CINE: “EL GRAN SHOWMAN”.

DORyUwlW4AAOEO_Me atrajo el título de esta peli la primera vez que vi el cartel (eso de Showman…o “chouman” según una amiga), y aunque he tardado (tengo que agradecer a Celia González de Mont Blanc que me invitó al preestreno… pero me fue imposible asistir), ayer vi “El gran showman”, el estreno tras la cámara como director de Michael Gracey, donde Hugh Jackman (“Lobezno“), vuelve a liderar un musical como ya lo hizo en “Los miserables“. Y no lo hace mal. Además se mete en el papel del visionario empresario P.T. Barnum, famoso por los espectáculos que creó en su época. Eso si, el biopic (biografía filmada) difumina el desarrollo del personaje y su entorno en beneficio del espectáculo visual y de sonido que nos ofrece la película. Magníficos números (algunos tipo video musical…) con unas buenas canciones, que dicho sea de paso, casi todas se parecen un poquito. Vamos, que es un musical, muy musical. Lo digo para algunos colegas que sé les espanta este género. En todo caso se puede apreciar el perfil de Barnum, como alguien ambicioso, arriesgado, creativo, pero también vengativo contra las clases altas (toca el tema de la diferencia de clases,…) que le repudiaron en su día. Nos cuenta como empieza con un museo de personajes extraños y como eso deriva en un circo de espectáculos únicos, con seres únicos (en muchos casos despreciados por la sociedad…). A todo ello hay que sumarle lo complicado de compaginar su vida privada (Michelle Williams, “Manchester frente al mar“, interpreta a su mujer Charity) y los sobresaltos que le hacen tambalear. Entre sus personajes “extraños” destacar a Lettie Lutz, la mujer barbuda (Keala Settle, “Ricki“); Tom Thumb, el enano (Sam Humphrey, serie “Vecinos“); o Anne Wheeler, la trapecista (Zendaya, “Spider-Man: Homecoming“). Rebecca Ferguson (“El muñeco de nieve“) se mete en la piel de Jenny Lind, una cantante con una voz prodigiosa; y Zac Efron (“El chico del periódico“), es Philip Carlyle, el socio de Barnum de familia bien que le permitirá acceder a las clase altas.  Como dice Alberto Luchini, El Mundo: “Espectáculo visualmente apabullante, con unos grandiosos números musicales (…) se echan de menos una mínima profundización en los personajes y un desarrollo medianamente coherente de los acontecimientos. (…) “. En definitiva, como espectáculo funciona.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>