentamientos, complicidades,…). Las más de dos horas consiguen transmitir la angustia que debieron pasar allí los asediados, debido a las enfermedades, la escasez de alimentos, los ataques tagalos, la desesperación, la falta de noticias,…Me recuerda a esos westerns donde los buenos están rodeados y retenidos en un fuerte mientras los indios les atacan a oleadas. Al frente de los soldados se encuentra el estricto teniente Martín Cerezo (Luis Tosar, “Celda 211“), su superior, el blandengue capitán (Eduard Fernández, “El hombre de las mil caras“), y el sádico sargento (Javier Gutiérrez, “La isla mínima“). Karra Elejalde (“Ocho apellidos vascos“), es Fray Cándido; Carlos Hipólito (“Ninette“), el doctor que hace lo posible por curar a los enfermos; Alvaro Cervantes (de la serie “Carlos, Rey Emperador“), el soldado artista; y Ricardo Gómez (serie “Cuéntame“), Patrick Criado (serie “Aguila Roja“) y Miguel Herrán (“Acambio de nada“), otros miembros del destacamento. Una ex triunfita (“O.T.”), Alexandra Masangkay, pone el toque exótico. Interesante y recomendable.

CINE: “MAREA NEGRA”.

deepwater_horizon-388753742-largeLos yanquis ya he dicho varias veces tienen la capacidad (y los medios…) para hacer películas de casi cualquier tema que les afecte, y crear héroes de la nada (o de lo desconocido para el gran público). Este es el caso de “Marea negra”, de Peter Berg (“El único superviviente“), que basándose en el incendio de la plataforma de prospección petrolífera, “Deepwater Horizon“, que ocurrió en 2010 en aguas del Golfo de México, se nos presenta una peli del género de cine de catástrofes, que como dice Alberto Luchini en Metrópoli, nº 656: “le ha quedado una película catastrófica digna, que no solo no tiene nada que envidiarle a las de los años 70 sino que las supera visualmente gracias a los avances de los efectos especiales“. Y es que la traca final del desastre está muy conseguida. Hasta entonces la peli nos recrea (por encima…sin profundizar…) como se van incorporando los personajes a la plataforma, algunas cuitas personales, las diferencia de opiniones entre distintos mandos sobre medidas de seguridad,…, todo de manera correcta mientras nos preparan para lo inevitable. Es verdad que usan mucha terminología técnica. Como dice Peter Debruge, de Variety:  “La excitación es innegable. Para ser una película en la que no entiendes bien lo que está pasando el 75% del tiempo, “Deepwater Horizon”, resulta muy emocionante“. Mark Wahlberg (“The Fighter“), lidera el elenco actoral (además de producirla), en el papel de Mike Williams, el jefe técnico de la plataforma en la que mandaba Jimmy Harrell (Kurt Russell, “Los odiosos ocho“), enfrentado a los ejecutivos de BP (uno de ellos John Malkovich, “Las amistades peligrosas“). Otras caras conocidas (o no tan reconocibles con tanta mugre …) son las de Kate Hudson (“Una novia para dos“), como la mujer de Mike; o Dylan O´Brien (“El corredor del laberinto“) y Gina Rodríguez (“Filly Brown“), trabajadores afectados. Entretenida.