CINE: “HISTORIA DE UN MATRIMONIO”.

2461540

He vuelto a recurrir a Netflix para recuperar “Historia de un matrimonio”, de Noah Baumbach, “Mientras seamos jóvenes“), estrenada ya hace varias semanas, pero multinominada a los próximos Oscars (y en categorías importantes…Mejor Peli para empezar), por lo que podía dejarla pasar. Y menos mal. Porque es una buena película, sustentada en las brillantes actuaciones de sus protagonistas. Primeros planos. Buenos diálogos. Intensos. A veces duros. Otras tipo monólogo. Trata un tema áspero como la separación (debería haberse titulado “Historia de un divorcio“) de manera brillante, dejando hueco también al humor (hay hasta algún personaje cómico, como la madre de ella, Sandra, la mítica Julie Hagerty de “Aterriza como puedas“). Y cuando digo “ella” me refiero a Nicole (Scarlett Johansson, en uno de sus dos papeles nominados este año, el otro por “Jojo Rabbit“), una actriz de método que está en pleno proceso de separación de su marido, Charlie (Adam Driver, “Paterson“), director de teatro de culto. Trabajan juntos y esta situación puede afectar a su trabajo y a su entorno. Y en su entorno sobre todo está el hijo de ambos, Henry (Azhy Robertson, “Juliet, desnuda“). En el buen reparto también destacaría a Laura Dern (recién vista en “Mujercitas“), nominada por su divertido papel de abogada sin escrúpulos y dicharachera; Alan Alda (“El puente de los espías“) y Ray Liotta (“Uno de los nuestros“). Ambos abogados de la otra parte. Con las reseñas que rescato de FilmAffinity queda claro que es muy recomendable:

  • “No es solo la mejor película de Noah Baumbach, es una de las obras más precisas y dolorosas que ha dado el cine reciente sobre algo tan duro de atrapar como la fractura del amor. (…) genial filme” 
    Elsa Fernández-Santos: Diario El País 
  • “Una obra maestra rota por dentro (….) Baumbach nunca antes se mostró más lúcido, más divertido, más cruel y más transparente. (…) Puntuación: ★★★★★ (sobre 5)” 
    Luis Martínez: Diario El Mundo 
  • “Baumbach, tesoro oculto del nuevo Hollywood, se supera en su última película (…) No hay escena mala, no hay un paso en falso, no hay sentimentalismo: sólo un equipo de artistas en estado de gracia. (…) Puntuación: ★★★★ (sobre 5)” 
    Antonio Weinrichter: Diario ABC 

CINE: “TE QUIERO, IMBECIL”.

te_quiero_imbecil-357408881-large

“Te quiero, imbécil”, de Laura Mañá (“Sexo por compasión“), es la típica comedia tontona y predecible, pero que funciona como mero producto para echar unas risas. Funciona porque los actores lo hacen bien. De hecho a Quim Gutiérrez (“Primos“) le van como anillo al dedo estos papeles de “medio pringao“. Natalia Tena (“Tierra firme“), me ha sorprendido positivamente. Tiene algo distinto. Y Ernesto Alterio (“La sombra de la ley“), tiene un papel que le da mucho juego para hacer el chorra (un gurú de autoayuda por internet), y está a la altura. Funciona además porque no llega a la hora y media. Se pasa volando. Y si además le añadimos buena música y una decente producción, pues eso, que no le darán muchos Goyas, pero pasas el rato. La historia es la de Marcos (Quim) al que su novia Ana (Alba Ribas, “100 metros”), le deja, al mismo tiempo que pierde su curro. Se ve entonces con 30 y pico años volviendo a casa de sus padres. Decide hacer lo que sea por rehacer su vida, para lo que cuenta con su amigo Diego (Alfonso Bassave, “Dieta mediterránea“), un guaperas con éxito con las mujeres. En medio de toda esta situación se reencuentra con una amiga de la infancia, Raquel (Natalia Tena), que se va a convertir en su gran confidente y apoyo. También podemos ver a Patricia Vico (“El crack cero“) como la nueva y buenorra jefa de Marcos. Lo dicho, “pa” echar el rato y unas risas. Sin más.

