CINE: “LOS INCREIBLES 2″.

the_incredibles_2-349945637-largeSoy de esos considerados bichos raros (aunque según observo, no tan raro), que le gusta a ir al cine solo para poder disfrutar del visionado sin que nadie le interrumpa con preguntas o comentarios inoportunos. Incluso yendo solo me altero fácilmente con cuchicheos cercanos o ruidos desagradables de engullimientos vomitivos (deberían prohibir comer en las salas). Hago esta introducción para aclarar que a veces hago excepciones, como la de dejarme acompañar por mi sobrino Beltrán (también vino el tío Naní) para ir a ver “Los increíbles 2″, de Brad Bird (“Ratatouille“). Y pasamos un buen rato los tres porque es una película para todas las edades. La animación de esta producción de PIXAR es magnífica. Es divertida, ingeniosa,…, muy entretenida. Una buena continuación a la primera entrega, de la que ya han pasado unos añitos (2004). Ha merecido la pena la espera. Nos encontramos ahora con que los superhéroes están “ilegalizados” y Helen, la madre (Holly Hunter le pone voz en la v.o.), se suma a la campaña para que los vuelvan a readmitir en sociedad. Está tan ocupada que Bob, el padre (Craig T. Nelson), tiene que asumir labores caseras y hacerse cargo de sus tres hijos, la adolescente Violet (Sarah Vowell), el gamberro Dash (Huck Milner), y el bebé Jack-Jack (Eli Fucile), que ya empieza a mostrar sus superpoderes. La aparición de un escurridizo malvado trastoca todos los planes pero hará que la familia se vuelva a unir para luchar contra el mal, con la ayuda de Frozone (Samuel L. Jackson). Sin duda un buen plan para ir con los sobrinos…aunque coman palomitas.

CINE: “LA GAVIOTA”.

the_seagull-356023172-largeYa sabéis que de vez en cuando me salgo de mis estándares de pelis y arriesgo metiéndome a ver alguna rareza de la cartelera para ver si me sorprende. Si os digo que “La Gaviota”, de Michael Mayer (“Flicka“), es la adaptación a la gran pantalla de la obra teatral de principios de siglo XX del autor ruso Antón Chéjov, empezaréis a entender porqué hablo de “arriesgarme” (y Chéjov me sonaba a futbolista del CSK…). Lo que pasa es que el elenco de actores y, sobre todo, actrices, es muy atractivo, y por eso me animé. Me adelanto a decir que hay grandes interpretaciones tragicómicas. Efectivamente no es una película fácil, no se la recomendaría a mi público “brainless“. De su origen teatral os podréis imaginar que está repleta de diálogos “literarios”, profundos a veces, cómicos otras. Dice la ficha técnica que reparten en los Cines Verdi: “Con sentido del humor y dosis de melancolía, este relato explora la naturaleza obsesiva del amor, las siempre conflictivas relaciones familiares, la trascendencia del arte y el coste que puede tener par el ser humano“. A una maravillosa mansión al lado de un lago, propiedad del enfermizo Sorin (Brian Dennehy, “Acorralado“), acude todos los veranos la veterana estrella del teatro moscovita Irina (Annette Bening, “Los chicos están bien“), hermana del dueño. Allí se junta con su amante Boris (Corey Stoll, “Ant-Man“), un afamado escritor; su hijo Konstantin (Billy Howle, “Dunkerke“), aspirante a escritor; y la amada de este, Nina (Saoirse Ronan, “Lady Bird“), aspirante a actriz. Por allí pululan también la guardesa, Polina (Mare Winningham, “Philomena“), su hija Masha (Elisabeth Moss, “The Square“), o el Doctor Dorn (Jon Tenney, “Tombstone“). Entre todos ellos surgen celos, obsesiones, envidias, displicencias, admiraciones, etc, etc, etc. Unos personajes que están casi todos como cabras. Esto lo hace divertido, a pesar de lo dramático de sus situaciones. Una opción curiosa para ver en versión original.

