CINE: “LITUS”.

litus-871632817-largeLeo en las notas de producción que “Litus”, de Dani de la Orden (“El mejor verano de mi vida“), es una adaptación de una obra teatral (escrita por Marta Buchaca). Y no lo sabía pero me lo imaginaba. Es de esas películas que transcurre prácticamente todo el rato en el mismo espacio (un piso). Peli de diálogos. Y por eso a mis seguidores fieles, más adictos a la acción, les puede parecer algo intensa o densa. Pero les advierto que al menos el metraje no llega a la hora y media, lo que se agradece. Es un buen ejercicio actoral para los seis personajes (primeros planos, gestos,…), y en general están muy bien. Tiene un fondo dramático, pero tiene pretensiones de comedia. Algún punto simpático, casi siempre vinculado al personaje más “alocado”, Marcos (Adrián Lastra, “Toc Toc“…al que a veces cuesta entenderle…). Todo ocurre en torno a una reunión de amigos, que se juntan en el piso de Litus, nexo de unión de todos y que se suicidó unos meses atrás. Lo que debería ser un encuentro de homenaje o recuerdo al amigo muerto, se va convirtiendo en un foco de tensiones, reproches, recuerdos amargos,…Tiene algún momento de tensión, provoca alguna expectativa,…funciona. Pero como he dicho, los “míos” esperaros a la nueva entrega de “Rambo“. Los otros personajes los interpretan Quim Gutiérrez (“Primos“), hermano del finado; Belén Cuesta (“La llamada“), la que fué su novia; Alex García (“Kamikaze“), el flatmate; Miquel Fernández (“Cien años de perdón“), el colega músico; y Marta Nieto (vista en el corto nominado a los Oscars 2018, “Madre“), como la ex del citado anteriormente Marcos.

CINE: “SORDO”.

sordo-816910760-largeReconozco que me temía un alegato progre de la postguerra, una vez más (y no es de extrañar teniendo en cuenta lo que abunda en el séptimo arte patrio), y lo que me encontré con “Sordo”, de Alfonso Cortés-Cavanillas (“Los días no vividos“), es una especie de “western“, eso sí, de los “spaghetti western“. Más duros de digerir que las pelis del oeste al uso de las que soy un acérrimo fan. Y si cambiamos los escenarios de Monument Valley o similar, por los paisajes montañosos españoles, y en vez de indios y vaqueros, metemos en la ecuación maquis (rebeldes en contra de España que no admitieron la derrota…y que fueron derrotados dos veces) y el ejército español, pues eso, una del oeste. Aquí nos encontramos con un maqui, Anselmo Rojas (Asier Etxeandía, “Dolor y gloria“), que tras un atentado fallido donde su grupo murió o fué capturado, excepto él, huye del ejército que le persigue incansablemente con una herida que le ha producido una sordera que complica su huida. La peli transcurre en el afán denodado del Capitán Ramón Bosch (Aitor Luna, “El aviso“) por capturar al rebelde. Como decía antes, no es una peli tan fácil como otros westerns, pues tira de silencios (además de los del prota…con efectos técnicos ad hoc) y las paranoias del fugado lo que pueden provocar cierta ralentización del ritmo de la peli. Lógicamente (volvemos al tema de la progresía…) por lo general caricaturiza al que esté del lado nacional, pero incluso aquí se compensa con la figura del Sargento Castillo (Imanol Arias, “Anacleto: agente secreto“, siempre en su sitio), un buen soldado que parece querer él solo compensar las injusticias de sus superiores. También podemos ver a Marián Alvarez (“Cien años de perdón“), como la mujer de Vicente Roig (Hugo Silva, “Mentiras y gordas“), compañero de Anselmo; Ruth Díaz (“Tarde para la ira”) o Antonio Dechent (“Los Japón“), en un breve papel como mando del ejército. Pues eso, una solvente producción (bien ambientada), que funciona correctamente como un sórdido (nunca mejor dicho) western.

CINE: “VIVIR DOS VECES”.