CINE: “AGUAS OSCURAS”.

dark_waters-876263662-large

“Aguas oscuras”, de Todd Haynes (“Carol“), es el estreno de más relumbrón de esta semana (estoy esperando algunos estrenos preoscars más interesantes), sobre todo por su importante reparto. Y como el título, es una peli oscura. Y no solo por los matices grises del ambiente (toque deprimente acorde con lo que se cuenta), sino que se queda un poquito a medias. En la línea de “Erin Brockovich” (con Julia Roberts) o “Acción civil” (con John Travolta), esta es una película con mucha carga reivindicativa (tema medioambiental muy de actualidad ahora…eso si no sale Gretha…). Peli/denuncia. Estas pelis son muestra de la lucha del pequeño contra el grande. David contra Goliath. El caso que nos ocupa es el de un abogado, Rob Bilott (un Mark Ruffalo, “Los chicos están bien“, como anodino, con trances de alelado….), que trabajando en un despacho que da servicios a las grandes industrias petroquímicas, tras la denuncia de un humilde granjero, Wilbur Tennant (Bill Camp, “Joker“), vecino de su abuela, se pone a investigar un complicado caso que le enfrenta a la gran corporación DuPont, lo que no será fácil, por el poder de esta empresa. Al menos cuenta con el respaldo del socio de su despacho Tom Terp (Tim Robbins, “Cadena perpetua“), y de su familia, aunque la relación con su mujer Sarah (Anne Hathaway, “Los miserables“), sufre el deterioro lógico del poco caso que hace Rob a todo lo que no tenga que ver con el caso. Solvente producción basada en hechos reales, lo que le da un punto de interés mayor, pero a la que le falta algo de tensión, de punch. Podemos ver también a Bill Pullman (“Independence Day“), Victor Garber (“Titanic”) o a Mare Winningham (“Philomena“).

CINE: “BAD BOYS FOR LIFE”.

bad_boys_for_life-343590773-large

 

Han pasado veinticinco años desde la emisión de “Dos policías rebeldes“, primera entrega de esta saga que continuó con “Dos policías rebeldes II”, y que culmina (creo que culmina…) con esta “Bad Boys for life”, que dirigen a la limón Adil El Arbi y Bilall Fallah (“Gansta“). Nada nuevo en la oficina. Si acaso se ponen un poco más sentimentalotes…se nota que el tiempo ha pasado. Mike Lowrey (Will Smith, “Yo, robot“), sigue siendo ese poli que tiene sus propios métodos, poco ortodoxos. Marcus Burnett (Martin Lawrence, “Esta abuela es un peligro“), en cambio, parece (solo parece) haber madurado más…se ha convertido en abuelo. Y aunque ya hace tiempo que no patrullan juntos, Mike le va a pedir a Marcus que le acompañe en una última misión, ya que han vuelto del pasado unas víctimas de Mike que ahora buscan venganza. Una muy solvente producción (grandes efectos) donde no faltan espectaculares persecuciones, tiroteos, etc. Tampoco falta el humor. De hecho la parte cómica es la que más se agradece…mucho más que cuando la cinta pretende ponerse seria…En este caso la parejita contará con un equipo especial de polis especializados, dirigidos por Rita (Paola Núñez, serie “La Reina del Sur“). Por el lado de los malos destacaría a Jacob Scipio (“We Die Young“), ávido de venganza contra Mike, siguiendo las instrucciones de su malvada madre (Kate del Castillo, “La misma luna“). Pues eso, puro producto de entretenimiento. Para pasar el rato.

CINE: “MUJERCITAS”.

little_women-778503384-large

A lo mejor me meto en un lío si digo que esta nueva versión cinematográfica de la novela de Louisa May Alcott, “Mujercitas”, va a gustar mucho a las mujeres, señoras, señoritas….vamos, que es una peli muy femenina. ¿La cajera metida a ministra de igualdad permitirá estas cosas? Lo digo porque entre otras cosas se habla mucho de que las mujeres solo pensaban en casarse bien…Bueno me centro, pero me apetecía dar cera a la ineptitud que nos viene. Pero me reafirmo que la peli dirigida por Greta Gerwig (“Lady Bird“), ha gustado, y mucho, a todo mi entorno femenino (madre, cuñada,….). Y es que la historia de las cuatro hermanas March, tiene ese rollo de colegueo entre chicas. Chismorreos de mujeres. Utilizando saltos en el tiempo nos enseña la evolución de las hermanas, cada una con su distinta personalidad. Sus inquietudes, sus amores. Jo (Saoirse Ronan, “Hanna“), es la más machota, rebelde, independiente, le gusta escribir. Meg (Emma Watson, la Hermione de “Harry Potter“), es la mayor, predestinada a casarse …y bien, si puede. Amy (Florence Pugh, “The Falling“), la artista, coqueta. Y Beth (Eliza Scanlen, “Babyteeth“), es la pequeña, débil, sensible. Las cuatro están muy unidas y tiran para “alante” apoyando a la madre (Laura Dern, “Alma Salvaje“), y ante la ausencia del padre (Bob Odenkirk, “Nebraska“). Está rodada con bastante ritmo y emociona sin dudarlo. La buena música de Alexandre Desplat ayuda a coger el pañuelo. Muy bien ambientada en la época. Tanto música como vestuario están nominadas en los próximos Oscars, donde también competirá en categorías mayores como Mejor Película, Actriz Principal (Saoirse Ronan), Actriz de Reparto (Florence Pugh), o Mejor Guión Adaptado. En el reparto hay además otras grandes figuras como Meryl Sreep (“La duda“) o Chris Cooper (“Agosto“), además del actor de moda Tymothée Chalamet (“Día de lluvia en Nueva York“), o de Louis Garrel (recién visto en “El oficial y el espía“).  Una buena peli para almas sensibles.

