CINE: “AHORA O NUNCA”.

ahoraonuncaokEstrenada hace ya unos días (tengo que recuperar el retraso de visionados en este mes de Julio), tenía interés en ver “Ahora o Nunca”, de María Ripoll (“Lluvia en los zapatos”), por ver otra vez en acción a Dani Rovira y Clara Lago (“Primos”) (esta vez ella en un segundo plano) tras su sonado éxito con “Ocho apellidos vascos” (no tardará en llegar a las pantallas su secuela). Y tengo que decir que no me causó el mismo efecto. Me sacó alguna sonrisa, pero ni mucho menos es una comedia desternillante. Además creo que se desaprovecha la vis cómica de ambos (el de ella por menos protagonismo…el de él por un personaje más plano), y la protagonista en este caso, María Valverde, aporta esa dulzura que ya demostró desde sus inicios en “La flaqueza del bolchevique”, pero le falta la citada vis cómica. En formato comedia romántica, y dentro del subgénero de pelis de bodas (el juego que están dando los casamientos al séptimo arte…), nos cuenta como Eva y Alex (Valverde y Rovira), deciden casarse en el pueblecito inglés donde se conocieron. Hasta aquí todo muy potito…pero la cosa se complica cuando una serie de incidentes ajenos al novio (una huelga de controladores, una nube tóxica,…), hacen peligrar la celebración del enlace. La peli transcurre en esa contrarreloj por parte del novio, y su padre y su suegro que le acompañan (Joaquín Núñez, “Distrito 7″, y Jordi Sánchez, muy popular por la serie TV “Lo que se avecina”), por llegar a tiempo, y la espera en el lugar del convite de la novia, acompañada por sus amigas (la citada Clara Lago y Anna Gras), su hermana (Alicia Rubio, “La gran familia española”), y su odiosa suegra (Gracia Olayo, “El efecto mariposa”). Paralelamente, el grueso de invitados que vienen desde España, tienen que hacer el trayecto en autobús. Allí destacan la siempre divertida Yolanda Ramos (“Carmina y Amén”) y la cantante Melody. Sin ser de las mejorcitas comedias vistas últimamente, al menos cumple con su misión de entretener.

CINE: “SAN ANDRES”.

San_Andr_s-397400007-large

La verdad es que tiene delito que le pongan nombre de santo a la falla que da título a esta peli, “San Andrés”, causante de los mayores desastres naturales de la zona (y de la tierra) en forma de terremotos. Y de eso va este largo, puro ejemplo del cine de catástrofes, categoría que ha ganado mucho con los avances técnicos y los efectos especiales. Vaya diferencia comparar la mítica “Terremoto” (entonces se centraba más en arrasar Los Angeles con Charlton Heston y Ava Gardner entre muchos otros, con la que ahora nos ocupa (aquí San Francisco se lleva la palma…entre temblores y tsunamis). La peli de Brad Peyton (“Viaje al centro de la Tierra 2: La isla misteriosa”) se centra en el personaje de Ray (el cachas Dwayne Johnson, “El rey Escorpión”), un piloto de búsqueda y rescate que en medio del terremoto más grande de la historia, y de su proceso de divorcio con Emma (Carla Gugino, “American Ganster”), tiene que acudir al rescate de su hija Blake (Alexandra Daddario, vista en la saga “Percy Jackson”), también atrapada por la movida en San Francisco. Obviamente no va a ser fácil moverse en terreno revuelto. La tensa acción se mueve entre espectaculares escenas de rescate y derrumbamientos (el inicio pone el listón muy alto), y las cuitas sentimentales sobre esa relación que se acaba…o no…porque parece que todavía saltan chispas (…en el doble sentido…). Esta segunda parte pone la pausa a tanto cascote volante. La música “a todo meter” de Andrew Lockington ayuda a crear ese ambiente de desastre total. Si bien los tres personajes citados son el centro del argumento, destacaría la presencia del nuevo novio de Emma, Daniel (Ioan Gruffudd, “Amazing Grace”), a quien se le ve el plumero desde el principio (la previsibilidad en muchas de sus acciones no le quita tensión en todo caso); o los hermanos Ben y Ollie (Hugo Johnstone-Burt, “Goddess”, y Art Parkinson, visto en “Juego de Tronos”, este último el único que pone gotas de humor …muy necesarias entre tanto caos…), aliados de Blake en su búsqueda de la salvación; y por supuesto el gran Paul Giamatti (“Cinderella Man”), el científico que predice el desastre. Como dato curioso la cantante Kylie Minogue tiene un papel menor …y antipático. A pesar de las fantasmadas e inverisimilitudes propias de este tipo de pelis, yo pasé un rato entretenido.

