CINE: “JOHN WICK: PACTO DE SANGRE”.

john_wick_chapter_two-435532369-large“John Wick: Pacto de sangre”, es la segunda entrega con este asesino a sueldo como protagonista. Ambas dirigidas por Chad StahelskiJohn Wick (Keanu Reeves, “Speed“, parece resurgir de sus cenizas), debido a ese pacto de sangre mencionado en el subtítulo, se ve obligado a ayudar a Santino (Ricardo Scamarcio, “Una buena receta“), por lo que viaja a Roma con el objetivo de cepillarse a la hermana de éste, Gianna (Claudia Gerini, “La Pasión de Cristo“). Wick tendrá que enfrentarse a peligrosos enemigos, como Ares (Ruby Rose, “xXx: Reactivado“), o Cassian (Common, “Selma“), además de al propio Santino, cuya verdadera ambición es dominar una especie de club internacional de asesinos. Como dice Alexis Puig, Diario Infoabe: ” Con momentos de acción perfectamente coreografiados, un elenco de secundarios sólidos y una estética atrapante, este es un espectáculo de balas, puños y cuchillos que no da respiro. (…) una película que bebe de lo mejor del cine clase B sin descuidar jamás ninguno de los rubros técnicos“. Esa “estética atrapante” ofrece bonitas imágenes de la ciudad eterna, escenas que parecen de videoclip, y algún homenaje…como la escena de los espejos (“La dama de Shanghai“, de Orson Wells). A mi Keanu Reeves no acaba de convencerme. Vería más bien a alguien tipo Jason Statham en un papel como este. Dentro de las pelis de este género (pistoleros sin escrúpulos…que parecen inmortales…), como “Transporter“, “Jack Reacher“, o la lejana saga de “El justiciero de la ciudad” con el mítico Charles Bronson, ésta no creo que destaque. Una trama no muy original, a la que le quieren dar un toque como místico, que a mi a veces me parece ridícula. En todo caso a los aficionados a los tiros y puñetazos les podrá divertir. Entre los “secundarios sólidos” destacaría la presencia de Ian McShane (“El Niño“), John Leguizamo (“Moulin Rouge!”), Franco Nero (“Django“), Peter Stormare (“Fargo“), y el partenaire de Reeves en “Matrix“, Laurence Fishburne.

CINE: “FAST & FURIOUS 8″.

the_fate_of_the_furious-720946563-largeCuando una franquicia como “Fast & Furious” ya va por las ocho entregas (esta última dirigida por F.Gary Gray, “Un ciudadano ejemplar“), será que sus pelis tienen algo… más allá del éxito en taquilla. Y es que su fórmula funciona entre el amplio público necesitado de acción a tope. Carreras y persecuciones espectaculares con unos bugas de aupa. Machitos y chulazos con ganas de bronca…y chavalas para ponerles un piso en Almagro (calle de Madrid…no pueblo…y eso que la población manchega tiene su punto). Música marchosa que acompaña esa acción trepidante. Todo lo anterior utilizando efectos especiales a la última y variando de escenarios, desde La Habana, hasta Nueva York, pasando por escenarios helados en algún lugar de Rusia. Quizás sea un poco larga. Esto se solucionaría recortando las escenas más tranquilas, cuando los protas filosofan (por decir algo…) o se ponen melancólicos. !!Lo que queremos son mamporros!!. Esta vez Dom (Vin Diesel, “XXX“), es seducido durante su luna de miel con Letty (Michelle Rodríguez, “Avatar“), por Cipher (se incorpora Charlize Theron, “Monster“, como la mal de esta entrega), para que les ayude a hacerse con unas armas todopoderosas con las que dominar el mundo…Muy fuerte tiene que ser el chantaje al que se ve sometido Dom para que traicione a sus amigos. El Señor Don Nadie (Kurt Russell, “Los odiosos ocho“), pedirá a Hobbs (Dwayne Johnson, “San Andrés“), que intente evitar los planes de Cipher aunque tenga que pasar por encima de su amigo. A Hobbs se le unen Deckard (Jason Statham, “Transporter“), Roman (Tyrese Gibson, “Transformers“), Tej Parker (Ludacris, “Resacón en Las Vegas“) y Ramsey (Nathalie Emmanuel, “El corredor del laberinto: las pruebas“). Contarán con la ayuda de Pequeño Don Nadie (Scott Eastwood, “Gran Torino“) y el hermano de Deckard, Owen (Luke Evans, “La bella y la bestia“). Vuelve a aparecer brevemente Elsa Pataky (“Serpientes en el avión“), y Helen Mirren (“La reina“), aumenta el caché de la peli con su breve aportación. Para los mitómanos de la saga, hay alguna mención imprescindible a Brian (el fallecido Paul Walker) y Mia (Jordana Brewster). Uno sabe lo que se va a encontrar cuando se mete a ver una de estas. Yo me entretuve.

