CINE: “EL PLAN”.

el_plan-394207654-large

“El plan”, de Polo Menárguez (“Dos amigos“), es una buena muestra de las películas que trasladan a la gran pantalla un guión inicialmente pensado para el teatro. Acción que ocurre prácticamente en un mismo espacio. Peli de diálogos, de rostros, de gestos,…, de pequeños detalles. En definitiva una obra para el lucimiento actoral. Y tengo que decir que los tres protagonistas hacen un buen trabajo. Por el contrario tengo que avisar a mis seguidores “brainless“, que tantas veces cito porque son la mayoría me temo, que no se esperen una peli de acción de las de su gusto. El cine “teatral” suele ser más intenso. La trama nos presenta a tres amigos en paro que, mientras deciden como solucionar el ir a donde han quedado con otros colegas, empiezan a sacar sus miserias y trapos sucios, lo que va enrareciendo el ambiente cada vez más. Estos tres amigos están muy bien interpretados por Antonio de la Torre (“El reino”), Raul Arévalo (“Primos”), y Chema del Barco (“Petra”). Se agradece que este tipo de pelis tengan un metraje reducido…como es el caso.

CINE: “CUESTION DE JUSTICIA.”

just_mercy-446078391-large

“Cuestión de justicia”, de Destin Daniel Cretton (“El castillo de cristal”), engloba los géneros de pelis de juicios, cárceles, abogados,…, con el argumento principal del racismo. Todo lo anterior muy manido ya en el cine. A pesar de ello (de cierta previsibilidad), la peli es buena porque consigue provocar en el espectador indignación y rabia por el descarado racismo de algunas instituciones públicas de los EEUU de entonces…¿y de ahora? (la crítica a la administración está ahí). Y es interesante porque está basada en hechos reales, lo que produce una mayor repulsa de saber que lo que estás viendo ocurrió de verdad. Y eso que cuenta es la historia de Bryan Stevenson (Michael B. Jordan, “Creed”), un abogado licenciado en Harvard, que en vez de aceptar trabajos más lucrativos, decide irse a Alabama a defender a los más necesitados y a los injustamente condenados. Allí contará con el apoyo de la activista local, Eva Ansley (Brie Larson, “Capitana Marvel”). Con ella conoce y se interesa en el caso de Walter McMillian (Jamie Foxx, “Ray”), injustamente condenado a muerte por el asesinato de una joven blanca de dieciocho años, a pesar de que todas las pruebas demostraron que era muy difícil que él hubiera sido el autor. Del reparto podemos destacar además a Rafe Spall (“La gran apuesta”) y Michael Harding (“Juanita”), del lado racista; y a O´Shea Jackson Jr. (“Casi imposible”), compañero de encierro de Walter. Interesante.

CINE: “ESPECIALES”.

hors_normes-401102446-large

Eric Toledano y Olivier Nakache, vuelven a tocar el tema de la discapacidad, como ya hicieron con la exitosa “Intocable“, en “Especiales”. Una maravillosa película que afronta el tema del autismo con sensibilidad y humor respetuoso. Es menos cómica que nuestro “Campeones“, pero ya solo el personaje de Joseph (el novel Benjamin Lesieur), te saca una sonrisa cada vez que aparece en pantalla con su cara de no haber roto un plato. Es de esos personajes entrañables que se te quedan en la retina por un tiempo. Los protagonistas son Bruno (Vincent Cassel, “El pacto de los lobos“) y Malik (Reda Kateb, “La noche más oscura“), que lideran sendas organizaciones que acogen y cuidan a niños y adolescentes con autismo. Contado de manera muy real (entiendo que incluso muchos de los intérpretes son personas con autismo…no me he parado a investigar), el espectador puede darse cuenta de lo sacrificado que es su trabajo. No está exenta de crítica a la administración por desentenderse de alguna manera de estos considerados marginados, a la vez que fiscaliza y critica la labor de estas asociaciones. Eso de poner trabas y no dar facilidades. Otras caras que destacaría serían las de Hélène Vincent (“El conde de Montecristo“), como la madre de Joseph; o el debutante Bryan Mialoundama, como Dylan, un voluntario conflictivo, que pone de relieve también la importancia del voluntariado. Cine social del bueno. Merece mucho la pena.

CINE: “THE GENTLEMAN: LOS SEÑORES DE LA MAFIA”.

  • the_gentlemen-425828685-large
    Muy entretenida, por alocada y divertida, me ha parecido “The Gentleman: los señores de la mafia”, la última propuesta de Guy Ritchie (“Sherlock Holmes“). Un thriller mafioso contado con idas y venidas en el tiempo, con mucho ritmo, mucho humor negro…y muchas palabrotas. Un punto gamberra. Y contada de manera original. Usando a un maravilloso Hugh Grant (“Notting Hill“), periodista amanerado, como excusa, mientras chantajea a Ray (Charlie Hunnam, “Z, la cuidad perdida“) para contar la historia del jefe de este último, Mickey Pearson (Matthew McConaughey, “Dallas Buyers Club“), el rey de la marihuana en Londres, que provoca cierto revuelo en el “sector” cuando aparentemente parece que quiere dejar el negocio. Ahí es cuando aparecen distintos personajes que quieren hacerse con el lucrativo “businnes“. Historia de mafiosos actuales con los ingredientes de los mafiosos clásicos (matones, violencia, chantajes,…), y cositas de hoy en día (rap, móviles, youtube,…). En un buen reparto destacaría además a Colin Farrell (“Langosta“), genial como “Coach“…y su vestimenta chandalera; Michelle Dockery (“Downton Abbey“), la mujer de Mickey; Jeremy Strong (“La gran apuesta“), un aspirante a hacerse con el negocio de la marihuana; Eddie Marsan (“White Boy Rick“); o Henry Golding (“Last Christmas“). Os dejo un par de reseñas sacadas de FilmAffinity:
    “La película es divertida (incluso a ratos muy divertida) pero con un ritmo tan histérico (marca de la casa) y tan sobrecargada de referencias (…) y trabalenguas que más que marihuana parece inyectada de anfetamina pura.” 
    Elsa Fernández-Santos: Diario El País 
    “Todo está ahí para resultar divertido, sorprendente, juguetón y cinematográfico. Y si alguien echa en falta algo memorable (…) lo hará mucho después de habérselo pasado en grande con ella. O incluso nunca. (…) Puntuación: ★★★★ (sobre 5)” Oti Rodríguez Marchante: Diario ABC