CINE: “JURASSIC WORLD”.

Jurassic_World-330260664-largeLlevo un mes de Junio de “jaleo” que me está impidiendo ir al cine lo que me gustaría…y lo que debería. Prometo recuperar terreno perdido en Julio. Mientras tanto, conseguí hacer un hueco para ver el nuevo éxito de la taquilla mundial, “Jurassic World”, de Colin Trevorrow (“Seguridad no garantizada”), basada en las historias de Michael Crichton que ya triunfaron en las originales entregas iniciadas con “Jurassic Park” (aquí aparecen referencias …tanto citas como visuales…), dirigida por el gran Steven Spielberg, que en esta última entrega de la saga se deja el papel de productor. El resultado de este nuevo acercamiento al mundo de los dinosaurios es una correcta producción, que, ayudada por los cada vez mejores recursos técnicos (efectos especiales, etc), consigue el objetivo de entretener, incluso de mantener cierta tensión por momentos, a lo que ayuda la buena música de Michael Giacchino, heredero del mítico John Williams, autor de la partitura original. Aquí nos encontramos con Zach y Gray (Nick Robinson, “The Kings of Summer”, y Ty Simpkins, “Insidious”), a quienes su madre (Judy Greer, “El sueño de mi vida”) manda a visitar a su tía Claire (Bryce Dallas Howard, “Criadas y Señoras”), que trabaja en el “Jurassic World” en Isla Nublar (misma de la cinta original…), con la intención de que disfruten de este espectacular parque temático de dinosaurios. Parque temático que necesita renovarse constantemente creando nuevas especies para mantener el atractivo turístico. Una de esas nuevas creaciones, el “Indominus Rex”, está a punto de ser presentado en sociedad cuando escapa de su cercado creando la confusión y el caos en el parque. Esta escapada pilla a los hermanos en plena visita. Claire tiene que recurrir a Owen (Chris Pratt, “Guardianes de la Galaxia”), cuidador de los velociraptores, con el que tuvo algo en el pasado, para que le ayude a recuperar a sus sobrinos. A partir de ahí se suceden las escenas de pánico provocadas por el monstruo. Otros personajes que merece la pena mencionar son los de Simon Masrani (Irrfan Kan, “Slumdog Millionaire”), el dueño del complejo; Hoskins (Vincent D´Onofrio, “La chaqueta metálica”), su jefe de seguridad con intereses oscuros; Barry (Omar Sy, “Intocable”), colaborador de Owen; o el Dr. Wu (BD Wong, ” Siete años en el Tibet”), personaje heredado de las primeras entregas. En definitiva, una buena oportunidad para los nostálgicos de anteriores entregas para recordar a Sam Neill, Laura Dern, Jeff Goldblum y compañía.

CINE: “REQUISITOS PARA SER UNA PERSONA NORMAL”.

Requisitos_para_ser_una_persona_normal-919039624-largeLos “Requisitos para ser una persona normal”, que reivindica el título de esta peli son: trabajo, casa, pareja, vida social, aficiones, vida familiar y ser feliz. Y resulta que la prota, María de las Montañas (una dulce Leticia Dolera, “REC 3″, que además escribe y dirige la historia), no cumple ninguno de ellos, por lo que se propone ser una persona “normal” con la ayuda del también un pelín tocado del ala, Borja (Manuel Burque, visto en la serie TV “El partido”), con el que pacta que él le ayuda con su objetivo, y ella le ayuda a adelgazar. Nos encontramos con una comedia romántica que es menos original de lo que pretende (la utilización de grafismos en pantalla…de las conversaciones de wassap por ej…el más que previsible enamoramiento de los dos frikis…) pero que entretiene y consigue arrancar alguna sonrisa. Además se agradece el buen ritmo de la trama y la duración de menos de hora y media. En lo que sí es original es en el buen papel de Jordi Llodrá, un actor con síndrome de down, que hace de hermano gay de ella, con un maravilloso sentido de las cosas. Pablo Pineda ya no está solo es esto de la interpretación de personas con discapacidad intelectual. Ya sólo por eso estamos de enhorabuena. Otras caras conocidas aderezan esta correcta comedia. Silvia Munt (“Alas de Mariposa”), pone el punto dramático en el papel de madre sufridora; Carmen Machi (“Ocho apellidos vascos”), le da su toque…como siempre; Miki Esparbé (serie “Anclados”) aparece como el pretendiente pijo; y Alexandra Jiménez (“No controles”), como la excompañera de clase que sí cumple todos los requisitos…Una buena opción para pasar el rato.