CINE: “NIEVE NEGRA”.

nieve_negra-228454480-large“Nieve negra”, de Martín Hodara (“La señal“), es una co-producción hispano-argentina de una muy pulcra producción. Buenos paisajes. Brillantes interpretaciones. Calculada tensión. Eso sí, un thriller sombrío, plagado de silencios y miradas que no lo hace apto para mis fieles seguidores de un cine brainless y facilón. Marcos (Leonardo Sbaraglia, “Relatos salvajes“), acompañado de su mujer embarazada Laura (Laia Costa, “Victoria“), vuelan desde España a Argentina a recoger las cenizas de su padre (Andrés Herrera, “Hierro“), y de paso intentar vender a los canadienses, los terrenos que éste poseía en la montaña. El problema es que para formalizar la venta necesita la firma de su hermano Salvador (Ricardo Darín, “Truman“), quien vive aislado en esos terrenos, y con quien no tiene relación desde hace muchos años, cuando ocurrieron, allí mismo, unos dramáticos sucesos familiares. Los hermanos no van a tener más remedio que encontrarse…La peli va intercalando mediante flashbacks escenas del pasado que sirven para situar al espectador (aunque tengo que decir que yo me lie un poco en el quien es quien en la etapa joven…ya digo yo que cuando hay que pensar un poco me pierdo…hoy veo “Fast & Furious 8″…para compensar). Federico Luppi (“Magallanes“) y Dolores Fonzi (“Paulina“), completan el escaso, pero importante, reparto. A su favor además, un metraje correcto que no llega a la hora y media (que en las pelis de este tipo, y no es este el caso, se hacen muy pesados los silencios…). Interesante.

CINE: “UN GOLPE CON ESTILO”.

going_in_style-193065040-largeYa solo por el hecho de ver a su trío protagonista merece la pena ver esta peli de atracos en clave comedia (remake de una peli del 79) dirigida por Zach Braff (“Ojalá estuviera aquí“), “Un golpe con estilo”. Es una película amable, que te saca la sonrisa de vez en cuando y te puede llegar a emocionar. Como dice Javier Ocaña, El País: “Se ve con soltura y simpatía. Quizás con demasiado azúcar, pero también con una cierta retranca“. Joe (Michael Caine, “Ha llegado el águila“), Willie (Morgan Freeman, “Million Dollar Baby“) y Albert (Alan Arkin, “Pequeña Miss Sunshine“), son tres amigos, jubilados de la misma empresa, a los que esta les corta su plan de pensiones. Ante esta situación crítica deciden, ni más ni menos, que atracar un banco. Obviamente no tienen ni idea sobre el asunto y se pondrán manos a la obra con el asesoramiento de “expertos”. Todo lo relativo al atraco es bastante previsible aunque no deja de estar correctamente “montado”. Sin una acción trepidante (son octogenarios), el ritmo de la peli no decae en sus poco más de noventa minutos. Me ha encantado ver a la veterana Ann-Margret (“Cita en Las Vegas“), que a punto de cumplir 76 años mantiene su sex appeal. Otras caras conocidas del reparto son las de Matt Dillon (“Rebeldes“), como el agente Hamer; Christopher Lloyd (“Regreso al futuro“), como Milton, el olvidadizo compañero de jubilación de los protas; o John Ortiz (“Kong: La Isla Calavera“), como Jesús, uno de sus “asesores”. Lo dicho. Una buena opción de mero entretenimiento. Facilona.