CINE: “YUCATAN”.

yucatan-564640894-large“Yucatán”, de Daniel Monzón (“El niño“), se nos presentaba en la gran promoción que ha tenido como una comedia, y es por esas expectativas de ir a reirme un rato al cine, por lo que me defraudó un poquito. Porque no es una comedia tronchante al uso ni mucho menos. Es una comedia ligth, con toques de musical y una trama típica de las pelis de timadores (con algunos giros interesantes que mantienen la atención con el “qué va a pasar“). Eso si, tiene una muy correcta producción, un buen reparto (alguno exagerado en su registro) y la música adecuada, lo que lo hacen un producto fácil de ver. Nos presenta a tres caraduras con distintas relaciones pasadas y presentes entre ellos, enfrentados en ver quien consigue estafar a un panadero que se ha embarcado en el crucero con su familia, y que acaba de ganar un superpremio en una lotería. En el trío protagonista, formado por Lucas (Luis Tosar, “Celda 211“), Clayderman (Rodrigo de la Serna, “Cien años de perdón“) y Verónica (la guapísima peruana Stephanie Cayo, vista en series por auqellas tierras como “Doña Bella“), surgen rivalidades pasadas, celos y otros menesteres que afectarán a su amistad. Los tres intentarán engatusar a Antonio (Joan Pera, “Forasteros“), el afortunado panadero, recién viudo, y a quien acompañan sus hijas y unos yernos muy peculiares (uno de ellos Agustín Jiménez, “Ocho apellidos catalanes“). Otra cara conocida que asoma a la gran pantalla es la de Toni Acosta (“El mejor verano de mis vidas“). Dice Sergi Sánchez en Fotogramas, nº 2099: “La contención, la sutileza y la gama de matices que Pera aporta a su personaje es, definitivamente, el gran efecto especial de una comedia elegante y entretenidísima, que nunca sacrifica la inteligencia en favor de la risa fácil“. Vamos, que vayáis a verla con otra mentalidad distinta a la que fuí yo…además el descubrimiento de Stephanie merece la pena. Un cañón del “colorao“.

CINE: “MEGALODON”.

the_meg-520270878-largeAlgún amigo (Alberto va por ti…) se ha atrevido a echarme en cara que cómo coño perdí el tiempo yendo a ver “Megalodon”, de Jon Turteltaub (“Phenomenon“), sabiendo de antemano lo que me iba a encontrar. Puede que tengan razón con que este tipo de cine dudo que engrandezca mi intelecto…pero es que la mayoría de las veces que voy al cine lo hago con la intención de “no pensar“…y esta peli es uno de esos exponentes maravillosos que encantan a mis seguidores de encefalograma plano (como el que suscribe), donde solo tienes que sentarte en tu butaca, admirar las fantasmadas del prota, echar una cabezadita si se tercia, y volver a casa sin ningún tipo de remordimiento. Así que si eres seguidor de Jason Statham (“Parker“), no dejes de verla porque está en su salsa. Hace de Jonas Taylor, un especialista en rescates a grandes profundidades al que acuden desesperados (y a regañadientes) los responsables de la Estación Científica MANA 1, cuando uno de sus submarinos ha quedado encallado en lo más fondo. Dado a la bebida y ya retirado debido a una mala experiencia tiempo atrás, acaba aceptando el encargo. Lo que no se puede imaginar es que una vez más se va a encontrar con un bicho inmenso, causante de su anterior tragedia, y que en su momento el anunció, pero nadie le creyó. A partir de ahí hay una mezcla de efectos especiales (y de ordenador) que funcionan correctamente, las fantasmadas ya citadas, algo de tensión y emoción, algún golpe cómico para desengrasar, incipiente romance,…vamos, lo necesario para crear un producto sencillo para entretener, sin más. Otras caras que “adornan” el espectáculo son las de Bingbing Li (“Transformers: La era de la extinción“), como Suyin, hija del científico Zhang (Winston Chao, “1911“), al frente del laboratorio; Cliff Curtis (“Training Day“); Robert Taylor (“Matrix“), como el Dr Heller; Rainn Wilson (“Juno“), el magnate que subvenciona el proyecto; o Ruby Rose (“John Wick: pacto de sangre“). Vosotros mismos.