CINE: “JOJO RABBIT”.

jojo_rabbit-509852787-large

Curiosa y divertida esta comedia disparatada y pelín surrealista del director y actor neozelandés Taika Waititi (“A la caza de los ñumanos“). Es una visión peculiar del horror nazi desde el punto de vista de un niño, “Jojo Rabbit” (Roman Griffin Davis …que seguro va a currar un huevo) , que se debate entre su acérrimo nazismo (con diez años…..) y qué hacer al enterarse que su madre, Rosie (Scarlett Johansson, “Her“), esconce en su propia casa una niña judía, Elsa (Thomasin McKenzie, “The King“). El prota sin duda es lo mejorcito de la peli. Su inocencia y ternura te engancha, te hace reir y te puede hacer emocionar, porque en el trasfondo de esta peli pulula el drama que se vivió entonces. En todo caso tiene sobre todo momentos cómicos más o menos intensos. Y va desde el humor absurdo o tonto, al inteligente, pasando por algún personaje más exagerado como el que interpreta el propio director, que se mete en la piel de un imaginario Hitler, confidente virtual de Jojo. Buena música para esta película con seis nominaciones a los Oscars que incluye la de Mejor Película (eso son palabras mayores…), mejor guión adaptado o el papel secundario de Johansson. Podemos reconocer también a Sam Rockwell (recientemente visto en “Richard Jewell“) como un peculiar militar nazi, o a Rebel Wilson (“Dando la nota“), una instructora de las juventudes nazis…también peculiar. No puedo tampoco dejar de destacar al amigo de Jojo, Yorki (Archie Yates). Un cachondo. Entretenida sátira de algo que fue muy serio. Habrá quien se pueda molestar, pero creo que hay que tomársela como eso, una comedia disparatada.

CINE: “1917″.

1917-960418215-large

“1917″, de Sam Mendes (“American Beauty“), es sin duda una de las grandes favoritas para llevarse más de una estatuilla de las importantes en los próximos Oscars. Sus recientes premios en los Globos de Oro (Mejor Peli Dramática y Mejor Director) son un aviso. Y la verdad que es sorprendente y espectacular. Sorprende el formato de rodarla en un (casi) único plano secuencia. Digo casi, porque en un momento dado hay un fundido en negro (que me imagino ayudó para que el cámara descansara…..jejeje). Y espectacular es la recreación de ambientes. Esas trincheras y ese campo de batalla, vistos tan de cerca que apabullan. Y eso de que la cámara siga sin descanso a la dupla protagonista (muy buena química y buen rollismo entre los dos…con alguna gotita de humor necesario entre tanto caos) crea una sensación de angustia tensa (hay tensión por momentos) que llega al espectador (al que esté atento…no como el que me toco ayer al lado que no paraba de hacer ruidos guturales…denunciable). La trama en si es muy sencilla. En plena I Guerra Mundial, a dos soldados, Schofield y Blake (George MacKay, “Captain Fantastic“, y Dean-Charles Chapman, “No confíes en nadie“), les encargan la difícil misión de llevar un mensaje al frente para que aborten un ataque previsto contra los alemanes, al haberse detectado una trampa de estos últimos, lo que pondría en peligro la vida de 1600 soldados, incluido el hermano de Blake (Richard Madden, “Asalto en París“). En su camino hacia su casi imposible misión se encontrarán con todo tipo de dificultades y personajes. Entre estos últimos podremos reconocer las caras de Mark Strong (“Sherlock Holmes“), Colin Firth (“El discurso del rey“), Benedict Cumberbatch (“War Horse“) o Andrew Scott (“Spectre“), todos ellos metidos en uniformes militares de distinto rango. Por supuesto muy recomendable.

