CINE: “QUE BAJE DIOS Y LO VEA”.

que_baje_dios_y_lo_vea-863570026-largeEl pasado día de Reyes acabé de rebote (quería ver otra peli) viendo “Que baje Dios y lo vea”, la opera prima de Curro Velázquez. Fui con la Jefa que salió encantada con esta comedia española que, como dice Alberto Luchini de El Mundo, “no pasará a la historia, pero está bien interpretada y es simpática de principio a fin“. Comedia fácil de ver, poco original en su argumento (tiene muchas referencias, empezando por “Sister Act“), pero que te saca más de una sonrisa sin necesidad de herir sensibilidades (tema religioso…) ni faltar al respeto. Para salvar la supervivencia de un monasterio, que las autoridades eclesiásticas quieren vender para convertirlo en un hotel, los monjes que allí habitan, liderados por el cascarrabias Padre Munilla (Karra Elejalde, “Ocho apellidos vascos“), y sobre todo por el díscolo Padre Salvador (Alain Hernández, “Palmeras en la nieve“), un cura aventurero poco acostumbrado a respetar las normas, deciden participar en la “Champions Clerum“, una competición futbolística entre entidades religiosas. Ganar esa competición podría ser la salvación. El problema es que en el monasterio no hay mucho virguero del balón entre los novicios (cuantas veces hemos visto esto de formar un equipo, de lo que sea, “El rompehuesos”, con patanes…). A pesar de esos “mimbres” y de algún que otro impedimento, tiran para adelante con la idea. Entre los variopintos novicios destacaría a Ramón (J.M. Montilla El “Langui”,Torrente 4“), que sabe reírse de sus limitaciones, o el que interpreta Joel Bosqued (“Perdona si te llamo amor“), con dudas existenciales, sobre todo las provocadas por la conductora de la ambulancia (Macarena García, que repite en tema religioso, como en la divertida “La llamada“). Otras caras conocidas aparecen durante la hora y media de metraje, como la de Tito Valverde (serie “El comisario“), como el Obispo; Bruno Squarcia (“Corazón de bombón“), metido en toga cardenalicia; o Joaquín Núñez (“Grupo 7“), como un comercial de productos religiosos. Además está la exótica presencia de Guillermo Furiase (hijo de Lolita), en el que entiendo es su debut cinematográfico. En definitiva, una comedieta entretenida que sirve para pasar el rato.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>