CINE: “THE EQUALIZER 2″.

the_equalizer_2-203083168-large

Retomo mis reseñas peliculeras tras mi habitual parón de Agosto, intentando recuperar algunos de los estrenos pasados. En todo caso en Septiembre procuraré estar más presente…que todavía me quedan coletazos por el sur. Me decanté ayer por algo “fácil”. Cine de acción. “The Equalizer 2″, de Antoine Fuqua (“Día de entrenamiento“), además es una secuela por lo que tampoco me esperaba muchas sorpresas. Un producto hecho a la medida de Denzel Washington (“Fences“), metido en el papel de justiciero de causas justas, atormentado por algún drama pasado. Liam Neeson le hace la competencia con la saga “Venganza”. Robert McCall (Washington) se nos presenta como un conductor de VTC (los taxistas españoles se hubieran replanteado la huelga con Denzel enfrente…), que además de estar pendiente de sus clientes y vecinos (típico buen tío), sigue haciendo “trabajitos“. El tema se complica cuando uno de esos “asuntos” le afecta de manera muy personal en la persona de una antigua compañera, Susan Plummer (Melissa Leo, “The Fighter“). Por ponerle un pero, la trama principal se lía un poco con alguna subtrama menor (el veterano alemán que busca a su hermana, Orson Bean, “Anatomía de un asesinato“), y se alarga en metraje con algunos momentos de moralina sobre el bien y el mal con su joven vecino, Miles (Ashton Saunders, “Moonlight“). “Mucho más que un vehículo para el lucimiento de Washington. (…) Lo mejor: un Denzel Washington totémico y omnipotente. Lo peor: su carácter discursivo y un mensaje conservador. (…) “, Beatriz Martínez, Fotogramas. “La no acción alarga excesivamente el metraje, pero aporta más información e interés. (…) con actores (Melissa Leo, Pascal) que, al menos, acompañan en carisma a Washington. (…)Irene Crespo, Cinemanía. Pedro Pascal (de la serie “Narcos“), aparece como Dave, antiguo compi del prota. Bill Pullman (“Independence Day“), repite presencia (testimonial) como marido de Susan. Correcta sin más.

 

CINE: “LLENOS DE VIDA”.

place_publique-187295904-largeMe despido hasta la vuelta del verano (ya veremos cuando) con la reseña de una comedia francesa del montón, “Llenos de vida”, dirigida y protagonizada por Agnès Jaoui (“Háblame de la lluvia“). Comedia amarga en cuanto uno de los temas centrales es la decadencia y la no aceptación de envejecer, ambas situaciones que le afectan a Castro (Jean-Pierre Bacri, “C´est la vie“), un importante presentador de programas de telebasura que está perdiendo audiencias gravemente. Aparte de antipático, cínico, malencarado, borde,… Todo ocurre en torno a una fiesta que organiza Nathalie (Léa Drucker, “El buen maestro“), amiga y productora de Castro, que se ha comprado una casa de campo a las afueras de París. A la inauguración de la casa acude también su hermana Hélène (Jaoui), ex de Castro; la hija de ambos Nina (Nina Meurisse, “El jardín de Jeannette“), escritora novel; Vanessa (Héléna Noguerra, “Los seductores“), actual pareja de Castro; Jean-Paul (Frédéric Pierrot, “Joven y bonita“); y otros invitados más de distinto pelaje, desde un “instagramer” de moda a un vecino impresionado con el famoseo (“…¿tú eres famoso?…”). Entre este mix de personajes surgen rencillas, celos, discusiones, momentos íntimos,…Es una especie de comedia coral donde lo más gracioso lo aportan algunos secundarios puramente cómicos, como la camarera que se hace selfies con todo el mundo (Sarah Suco, “50 primaveras“), o la pareja de la anfitriona, un hombretón del este al que no se le entiende nada. En todo caso no es una comedia para troncharte. Tiene mimbres actuales como las apps y los móviles (ya es difícil ver una peli donde no tengan un papelito las nuevas tecnologías…) que harán al espectador empatizar más, y la música a cargo de la banda contratada, es por momentos agradable…menos para los lugareños cabreados con el ruido. Se deja ver.