 

CINE: “LOS DOS PAPAS”.

the_two_popes-532690428-large

Con el anuncio de las nominaciones a los próximos Oscars, voy a tener que hacer un esfuerzo extra para ver todas las películas que han sido nominadas en categorías importantes. De la que me toca hablar ahora, “Los dos Papas”, de Fernando Meirelles (“El jardinero fiel“), decir que la he visto en Netflix (en contra de mi prioridad de verlas todas en pantalla grande). Pero entre el trancazo que tengo y la acumulación de visionados que se me presenta, no me ha quedado otra. En todo caso he podido constatar lo importante. Que la peli merece la pena ya solo sea por ver el duelo interpretativo de dos grandes veteranos. Y duelo en todos los sentidos, porque en este largometraje se pretende mostrar dos formas de entender la iglesia, en cierto modo enfrentadas. O dicho de otra manera, que tras verla uno puede entender que en la Iglesia también hay diferencias, celos, malos rollos,…Anthony Hopkins (“Hitchcock“) y Jonathan Pryce (“La buena esposa“), se mimetizan de manera grimosa en los personajes de Benedicto XVI y Francisco, dos Papas muy distintos. La trama ficciona como pudieron plasmar sus diferencias en sus encuentros. Además se aprovecha para ahondar algo más en la figura algo controvertida de Bergoglio, tirando de flasbacks (Juan Minujín, “Focus“, en su época joven). Muy bien ambientada (esa pomposidad cardenalicia), con toques de documental, y algún chispazo cómico, la peli es muy recomendable.

CINE: “EL OFICIAL Y EL ESPIA”.

j_accuse-559853852-large
La última peli de Roman Polanski (“El pianista“), “El oficial y el espía”, es una elegante y bien ambientada película basada en, lo que declara al principio, personajes reales, y que es como una de espías pero a finales del siglo XIX en Francia. Ya se sabe que al cine no siempre se va en las mismas condiciones físicas y de actitud…y que eso, puede afectar a tu percepción de lo que hayas visto. Y reconozco que no me enganchó mucho esta historia, si bien es verdad que con el paso del metraje de va animando algo la trama. Es como plana, fría. Cuenta como condenan a cadena perpetua al Capitán Alfred Dreyfuss (Louis Garrel , “Un hombre fiel“), por supuesto espionaje a favor de Alemania. Uno de los responsables de su condena es el Coronel Georges Picquart (Jean Dujardin, “The Artist“), que al descubrir que Alemania sigue recibiendo mensajes, empieza a elucubrar y dudar sobre la culpabilidad de Dreyfuss. A partir de ahí la peli se pone en formato investigaciones, sospechas, intrigas… Como dice Nando Salvá, de El Periódico, como destaca FilmAffinity: “Entre todo el exceso de palabrería y los somníferos ‘flashbacks’ ofrece estallidos de violencia repentina (…) pero esos momentos puntuales no hacen sino resaltar la falta de energía que todo el resto de la película evidencia.” Se pueden ver otras caras reconocibles como las de Vincent Pérez (“Cyrano de Bergerac“), Mathieu Amalric (“Munich“), o por supuesto de la de Emmanuelle Segnier (“Frenético“), que no falta en casi ningún largo de su marido. Pues eso, que ni fu ni fa.

CINE: “RICHARD JEWELL”.

richard_jewell-604878257-large

Vaya por delante mi admiración por el gran Clint Eastwood, tanto en su faceta actoral como detrás de la cámara. Así que dicho lo anterior (para que no haya sospechas de mi parcialidad), una vez más nos trae a las pantallas una joyita, y al igual que hizo con “Sully“, basándose en personajes reales, y con más similitudes entre ambas como las dudas sobre la heroicidad de sus protagonistas (los yanquis son unos fenómenos llevando historias aparentemente insignificantes a la gran pantalla… ). El que nos ocupa, “Richard Jewell”, interpretado por Paul Walter Hauser (“Yo, Tonya“), era un guarda jurado durante unos conciertos en Atlanta con motivo de los Juego Olímpicos que allí se celebraban en 1996, que hizo con su actuación que una bomba que explotó durante uno de los conciertos, fuera menos lesiva de lo que podía haber sido, gracias a que puso en preaviso de la existencia de una mochila sospechosa. Lo que en principio son todo parabienes por su buen hacer, se convierten en sospechas sobre el mismo. La peli tiene mucho de crítica a la actuación policial (el FBI, con Tom Shaw al frente, Jon Hamm, “Baby Driver“), y a la superficialidad de algunas informaciones periodísticas (Olivia Wilde, “El efecto Lázaro“, como la periodista sin escrúpulos Kathy Scruggs). Buenos personajes empezando por el prota, con esa mezcla entre bonachón, atontado y un punto de pervertido (magnífico retrato para mantenerte en la duda que la peli plantea…). A modo de thriller policíaco, político y periodístico, la peli transcurre a buen ritmo. Sin olvidar el punto que le da el abogado Watson Bryant (Sam Rockwell, “Tres anuncios en las afueras“), típico picapleitos tocapelotas que da mucho juego. Y no puedo olvidarme tampoco de la madre del protagonista, Bobi Jewell, interpretada por la siempre genial Kathy Bates (“Misery“). A punto de cumplir 90 años, Clint sigue en forma. No hay que perdérsela.