vivir_dos_veces-760202822-large Me ha encantado esta comedia dramática (o comedia triste…donde el humor y una historia tristona se mezclan…y aquí mezclan bien), “Vivir dos veces”, de María Ripoll (“Ahora o nunca“). Y me ha gustado como afrontan esa pérdida de conocimiento que irremediablemente llega con la edad. Con humor. Y como también lo hacen con la discapacidad física de la pequeña del reparto, Mafalda Carbonell, un verdadero descubrimiento. Una cachonda la niña (genes tiene…). La historia es la de Emilio (Oscar Martínez, “El ciudadano ilustre“, un sólido acator), un viejo profesor de matemáticas que va perdiendo la cabeza poco a poco. Su hija, Julia (Inma Cuesta, “3 bodas de más“, guapa y versátil en recursos cómicos y dramáticos), tiene que afrontarlo a pesar de haber estado bastante distanciados, por lo que decide acompañarle, junto a su hija Blanca (la citada Mafalda), y su marido Felipe (Nacho López, “Tiempo después“), en un difícil viaje en busca de un amor de juventud. A modo de “road movie” por momentos, vamos conociendo al arisco abuelete, a la nieta colgada a la tecnología, al peculiar marido en paro metido a “coach“, y a la visitadora médica que hace lo posible para mantenerlos unidos. Utiliza los temas de actualidad como los móviles y las redes sociales, ingredientes necesarios en la trama. Tiene momentos muy divertidos, así como otros en los que te puede hacer falta un pañuelo. También emociona. En definitiva, funciona…y a cierta edad te hace pensar.

CINE: “HOTEL BOMBAY”.

hotel_mumbai-962065313-large Al igual que la peli que reseñé ayer, “Hotel Bombay”, el primer largo de Anthony Maras, está basado en hechos reales. Unos dramáticos atentados terroristas que sembraron el pánico en la ciudad india a finales de 2008 (la peli se centra en lo acaecido en el Hotel Taj Mahal de la ciudad). Y ese drama se palpa en la peli. Uno puede sentir la angustia que vivieron los testigos de aquello (la música efectista ayuda). Es dura (no esconde la frialdad y brutalidad de los asesinos…sin miramientos…absortos por esa locura religiosa…). Hay momentos de gran tensión, pero es verdad que tiene algunos baches de ritmo (algo lenta en algún momento). Los personajes, variados, en general conseguidos. Aunque chirría algo el del magnate ruso (Jason Isaacs, “El patriota“), al igual que me sorprende el perfil de algunos componentes del comando terrorista, fríos pero con matices (algunos parecen tontos…dentro de su ida de olla). En el reparto podemos ver alguna caras conocidas como la de Armie Hammer (“El llanero solitario“), un turista americano, David, que se aloja en el hotel con su mujer musulmán, Zahra (Nazanin Boniadi, serie “Homeland“), y su hijo recién nacido que está a cargo de la niñera Sally (Tilda Cobham-Hervey, “52 martes“). También destaca Dev Patel (inolvidable “Slumdog Millionaire“), con su cara de alelado como uno de los camareros del hotel, así como a Anupam Kher (“El lado bueno de las cosas“), como el jefe de cocina Oberoi. Interesante la inclusión de imágenes reales que sin “documentalizar” la peli, te refuerza la imagen de lo que debió ser aquello. Interesante.

CINE: “VIENTO DE LIBERTAD”.

ballon-910011657-large

Desconocía que la industria Disney ya había hecho una peli (con John Hurt y Beau Bridges entre otros) sobre este hecho real ocurrido a finales de los 70 en la Alemania Oriental, diez años antes de la caida del muro. Ahora, en una producción alemana, “Viento de libertad”, de Michael Herbig (“Vicky el vikingo“), nos vuelve a traer esa escapada en globo (un globo casero donde pudieron embarcar los ocho miembros de las familias Strelzyk y Wetzel). Un hecho sin duda impresionante, si se tiene en cuenta además las circunstancias de la época que queda bien reflejada en la cinta (bien ambientada). Y me refiero sobre todo al hecho de vivir bajo el yugo de un sistema socialista/comunista que lo único que pretende es controlar a la gente y someterlos al dictado de sus caprichos. A ver si muchos de los que han votado a la excrecencia progre de nuestro pais van a verla y se arrepienten de haber alentado al soplagaitas del coletas y sus “confluencias”. A pesar de ser un hecho real con desenlace conocido, la peli mantiene la tensión por momentos y le da un toque thriller, con esa persecución implacable de la Stasi (la policía política de la Alemania del Este, el equivalente a la KGB rusa o la Gestapo nazi), a cuyo frente estaba el Teniente Coronel Seidel (Thomas Kretschmann, “King Kong“). Buena recreación de personajes, como el vecino baboso sometido al régimen. Quitando al ya citado y a David Kross (“El lector“), metido en la piel de Güenter Wetzel, que han participado en producciones internacionales, el resto son actores desconocidos para mí, como Friedrich Mücke (“Friendship!“), haciendo del otro padre de familia de los fugados, Peter Strelzyk. Interesante.