CINE: “MISION IMPOSIBLE: FALLOUT”.

mission_impossible_fallout-180739766-largeQué queréis que os cuente de la sexta entrega de “Misión Imposible” que no os podáis imaginar ya, si no la habéis visto todavía. Una vez más una magnífica muestra del mejor cine de acción. “Misión Imposible: Fallout”, de Christopher McQuarrie (“Jack Reacher“), tiene los ingredientes típicos de la saga, y será por eso que la receta funciona. Acción trepidante, peleas bien coreografiadas, humor, tensión (típicas cuenta atrás…), cambios de identidad, efectos especiales muy logrados,…, lo tiene todo. Además Londres y París lucen de manera esplendorosa como decorados naturales, testigos de persecuciones inverosímiles, al igual que otros paisajes igualmente espectaculares (buena fotografía). La mejor señal es que a pesar de las casi dos horas y media que dura, se pasa volando (nunca mejor dicho…). Esta vez el agente Ethan Hunt (Tom Cruise, “El último samurai“, sigue en forma), tiene que enfrentarse a un clan misterioso llamado los Apóstoles, para recuperar el uranio que estos le han arrebatado y que podrían convertir en unas armas letales para la humanidad. Para ello contará con el apoyo de su equipo habitual, desde el Secretario Hunley (Alec Baldwin, “Infiltrados“), hasta sus incondicionales Luther (Ving Rhames, “Pulp Fiction“) y Benji (Simon Pegg, “Star Trek“), además de la peleona Ilsa Faust (Rebecca Ferguson, “Life“). También contará en esta entrega con la ayuda del agente Walker (Henry Cavill, “El hombre de acero“), impuesto por la jefa de la CIAErica Sloan (Angela Bassett, “Contact“), que se fía muy poco de Hunt. Este volverá a reencontrarse con enemigos acérrimos como Solomon Lane (Sean Harris, “Harry Brown“), o con personas cercanas a él en el pasado como Julia (Michelle Monaghan, “Adiós, pequeña, adiós“). Deseando que estrenen la siguiente entrega.

CINE: “SACAME DE DUDAS”.

otez_moi_d_un_doute-333522188-large“Sácame de dudas”, de Carine Tardieu (“La tête de maman“), es una tierna comedia con toques románticos que tiene casi más de drama familiar. Con ese mix de estilos se hace un simpático retrato de personajes solitarios (o casi) que de una u otra manera se entremezclan entre ellos en una especie de comedia de enredo light. No te vas a tronchar de risa viéndola, pero te sacará alguna sonrisa y te provocará alguna emoción. En ese equilibrio está lo interesante de esta peli (con la excepción de algún personaje como Didier, Esteban, “Yo Pékin!“, que desentona por ser un personaje puramente cómico y payaso). La historia es la de Erwan (François Damiens, “La familia Bélier“), un viudo dedicado a la desactivación de explosivos, que de manera circunstancial (unas pruebas de su hija embarazada, Alice de Lencquesaing, “A galope“) se entera de que su padre, Bastien (Guy Marchand, “Arresto preventivo“), no es su verdadero padre. Empieza entonces la búsqueda de su verdadero progenitor, Joseph (André Wilms, “El Havre“), a la vez que conoce a la guapa doctora Anne (Cécile de France, “Más allá de la vida“), y que tiene que lidiar con la rebelde de su hija que quiere criar a su futuro hijo sola. Estos son los ingredientes de esta sencilla peli que se deja ver. Interesante.