CINE: “CONDUCTA”.

Conducta-219608167-largeMerece la pena ver este drama social cubano, “Conducta”, de Ernesto Daranas (“Los dioses rotos”), supongo que fiel reflejo de esa cuba decadente que se nos muestra sin tapujos y de manera brillante en esta rareza de la cartelera (esos edificios sucios, con desconchones, que aparentan una ciudad abandonada…pero que está llena de vida). Los protagonistas son dos. Sobre todo Chala (Armando Valdés Freire, una especia de Bradley Cooper en jovencito), un niño rebelde, mal estudiante, bravucón…pero que sostiene su casa, y a su madre yonqui, Sonia (Yuliet Cruz, “Habana Blues”), cuidando perros de pelea y palomas. En ese ambiente sobrevive, sobre todo por el apoyo de su maestra, Carmela (Alina Rodríguez, “Lista de espera”), la otra gran protagonista, una veterana profesora, consciente de los problemas de sus alumnos, y que prefiere ayudarlos a su manera, enfrentándose a las estrictas medidas de un régimen disciplinario muy apropiado para una dictadura en la que malviven. La película conmueve por lo duro de las circunstancias. Pero también es capaz de sacarte alguna sonrisa entre tanto drama, como en la relación amorosa/juvenil entre Chala y la dulce Yeni (Amaly Junco), compañera de clase que también tiene sus problemillas (¿quién no tiene problemas en Cuba?…aparte de Guillermo Toledo…). Con un reparto muy logrado (me llama también la atención el parecido de Miriel Cejas, “Lisanka”, con Halle Berry), y buen ritmo, incluso en unos diálogos que a veces es difícil entender (ponen subtítulos al cubano…), la peli es una de las sorpresas positivas de la cartelera. Muy recomendable.

CINE: “NUESTRO ULTIMO VERANO EN ESCOCIA”.

Nuestro_ltimo_verano_en_Escocia-882306877-large“Nuestro último verano en Escocia”, de los experimentados televisivos Andy Hamilton y Guy Jenkin (serie “Outnumbered”), es una divertida comedia que también consigue conmover. Ese mix de risa y llanto, con predominio de lo primero, es una combinación perfecta para pasar un buen rato en el cine. Un matrimonio recién separado, Doug y Abi (David Tennant, serie “Broadchurch”, y Rosamund Pike, “Perdida”), viajan a Escocia con su tres pintorescos hijos, Lottie, Mickey y Jess (Emilia Jones, “Siempre el mismo día”, Bobby Smalldridge, “Hogar de acogida”, y Harriet Turnbull), a visitar al padre de él, Gordie (el cómico escocés Billy Connolly, “El último samurai”), con motivo de su 75 cumpleaños, y porque posiblemente esta sea su última celebración al padecer un cáncer avanzado. La pareja decide disimular su situación de pareja para no afectar la salud de Gordie. Pero lo que consiguen son situaciones cómicas, no tanto entre ellos, que también (la conversación el el baño), sobre todo en la relación con sus hijos, y la de estos con su abuelo, que además ponen el punto tierno en este agradable largo que encima dura menos de 100 minutos (ya nos estamos acostumbrando a que todas las pelis pasen de dos horas…). Las relaciones de pareja y familiares, la insólita madurez de los menores, los puntos de vista sobre la muerte,…, todo esto tiene cabida en esta comedia, con un giro un tanto inesperado a mitad de metraje. Podemos ver a otros secundarios como a Celia Imrie, recién vista en “El exótico Hotel Marigold” y su secuela, o Ben Miller (“Johnny English”), como Gavin, el perfeccionista hermano de Doug que choca con sus sobrinos…y sus manías. Los maravillosos paisajes escoceses, que me recuerdan mi época dedicada al whisky…de manera profesional (que se entienda), forman una parte importante de la peli. Recomendable.