CINE: “ANNA”.

anna-572914377-large

 

Para rematar (nunca mejor dicho) la semana, una reseña tan breve como el título de esta película de acción, “Anna”, de Luc Besson, que vuelve a reincidir es esto de las mujeres reconvertidas en máquinas de matar al servicio del estado, como ya hizo en “Nikita“, y de alguna manera también en “Lucy” con Scarlett Johansson (otra peli del estilo sería “La asesina” con Bridget Fonda). Ahora es una modelo rusa espectacular (parte del tirón de la peli puede ser su belleza … independientemente de su nivel interpretativo…), Anna Poliatova (la modelo Sasha Luss, “Valerian y la ciudad de los mil planetas“), la que es “fichada” por la KGB para luchar contra los enemigos de la madre Rusia. Una trama chorra que va rellenando con idas y venidas en el tiempo (un mareo) como para comprender el tema. A la belleza de la prota, se le añade una acción trepidante en algunos momentos (poco creible…pero eso es lo de menos), algo de sexo sugerido, dosis de peli de espionaje y contraespionaje, y unas caras conocidas para darle lustre al reparto, y ahí tenemos este producto comercial bastante prescindible. Helen Mirren (“La reina“) cubre el expediente como una desaliñada jefa del servicio secreto ruso; y Cíllían Murphy (“Dunkerque“) y Luke Evans (“El sótano de Ma“), luchan desde cada bando por hacerse con los servicios (de todo tipo…) de la prota. No da “pa” más esta reseña.

CINE: “QUIEN A HIERRO MATA”.

quien_a_hierro_mata-621396350-large “Quien a hierro mata”, de Paco Plaza (“Verónica“), es un interesante, y duro, thriller español, que gira en torno al mundo del tráfico de drogas en Galicia. Una película de rencores y venganzas. Poco a poco nos va añadiendo ingredientes a la trama que van dando sentido al guión y a la forma de actuar de los personajes, sobre todo del protagonista. Este es Mario (Luis Tosar, “Celda 211“, vuelve a demostrar que es un gran actor), un enfermero ejemplar en una residencia de ancianos que ve alterada su vida cuando un importante narco gallego, Antonio Padín (Xan Cejudo, “El pianista“), decide ingresarse en su residencia, en contra de la voluntad de sus hijos, Toño (Ismael Martínez, “REC3“) y Kike (Enric Auquer, “Dieta mediterránea“), los herederos del negocio. Estos harán lo que sea para que el padre abandone el ingreso para lo que no dudarán entre otras cosas en utilizar a Mario para que convenza a su padre. A Mario, cuya mujer, Julia (María Vázquez, “Mataharis“), está esperando un hijo, el contacto con Padín le ha hecho revivir “asuntos del pasado” que le harán plantearse algunas cosas. Buenas interpretaciones en general y, aparte de Tosar (del que ya he destacado su buen hacer), resaltaría la actuación de Enric Auquer, un catalán metido a narco gallego moderno, en un personaje no se si exagerado (¿son así los nuevos narcos?), pero genial en sus idas de olla. Interesante producción que te mantiene en tensión por momentos.

CINE: “OBJETIVO: WASHINGTON D.C.”.

angel_has_fallen-102194075-largeTercera entrega en la que Gerald Butler (“300“), se mete en el papel del Agente del Servicio Secreto Mike Banning (muy conseguido el nombre…). Tras dejarse los cuernos en la Casa Blanca y en Londres, ahora toca proteger al Presidente Trumbull (Morgan Freeman, “Paseando Miss Daisy“), de un complot que quiere acabar con él al negarse a permitir la subcontratación de ejércitos privados para los distintos frentes abiertos por los EEUU. En un atentado en el que solo sobreviven ambos, las autoridades acusan al propio Banning de organizar el intento de magnicidio. Así que el prota se encuentra perseguido por los buenos … y por los malos. La peli deriva por momentos en una nueva versión de “El fugitivo“. Esas pelis en las que un inocente es perseguido por la justicia. Poco original en general y algo previsible, algo sinceramente que te puedes esperar en una peli de estas, la peli funciona por su acción trepidante (buenas persecuciones…), y por su punto cómico, que lo aporta fundamentalmente el veterano Nick Nolte (“Límite: 48 horas“), que hace de un padre de Mike bohemio y que debió ser un prenda en otros tiempos (le pega todo a Nolte). En la peli dirigida por Ric Roman Waugh (“El mensajero“), también podemos ver a Piper Perabo (“El bar Coyote“), como la mujer de Mike; Jada Pinkett Smith (“Matrix Reloaded“), en el papel de agente perseguidor; o Danny Huston (“21 gramos“) y Tim Blake Nelson (“O Brother!“) en el lado de los malos. Le acortaría un poco el metraje. En todo caso, entretenida como peli de acción (las de pim, pam, pum,…).

