CINE: “DOLOR Y GLORIA”.

dolor_y_gloria-734631623-largeVaya por delante que nunca he sido muy fan del cine de Almodóvar. Con sus pelis que más he disfrutado son las que tenían un mayor componente cómico (“Mujeres al borde…”,Los amantes pasajeros“,…). “Dolor y gloria”, su proyecto más autobiográfico según he leído en distintas declaraciones, tiene toques almodovarianos indiscutibles (esos colores, magnífica fotografía…de Jose Luis Alcaine, …), pero ya sea por el poco interés que me sugiere el personaje, o por lo escaso que aparece lo cómico (a cuentagotas), me ha parecido un poco plana (exenta de emociones fuertes). Dicho lo anterior me quedo con el buen trabajo de Antonio Banderas (“Matador“), con esa gestualidad contenida, con un asombroso parecido al director manchego por momentos. Banderas se mete en la piel de un director de cine, Salvador Mallo, afectado por innumerables males (estos si se tratan con un humor resignado), que con motivo del treinta aniversario de una de sus películas, decide contactar con el protagonista de la misma, Alberto Crespo (Asier Etxeandía, “La novia“), con quien no se habla desde entonces. Este reencuentro va paralelo a la recuperación de otros recuerdos y otros encuentros con el pasado (tira de flash back continuamente). Como dice Carlos Boyero, de El País, según recupero de Filmaffinity: “Tiene algunos momentos hermosos, pero el calvario interno del tal Salvador Mallo me resulta bastante indiferente“. No pierde la oportunidad para tocar temas otrora más polémicos como el consumo de drogas, la homosexualidad, etc. En este caso Pedro Almodóvar hace un honesto ejercicio de revisión de su vida (sin saber lo que hay de ficción y de inspirado en hechos reales). Varias caras conocidas del cine patrio aparecen por la pantalla. Penélope Cruz (“Volver“) y Julieta Serrano (“Entre tinieblas“), hacen de madre (en distintas épocas) de Salvador. Leonardo Sbaraglia (“Nieve negra“)  es un antiguo amor. Nora Navas (“Pa negre“), su mayor apoyo. Además podemos ver a Raúl Arévalo (“Primos“), Julián López (“Perdiendo el este“), Pedro Casablanc (“B“), e incluso la cantante Rosalía. Como anécdota, me ha gustado descubrir que Fernando Iglesias toca el piano…;).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>