CINE: “LIFE”.

life-510388488-largeCreo que ya me he declarado otras veces como poco fan del cine de ciencia ficción, y menos todavía del de terror. Pues bien, “Life”, de Daniel Espinosa (“El invitado“), sueco aunque suene a burgalés, es un correcto mix de ambos géneros. Como dice Quim Casas, de El Periódico: “Además de sucedáneo, es como una serie B de “Alien” pero rodada con considerable elegancia y buena tecnología“. Totalmente de acuerdo. No aporta nada nuevo. Esa buena tecnología le permite tener bellas imágenes al estilo “Gravity“. Tiene sacrificios tipo “Armageddon“. Vamos, que recurre a campos ya conocidos. El argumento se centra en una Estación Espacial Internacional, donde están a punto de descubrir pruebas de vida en Marte. Una de esas pruebas de vida, a quien ponen el simpático nombre de Calvin (una especia de medusa con forma de medio pulpo, media medusa de mar….), resulta ser un ser extraño con un poquito de mala leche. A partir de ahí empieza una lucha desigual por la supervivencia. Seis son los habitantes de la estación (de orígenes varios para reforzar su internacionalidad): el Doctor David Jordan (Jake Gyllenhaal, lo acabamos ver en “Redención“); la Doctora Miranda North (Rebecca Ferguson, “La chica del tren“); el técnico Rory Adams (Ryan Reynolds, “Buried“, pone alguna nota de humor); la Comandante Rusa, Ekaterina (Olga Dihovichnaya, “Weekend“); un científico inglés, Hugh (Ariyon Bakare, “El caballero oscuro“); y un japo, Sho (Hiroyuki Sanada, “Lobezno inmortal“). Hay algo de tensión (donde estará el bicho…).  Dicho lo anterior, si no tenéis nada mejor que hacer…se deja ver.

CINE: “EL OTRO LADO DE LA ESPERANZA”.

toivon_tuolla_puolen-717724555-largeFui a ver el pasado viernes una peli finlandesa, “El otro lado de la esperanza” (no me resisto a poner el título original, “Toivon tuolla puolen“…), de Aki Kaurismäki (“El Havre“), y se confirma la regla no escrita que cuando una peli tiene un origen “curioso” (checa, polaca, filipina,…finlandesa), suele ser…pues eso…”curiosa“. Carne de festivales de cine (la que nos ocupa ganó el Oso de Plata al Mejor Director en Berlín 2017). Nos cuenta un tema muy actual. Khaled (Sherwan Haji), es un refugiado sirio que llega a Finlandia tras muchos sufrimientos. Su historia, como la de todos los que han vivido similares visicitudes, es un drama. Pues su drama se cruza con el de Wikström (Sakari Kuosmanen, “Un hombre sin pasado“, también de Kaurismäki), un vendedor de camisas que abandona su hogar y su trabajo para poner un restaurante. Situación también “complicada” pero que se muestra de manera, digamos, surrealista, o, porqué no decirlo, cómica. La mezcla de ambas historias produce una peli de miradas, silencios, diálogos directos, situaciones absurdas, música de letras deprimentes,…, una rareza. Pero una rareza que se deja ver y que no deja indiferente, aparte de sacarte alguna sonrisa. Nando Salvá, de El Periódico, lo expresa mejor que yo: “Kaurismäki vuelve a hacer lo que se le da mejor: encadenar escenas en la que los personajes hacen cosas muy absurdas totalmente en serio, y usar esa comedia hierática para atiborrarnos de melancolía y amargura“. De vez en cuando me viene bien salirme de mi cine comercial y de pim, pam, pum…Recomendable.