CINE: “MAMMA MIA! UNA Y OTRA VEZ.”

mamma_mia_here_we_go_again-440727588-largeDiez años después de “Mamma Mia!”, la película inspirada en el musical que triunfó en los teatros, con las canciones del mítico grupo sueco ABBA como eje, se vuelve a repetir la misma fórmula en “Mamma Mia! Una y otra vez”, de Ol Parker (“Ahora y siempre“). La peli nos situa en la misma isla griega donde transcurrió la primera entrega, en la que Sophie (Amanda Seyfried, “Los miserables“) está a punto de cumplir el sueño de su madre, Donna (Meryl Sreep, “Los puentes de Madison“, tiene una presencia más testimonial): la inauguración de un hotel. Con la ayuda de uno de sus padres, Sam (Pierce Brosnan, “Goldeneye“…de joven Jeremy Irvine, “War Horse“), del director del hotel, Fernando Cienfuegos (Andy García, “Los intocables de Elliot Ness“), y a pesar de la ausencia de su novio, Sky (Dominic Cooper, “Need for Speed“), intentará estar a la altura, mientras le vienen los recuerdos. La peli retoma entonces los orígenes de aquella joven y alocada Donna (genial Lily James, “Baby Driver“), cuando decidió tomarse el mundo por montera. A partir de ahí se mezclan los recuerdos con la actualidad al ritmo y letra de las canciones de ABBA. Así conoceremos también cómo eran en el pasado sus íntimas amigas, Rosie (Julie Walters/Alexia Davies) y Tanya (Christine Baransky/Jessica Keenan Wynn); o los otros dos padres de Sophie, Bill (Stellan Skarsgard/Josh Dylan) y Harry (Colin Firth/Hugh Skinner). La fórmula funciona para entretener. Buena y pegadiza música. Algunos gags divertidos. Toques emotivos. Buena fotografía. Y si a todo ello sumamos la presencia estelar de la diva Cher (“Hechizo de luna“), como la abuela marchosa de Sophie, pues válida la canasta. Por cierto, Benny Andersson y Björn Ulvaeus, la parte masculina de ABBA tienen su cameo nostálgico (a ver si descubrís donde aparecen). Lo que no se es lo que ha sido de Anni-Frid Lyngstad y Agnetha Fältskog.

CINE: “EL MEJOR VERANO DE MI VIDA”.

el_mejor_verano_de_mi_vida-275334251-largeSe agradecen este tipo de comedias en la que pasas un rato agradable y encima puedes reírte a gusto (tiene momentos tronchantes) con un humor blanco… sin recurrir a lo soez. “El mejor verano de mi vida”, de Dani de la Orden (“El pregón“), es un producto hecho a la medida de Leo Harlem (“Villaviciosa de al lado“), uno de los monologuistas y cómicos más divertidos de nuestro país. Y aquí saca toda su artillería de diálogos enrevesados, rajadas sin fin, gestos que lo dicen todo,…, en definitiva, Leo Harlem es su salsa y haciéndote reir, por momentos, a carcajadas. Si a eso añadimos algún toquecito emotivo, que la peli tiene una calidad más que correcta, y que hay un reparto entre principales y secundarios repleto de caras conocidas, que aportan cada uno su granito de arena, pues no puedo más que recomendarla para este verano. ¿Y de qué va? Curro (Harlem), que tiene problemas laborales (vendedor de robots de cocina es su última ocupación) y de pareja (con su mujer Daniela, Toni Acosta, “Mi gran noche“, sindicalista), le promete a su hijo Nico (Alejandro Serrano, lo veremos en “Superlópez“), que si saca todo dieces en las notas del cole, le regalará el verano de su vida. El problema surge cuando el niño cumple con su parte, mientras que Curro está a punto de quebrar. Pero su hijo es su hijo y hará lo que sea por cumplir con su palabra…aunque sea a su manera. Subidos en un viejo Tiburón que hay que arrancar empujando, empiezan un viaje (a modo de road movie) que les traerá algunos sinsabores y muchas alegrías, como conocer a Laura (Stephanie Gil, la veremos en “Sordo“), una niña con problemas de comunicación, y a su madre, Zoe (Maggie Civantos, serie “Vis a vis“), que regenta un peculiar resort eco. No quiero destripar más cosas porque merece la pena dejarse sorprender. En la gran pantalla reconoceréis caras tan populares como las de Arturo Valls, Berto Romero, Silvia Abril, Jordi Sánchez, Isabel Ordaz, Mariam Hernández, Ricardo Castella, Antonio Denchent, Salva Reina, etc, etc. La comedia del verano.