CINE: “ERASE UNA VEZ EN…HOLLYWOOD”.

once_upon_a_time_in_hollywood-987163522-large Después de mi habitual parón durante el verano, retomo mis breves reseñas con el que ha sido el estreno más importante del mes de Agosto. La última de Quentin Tarantino, “Erase una vez en…Hollywood”. Y lo que tiene ver una peli con cierto retraso respecto a su estreno. Que mucha gente ya te ha dado su opinión y vas un poco viciado. Entre otros mi hermano Pelayo, conocido como Kubrick en algunos círculos, que creo recordar me dijo que se salió del cine…Vamos, que le pareció infumable. Y es que Tarantino es como el arroz con leche, o el hígado a la plancha…te encanta o lo aborreces. Bueno, también hay términos medios, que es lo que me ha pasado a mí con su penúltima entrega (dice que cuando ruede diez se retira…otra más de sus extravagancias). Me ha parecido una peli desmesurada en metraje (muy larga, más de dos horas y media), y muy chorra en el planteamiento. Mezcla la historia de un actor en declive, Rick Dalton (Leonardo DiCaprio, “El renacido“) que tiene que asumir su nueva condición haciendo papeles de villano, siempre acompañado por su doble, Cliff Booth (Brad Pitt, “Troya“), y su visión de lo que pudo ocurrir (o no) en la residencia de la actriz Sharon Tate (Margot Robbie, “El lobo de Wall Street“), curiosamente vecina de Dalton en las colinas de Hollywood. Me quedo con la actuación de DiCaprio y Pitt, que soportan el largometraje en lo que sería una divertida comedia del típico actor venido a menos. En ese “cine dentro del cineTarantino demuestra su pasión por el séptimo arte. Es una peli muy cinéfila. Con muchas referencias al cine (y la tele) de esos años 60. Esa parte me parece entretenida (con alguna escena cachonda para desengrasar como la presencia del personaje de Bruce Lee, o la conversación de Rick con la actriz infantil). La parte de Sharon Tate y el clan Manson le sirve para rememorar el mundo hippie que tanta importancia tuvo en aquella época. Veo forzada la trama. Destacaría la presencia de caras muy conocidas que dan lustre a la cinta: Al Pacino, Bruce Dern, Kurt Russell, Michael Madsen, Dakota Fanning o Luke Perry en su última aparición. Curiosamente también podemos ver a las hijas de Ethan Hawke y Uma Thurman (Maya Hawke) o de Bruce Willis y Demi Moore (Rumer Willis). En definitiva, me lo pasé mejor en “Malditos bastardos“, pero si eres fan de Tarantino, no puedes dejar de verla, y si no lo eres…tú mismo. A lo mejor echas en falta más sangre y vísceras…lo que se agradece por otro lado.

CINE: “PADRE NO HAY MAS QUE UNO”.

padre_no_hay_mas_que_uno-911130707-largeSantiago Segura ( @SSantiagosegura ) deja atrás sus “Torrentes” (y más cosas…) para dirigir y protagonizar una comedia familiar de humor blanco (sí, !puede ir toda la familia!), en la que trata asuntos cotidianos (o que nos pueden sonar a todos como cercanos) desde su peculiar y simpático punto de vista. Y consigue sacarte una sonrisa y de vez en cuando alguna carcajada. Vamos, que si te gusta Segura (su personalísima manera de ser), te lo vas a pasar bien. Se mete en el papel de Javier, un informático demasiado apegado a su trabajo que no presta mucha atención a las cosas de la casa ni a sus cinco hijos, aunque eso sí, se permite soltar sus oportunas frasecitas de “ya te dije“. Pero va a tener que enfrentarse a la cruda realidad cuando su mujer (Toni Acosta, “Mi gran noche“), decide irse una semana de vacaciones. Puede tener situaciones previsibles, pero la peli transcurre a buen ritmo (yo diría que va de menos a más) y con constantes gags (el tema de los “chats de padres” genial) que va a hacer que se te pase volando. Como curiosidad, dos de sus hijas en la vida real hacen de hijas en la ficción (Calma y Sirena Segura), acompañando a la youtuber Martina D´Antiochia, Carlos González Morollón, y Luna Fulgencio (“Durante la tormenta”), como los otros hijos. Silvia Abril y Leo Harlem (ambos coincidieron en “El mejor verano de mi vida“), son los “cuñaos“. Como en casi todas sus películas, Segura se rodea de “amiguetes” para darle “color” a la peli. Así, podemos ver desde Boris Izaguirre y Carlos Baute haciendo de jurados de un concurso, como a la campeona Ona Carbonell, como no, cerca de una piscina. En definitiva, una buena opción para pasar un rato entretenido en este mes de Agosto.

Y yo aprovecho para despedirme hasta finales de mes con mis reseñas. En Agosto hay estrenos interesantes (como la última de Tarantino) que espero duren en cartelera para cuando vuelva a la cruda realidad. Buen verano a todos.