CINE: “MAÑANA EMPIEZA TODO”.

demain_tout_commence-760186085-large“Mañana empieza todo”, de Hugo Gélin (“Comme des frères“) es una peli hecha para el lucimiento de su protagonista, Omar Sy, convertido en estrella tras su aparición en “Intocable“. Se plantea como comedia…aunque deriva en melodrama efectista. La fórmula funciona pues tiene algunos buenos gags que te harán reir, y, por otro lado, te tocará la fibra sensible para que tires de pañuelo. Nos presenta a Samuel (Sy), un golfo que trabaja en las playas del sur de Francia, cepillándose a todo lo que se menea. Un día aparece Kristin (Clémence Poésy, “127 horas“), un rollo efímero del pasado que le deja a su hija (producto de su afición descontrolada…) y se “pira” sin más. Samuel no se ve capaz de criar al bebé y va en busca de su madre a Londres. No la encuentra y se queda allí a vivir con la niña, Gloria (la novel Gloria Colston), con la esperanza de encontrar alguna vez a Kristin. Ocho años después reaparece, con la intención de recuperar el tiempo perdido. Tiene algunas incongruencias (o situaciones forzadas) y giros que alargan la parte “seria”. Puede resultar algo ñoña, o como dice Francisco Marinero, de El Mundo: “El abuso del sentimentalismo fácil ofrece resultados más empalagosos que conmovedores“. En todo caso se ve con facilidad. Otros personajes  son Bernie (Antoine Bertrand, “Starbuck“), quien le ayuda a instalarse en Londres; o Lowell (Ashley Walters, “Bullet Boy“). El cine francés nos ha dejado mejores comedias, pero esta es una buena opción en la cartelera actual.

CINE: “REDENCION”.

southpaw-186068978-largeEl mundo del boxeo ha sido argumento de muy buenas películas (“Toro salvaje“, “Rocky“, “Million Dollar Baby”, “The fighter“,…, “Yo hice a Roque 3“,…, esta última para los cachondos de mis amigos). “Redención”, de Antoine Fuqua (“Training day“), no creo que pase a engrosar esa lista top. En todo caso, y como dice Alberto Luchini de El Mundo: “Dejando de lado su escasa originalidad (…) la película se ve con facilidad, gracias a una puesta en escena impersonal pero eficazmente lacrimógena y a unas notables interpretaciones“. Lo completaría con las palabras de Federico Marín Bellón de ABC: “Fuqua (…) recurre a los resortes más conocidos del género y construye un relato que sabe aportar una mirada distinta en el fondo, pero no en la forma“. Básicamente concluyo que es una peli correcta, con los típicos ingredientes del género boxístico (mansiones, chulazos, coches de lujo, bravatas,…), bien ambientada (los gimnasios,…), con peleas creibles,…, pero en parte previsible. Nos cuenta la historia del campeón del mundo de boxeo de semipesados, Billy Hope (un atormentado/alelado Jake Gyllenhaal, “Brokeback Mountain“, que ha hecho un trabajo físico importante). Vive con su mujer, Maureen (Rachel McAdams, “Sherlock Holmes“), y su hija Leila (Oona Laurence, “Malas madres“, un descubrimiento), a “tutiplén”, como los típicos nuevos ricos (más aún cuando Hope viene de un origen muy humilde). Rodeado de los amigotes de su infancia, y asesorado por un manager ambicioso, Jordan Mains (50 Cent, “Acero puro“). Un giro inesperado en su vida le condena a un proceso autodestructivo. Tendrá que levantar la cabeza si no quiere perder todo lo que le rodea…que no haya perdido ya. El buen reparto lo completan entre otros Forest Whitaker (“El último rey de Escocia“), como el entrenador Tick Wills; Naomie Harris (“Moonlight“), en el papel de trabajadora social; o Miguel Gómez (“Bendíceme, última“), como Miguel Escobar, uno de los rivales de Hope. A los aficionados a este género les puede gustar, sin maravillarles. A los amantes del drama familiar también.

