CINE: “STAR WARS: LOS ULTIMOS JEDI”.

star_wars_the_last_jedi-535293064-largeAunque yo no pertenezco a ese club de seguidores acérrimos de la saga, admito que tenía interés en ver la nueva entrega galáctica, “Star Wars: los últimos Jedi”, de Rian Johnson (“Looper“). Reconozco el mérito de esta producción (el éxito en taquilla ya está asegurado…), pero tengo que decir que me he aburrido más que en las anteriores. Soy más de la opinión de Antonio Weinrichter, de ABC: “Ya vemos que no eres fan, me dirán (…) puedo adelantar que me parece más cansina que entretenida pero tiene elementos que la redimen. (…) resulta muy abigarrada (…)“, que de mi amigo Luilli, friky (que no freaky) del tema, al que le “ha gustado todo: Adam Driver me flipa no se si más o menos que Kylo!…ya me enamoré de Daisy Ridley en el episodio 7. La saga continua y crece“. Está claro que tiene los ingredientes necesarios para que los furibundos seguidores sigan disfrutando. Seguir viendo a R2D2, Yoda, CRPO, Chewbacca, les debe seguir poniendo cachondos. Y si encima dos mitos de la saga como la Princesa Leia (la fallecida Carrie Fisher) y Luke Skywalker (Mark Hamill), recuperan cierto protagonismo…el orgasmo puede ser mayúsculo. Además los efectos especiales (o trabajos de ordenador) siguen siendo espectaculares, y el guión sigue teniendo esas dosis de humor básicos para rebajar la tensión. Lo que pasa es que dura dos horas y media y hay demasiada conversación telepática, mucho rollo del “qué pasó”, y momentos lentos que ralentizan el ritmo de la trama. Trama que es este caso nos presenta a la Primera Orden como dominador absoluto de la Galaxia, con el “feo de cojones” Snoke (Andy Serkis, “La guerra del planeta de los simios“) al frente, y el General Hux (Domhnall Gleeson, “Invencible“), como uno de sus esbirros. La resistencia, liderada por la citada Princesa Leia, aguanta como puede, con acciones como la liderada por el piloto Poe Dameron (Oscar Isaac, “Suburbicon“), un antinormas que quiere cargarse el solito la flota enemiga. Rey (Daisy Ridley, “Scrawl“), mientras tanto va en busca de Luke Skywalker, como única solución para ayudarles a librarse del mal. Lo que pasa es que Luke, el último Jedi, está retirado y pasa de todo. Volvemos a ver al malvado Kylo Ren (Adam Driver, “Paterson“), más falso que Judas, o al rebelde Finn (John Boyega, “Detroit“), ayudando en lo que puede. Dos veteranos como Laura Dern (“Corazón salvaje“), como la vicealmirante Holdo, y Benicio del Toro (“Sicario“), como DJ, un ladronzuelo sin escrúpulos, añaden categoría al reparto. Dicho lo anterior, un buen plan para estas navidades…eso sí, yendo descansados.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>