CINE: “YO, TONYA”.

i_tonya-669430204-largeYa estamos en la recta final previa a la entrega de los Oscars el próximo día 4 de Marzo. Y me temo que no voy a llegar a ver todas las candidatas en categorías importantes para hacer mi quiniela habitual. Lo que tengo claro es que en las categorías a Mejor Actriz y a Mejor Actriz Secundaria, hay una competencia brutal. Y en la peli que me toca hablar ahora, “Yo, Tonya”, de Graig Gillespie (“La hora decisiva“), las interpretaciones de la prota y su madre son bestiales. Margot Robbie (“Focus“), se mete en el papel de Tonya Harding (hablamos de una historia basada en hechos reales), una patinadora artística de altísimo nivel pero de un origen muy humilde, que en la previa a la participación en unos Juegos Olímpicos de Invierno ve como su principal competidora, Nancy Kerrigan (Caitlin Carver, “Ciudades de papel“), elegante y mucho más sofisticada que ella, es agredida, lo que en teoría le despejaba el camino a la gloria por lo que se convierte en sospechosa. Con ese “incidente” como eje de la película, se nos muestra los orígenes de Tonya, en un entorno desestructurado, donde aparece la madre. LaVona Harding (Allison Janey, “Juno“). Una cruel y despiadada mujer. Fumadora, bebedora, maleducada, sin escrúpulos,…y encima fea. Vamos que lo tiene todo. Una influencia crucial en la vida de la patinadora. Vida que también se tambalea a causa de la destructiva relación con quien fue su marido, Jeff (Sebastian Stan, “La suerte de los Logan“). La historia está contada a buen ritmo, con un montaje original (entremezclando entrevistas como si de un documental se tratara y con declaraciones mirando a cámara), con mucho humor (algún personaje es de coña, como Shawn, Paul Walter Hauser, de la serie “Kingdom“) en medio de una vida tan desastrosa, y con una banda sonora maravillosa que incluye a clásicos como Supertramp, Dire StraitsFleetwood Mac entre otros. También podemos ver a Julianne Nicholson (“Black Mass“), como su entrenadora Diane, y a Bobby Cannavale (“Blue Jasmine“), como una especie de comentarista de lo que ocurrió. “Una de esas películas que dignifica y eleva el cine basado en hechos reales. (…) no deja de sorprender a la audiencia con una serie de decisiones brillantes y arriesgadas. (…) extraordinario trabajo de sus protagonistas (…) Imprescindible.” en palabras de Daniel Martínez Mantilla, de Fotogramas.  

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>