CINE: “EL BAR”.

el_bar-629716188-largeSiempre me divierte descubrir lo que el “perverso” cerebro de Alex de la Iglesia (“El día de la bestia“) ha parido para traernos a la gran pantalla. “El Bar”, tiene un inicio brillante, dinámico (los movimientos de cámara ayudan). Con una ingeniosa presentación de personajes (variopintos) y un interesante planteamiento tipo thriller (…quién es el asesino…). Pero una vez que la incertidumbre decae, la peli pasa más a la categoría de “terror”, no manteniendo ya el mismo ritmo. En todo caso por todo el metraje aparecen gags divertidos, diálogos trepidantes, y tensión por momentos. Todo en un ambiente como de “que viva el despiporre”.  Nos plantea como un grupo de clientes de un bar regentado por Amparo (Térele Pávez, “Los santos inocentes“), se quedan encerrados en el mismo, ante la imposibilidad de salir por miedo a ser abatidos por un misterioso francotirador. Con el paso del tiempo, empezarán las dudas y las tiranteces entre el grupo. Los “inquilinos” forzados del bareto son: un publicista hipster, Nacho (Mario Casas, “Palmeras en la nieve“); Elena (la siempre guapísima Blanca Suárez, “Los amantes pasajeros“), una pija que andaba por el barrio por una cita a ciegas; Satur (Secun de la Rosa, “La mula“), el camarero parlanchín; Trini (Carmen Machi, “Ocho apellidos vascos“), la ludópata; Israel (Jaime Ordóñez, “Mi gran noche“), el pordiosero del barrio; Andrés (Joaquín Climent, “La chispa de la vida“), un expolicía amargado; y Sergio (Alejandro Awada, “Francisco, el padre Jorge“), un estirado ejecutivo. Coincido por lo tanto con Luis Martínez de El Mundo: “Arranca de forma brillante (…) lástima que transcurrido un primer tercio de la película, tan enérgico como provocador, el caos fagocite casi todo“. Una amiga mía y su hija al salir de la sala decían unánimes: “Demasiado…”. Ir a verla. No os dejará indiferentes.

CINE: “KONG: LA ISLA CALAVERA”.

kong_skull_island-804915386-largeCon cierto retraso respecto al estreno (algunas bajadas a Jerez me han despistado… con gusto), vi esta semana la nueva reinterpretación de las aventuras del gran simio: “Kong: la isla calavera”, de Jordan Vogt-Roberts (“The Kings of Summer“). Y me he entretenido. Buenos efectos especiales, espectaculares paisajes, algún punto cómico para amenizar, buena música, tensión por momentos,…, estos son los ingredientes de esta peli de acción/aventuras/fantasía, que seguro te hará pasar un buen rato. En esta original versión sitúan al mono a principios de los 70, recién acabada la Guerra de Vietnam. Unos científicos dirigidos por Bill Randa (un delgado John Goodman, “El gran Lebowski“), consiguen los recursos del gobierno para investigar una isla desconocida (la que da nombre a la peli) para hacer unos estudios geológicos. Contarán con la ayuda del ejército. Al frente, el estricto y cuasi paranoico Preston Packard (Samuel L. Jackson, “Pulp Fiction“). También ficharán a un explorador peculiar que va por libre, James Conrad (Tom Hiddleston, “Thor“). Al adentrarse en la isla se darán cuenta que precisamente no es de Kong de quien más tienen que preocuparse. Otros miembros de la expedición son la fotógrafa Mason Weaver (Brie Larson, “La habitación“), el militar Jack Chapman (Toby Kebbell, “Ben-Hur“…que también es Kong), o Victor Nieves (John Ortiz, “El lado bueno de las cosas“). Otras caras conocidas son las de John C. Reilly (“Hermanos por pelotas“), un veterano de la II Guerra Mundial, y Richard Jenkins (“The Visitor“), como el senador que aprueba los presupuestos. Recomendable.