CINE: “CAZA AL ASESINO”.

Caza_al_asesino-744445180-largeTienen en común “Caza al asesino” y “Venganza”, no solo al director Pierre Morel (“Distrito 13″), sino que también suponen un impulso a la carrera de dos actores, que superados los 50 y con una brillante carrera detrás, se meten en su madurez en papeles de duros justicieros. Si bien la “Venganza” de Liam Neeson ha sido un éxito de taquilla con varias secuelas ya, la que nos ocupa, protagonizada por Sean Penn (grande en “Mystic River”), no sé si va  tener tanto recorrido. Es un efectista “thriller” para el lucimiento de un cachas Penn, que aporta poco a este género de cine de acción. Como dice Francisco Marinero en Metrópoli, nº 577, “Hay inverosimilitud y previsibilidad, acción espectacular y personajes, diálogos y situaciones que encadenan tópicos”. Vamos, nada nuevo. En este caso Penn encarna a Terrier, un ex mercenario responsable de la seguridad de ONG,s en la República del Congo, que debido a otros intereses “paralelos” debe abandonar ese pais y a su novia Annie (la italiana Jasmine Trinca, “Miel”), pero con un gran cargo de conciencia. Retirado de sus menesteres belicosos y de vuelta al Congo pero en labores humanitarias, vuelve a sentirse amenazado por lo que viaja por el mundo buscando los culpables de su persecución. Para empezar contacta con algunos de sus excompañeros de batallitas. Quién no ha visto una peli del “arrepentido al que le persigue su pasado”…Además una enfermedad le incapacita temporalmente (…a John Wayne también le pasaba en una peli que no recuerdo….no se si “El último pistolero”…), otra “no novedad”. Dicho lo anterior, sabiendo uno a lo que atenerse, la podemos considerar pasable/entretenida. Curiosamente hay presencia española, y no solo en la producción y en la interpretación de Javier Bardem (con ese careto se lo están rifando en USA en papeles de malo descerebrado…como “Skyfall”), sino que hay escenas taurinas (fundamentales en el devenir de la peli) con un Alejandro Talavante haciendo de torero, y escenas de Barcelona y Cataluña por donde pasa Terrier en búsqueda de respuestas. Sobre el tema taurino, los cansinos gobernantes catalanes ya se han dado prisa en incluir en los créditos finales una aclaración sobre el carácter antitaurino de la ciudad (que aunque se supone que ocurre en la ciudad condal…se ha rodado en otro sitio…que conste…)…eso sí, el dinero de la producción que no falte. Incongruencias de unos soplagaitas. Penn se rodea de buenos secundarios como son Ray Winstone (“Noé”), Mark Rylance (“Blitz”) e Idris Elba (“Thor”).

CINE: “LA FAMILIA BÉLIER”.

La_familia_B_lier-877695557-largeCon un poco de retraso (ya estrenada hace un par de semanas) me acerqué a ver “La familia Bélier”, de Eric Lartigau (“Un ticket pour l´espace”), una agradable comedia (con tintes musicales sin ser un musical) francesa (nuestros vecinos galos saben hacernos reir) sobre una familia granjera en la que todos son sordomudos menos la hija, Paula (Louane Emera, salida de la versión gabacha del talent show “La Voz”), en quien se apoyan el resto. El conflicto aparece cuando a Paula le surge la oportunidad de presentarse a un concurso de música en París. La disyuntiva está entre lanzarse a hacer lo que le gusta y abandonar a su familia, o renunciar a su sueño. Mezcla muy bien las situaciones cómicas producidas, no sólo por la discapacidad de la familia protagonista (un acercamiento humorístico con delicadeza y humor…”somos sordos no tontos…”), sino también por lo excéntrico de su comportamiento (el interés del padre, François Damiens, “Los seductores”, en presentarse a las elecciones para alcalde), con la tensión emocional (la audición en París puede provocar alguna lagrimilla…por lo que me cuentan…). El resto de la familia lo componen la exagerada y jugetona madre (Karin Viard, “Polisse”), y su hermano Quentin (el novel Quentin Gelberg). Roxane Duran (“La cinta blanca”), como su promiscua amiga Mathilde, y Eric Elmosnino (“Gainsbourg”), como su amargado profe de música se suman a un más que correcto reparto. Entretenida.

