CINE: “¿PODRAS PERDONARME ALGUN DIA?”.

can_you_ever_forgive_me-351943060-largeRecién entregados los Oscars, quiero seguir viendo algunas de las pelis que fueron nominadas en las categorías importantes, y que por una razón u otra, no pude ver antes de la entrega (me gusta este ejercicio para poder emitir una quiniela previa de estatuillas con criterio). Y “¿Podrás perdonarme algún día?”, de Marielle Heller (“The Diary of a Teenage Girl“), tenía nominaciones actorales y a mejor guión adaptado…palabras mayores. Y las nominaciones de sus protagonistas las entiendo (a toro pasado) porque son esas actuaciones en las que pivota este biopic que puede parecer menor, pero que me ha parecido interesante. Y sobre todo el currado trabajo dramático de Melissa McCarthy  (“La boda de mi mejor amiga“), que deja de lado sus habituales papeles cómicos e incluso histriónicos, para meterse en el pellejo de Lee Israel, una escritora que en su momento tuvo cierto éxito publicando biografías de personajes famosos, y que una vez se pasó de moda, se dedicó a falsificar cartas de famosos y venderlas en un curioso mercado de coleccionistas que le reportaba pingües beneficios. Pero no paró ahí, sino que también robó cartas originales de los archivos/bibliotecas donde se encontraban, también para colocarlos en el mismo mercado. La desgracia para ella es que el FBI estaba al tanto de sus fullerías. McCarthy está genial en el retrato de esta escritora venida a menos y metida a choriza. Un personaje solitario, huraño, desaliñado, mal hablado…que acaba dándote un poco de pena. A su drama personal no deja de ponerle unas gotas de humor negro. Humor que también le aporta la aparición de Jack Hock (Richard E. Grant, “Gosford Park“), un afeminado gentleman, que no deja de ser un homeless con clase, que se convierte en el mejor, y único amigo de Lee, además de cómplice. Como dice Javier Ocaña, de El País, “Poderosas interpretaciones de Melissa McCarthy y de Richard E. Grant (…) es justo ahí, en la mirada perdida pero personalísima de dos seres extraviados, donde puede estar la grandeza de una pequeña película.” Aunque son ellos los absolutos protas, destacaría además la presencia de Jane Curtin (“Los caraconos“), como la agente de Lee que pasa de ella, o Dolly Wells (“45 años“), una dependienta de una librería, fan de Lee.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>