CINE: “MAD MAX: FURIA EN LA CARRETERA.”

Mad_Max_Furia_en_la_carretera-429261909-largeGeorge Miller (“El aceite de la vida”), el director de la trilogía clásica “Mad Max”, retoma la saga unos añitos después (la primera data de 1979) con “Mad Max: Furia en la carretera”. Subtítulo certero porque de eso se trata…todo el rato al volante…y “furiosos”. Max (Tom Hardy, “La entrega”, sustituye a Mel Gibson) huye de las garras del todopoderoso Immortan Joe (Hugh Keays-Byrne, el Cortauñas de las primeras entregas). En su huida se cruza con la misteriosa desmembrada Furiosa (Charlize Theron, “Monster”), que también intenta escapar del desagradable Immortan, acompañada por las esclavas reproductoras (Zoë Kravitz, “Divergente”, la modelo Rosie Huntington-Whiteley, “Transformers: el lado oscuro de la luna”, la nieta de Elvis, Riley Keough, “Magic Mike”,…., entre otras). Immortan se agarra un cabreo de aupa y se pone a perseguirlos por medio de esos caminos desérticos en una atmósfera apocalíptica asfixiante. No hay quitarle el mérito de la estresante acción. Porque de los 120 minutos que dura, se pasan pegando cochazos (o vehículos similares…) casi todo el metraje. Original (recordando a las antiguas entregas) en la creación de los personajes y de los vehículos (incluso alguno de coña como el que lleva un guitarrista vivo en el capó…), la película es pura acción. De hecho, cuando alguno se pone sentimental la cosa flojea (pero hay poco margen para el sentimiento…). Otra cara reconocible (bueno con el maquillaje no tanto) es la de Nicholas Hoult (“X-Men: días del futuro pasado”), que hace de Nux, uno de los perseguidores que se cambia de bando. Recomendada para los nostálgicos de la saga y aquellos amantes de las “road movies” de acción.

CINE: “EL GURU DE LAS BODAS”.

El_gur_de_las_bodas-754601990-large“El gurú de las bodas”, el primer largo de Jeremy Garelick, se une a la interminable lista de pelis sobre bodas…estas tienen ya su categoría propia. Y dentro de esas “pelis de bodas”, la podríamos subencuadrar en el apartado de “comedias tontas sobre bodas”. Y es que es muy tonta. Y salvando algún “gag” provocado por lo “freaky” de la mayoría de sus personajes (los testigos de pega se llevan la palma), me hubiera ahorrado hasta la reseña. Pero ya puestos os cuento que lo original (si es que hay algo original) en esta cinta es que se centra en el novio, Doug (Josh Gad, “Los becarios”), el típico personaje gordito, feo y sin amigos, que contrata los servicios de Bic (Kevin Hart, “Un funeral de muerte”, típico actor negro resultón con mucha…mucha…labia), un experto en ayudar a ese tipo de personajes patéticos. Y ¿cómo les ayuda?. Desde hacerse pasar por el padrino, hasta dar discursos en las bodas, conseguir testigos, despedidas de soltero,…En el caso de Doug, el servicio que se pretende es un servicio completo (un “smoking de oro”…). Ya os podéis imaginar que la peli transcurre entre las mentiras de Doug a su novia Gretchen (Kaley Cuoco-Sweeting, la Penny de la serie “The Big Bang Theory”), los preparativos de la boda, por parte de la familia de ella…y por parte del “asesor” de él. Ya he mencionado lo raritos que son los testigos “seleccionados”. Por citar alguno… Reggie (Affion Crockett, “Rompiendo las reglas”) o Lurch (José García, visto es la serie “Perdidos”). Los veteranos Ken Howard (visto en series como “Los Colby”, “Dinastía”,….) y Mimi Rogers (“La sombra del testigo”), hacen de los padres de ella. Y por su belleza, también destaco a Olivia Thirlby (“Dredd”) en el papel de Alison, la hermana incrédula de ella. Al menos tiene una música reconocible y agradable. Pero, en definitiva…prescindible.