CINE: “FILTH, EL SUCIO”.

Filth_el_sucio-811325525-large“Filth, el sucio”, de Jon S. Baird (“Cass”), es el retrato de Bruce Robertson (la interpretación de James McAvoy, “El último Rey de Escocia”, sin duda lo mejor de la peli), un poli de Edimburgo que aspira a un ascenso para lo que se le presenta una buena oportunidad con la investigación del asesinato de un oriental. Tendrá que luchar contra sus colegas, a los que ve como competidores en su deseada promoción, y, sobre todo, contra sus adicciones y falta de escrúpulos (mucho en común con nuestro Torrente…drogadicto, racista, homófobo,…). Es una película de las que yo califico de “raras”. Tiene un toque surrealista en como recrea las “idas de olla” del protagonista. Eso sí, no le falta ritmo a la cinta en ese proceso autodestructivo del mismo. Si “Torrente” es pura comedia, aquí estamos más ante una tragicomedia. Hay personajes cómicos como Bladesey (Eddie Marsan, “El ilusionista”), el “unico amigo” de Bruce, que en el fondo son un puro drama. Además de McAvoy, podemos ver otras caras conocidas como Jamie Bell (“Billy Elliot”) e Imogen Poots (“Jane Eyre”), como algunos de sus compañeros; el veterano Jim Broadbent (“Gangs of New York”), como el doctor que cuida su coco; o David Soul (el rubio de la mítica serie “Starsky & Hutch”), irreconocible en un “de repente” numerito musical (una nota más de la rareza de esta peli). Basada en una novela de Irvine Welsh, no es una de mis recomendaciones del mes…

CINE: “EL JUEZ”.

El_juez-371929853-largeEn “El Juez”, David Dobkin (“El cambiazo”), podemos ver un gran duelo interpretativo entre uno de los actores más comerciales del momento, Robert Downey Jr. (“Iron Man”), y uno de los veteranos con mejor CV de Hollywood, Robert Duvall (“Apocalypse Now”, “El Padrino”,…). Ya sólo por verlos merece la pena. Y ambos son protagonistas de las distintas historias que se combinan perfectamente es este largo (y bien largo…casi dos horas y media): las nulas relaciones padre hijo, y la necesidad de entenderse, y el juicio, eje central de la peli (las pelis sobre temas procesales, juicios, etc, son un género por si mismo). Downey Jr. interpreta a un descarado y fanfarrón abogado de la gran ciudad, Hank Palmer (le pega todo el papel), que tiene que volver a su pueblo para el entierro de su madre. Hace tiempo que no aparece por allí, entre otras cosas por las nulas relaciones con su padre, Joseph Palmer, el reputado Juez de la localidad. Durante su estancia, un desafortunado incidente involucra al Juez Palmer en la muerte de un paisano, por lo que Hank, en contra de su voluntad ( y la de su padre), no tendrá más remedio que alargar su estancia para ayudar a su progenitor. A estas dos estrellas hay que sumar unas buenas interpretaciones del resto del elenco, como la de Vera Farmiga (“Up in the air”), como Samantha, una novia del pasado; Vincent D´Onofrio (“La chaqueta metálica”) y Jeremy Strong (“La noche más oscura”), como los hermanos de Hank que no han podido salir del pueblo (por distintos motivos); Billy Bob Thornton (“Armageddon”), como el abogado acusador; o los veteranos Ken Howard (“John Rambo”) y Denis O´Hare (“Mi nombre es Harvey”), como el juez y el doctor respectivamente. En una historia que casi todo es triste o dramático, se cuela con buen tono, un aderezo cómico que le dan un toque muy especial, que sin el, se haría seguro un poco pesada. Recomendable.

CINE: “THE PRINCE”.

The_Prince-304597435-largeGran iniciativa la de la Fiesta del Cine (entradas a 2,90), pero que me perjudicó (egoistamente), ya que la peli que quería ir a ver estaba agotada (increible pero cierto…”multisalas” con varios de los pases “agotado el papel”), y acabé en la sala 3 del mítico Palafox viendo “The Prince”, Brian A. Miller (“The outsider”), junto a no más de diez espectadores despistados. Esa sala medio vacía ya era una premonición (sobre todo en un día como el de ayer). El reclamo de Bruce Willis (“El quinto elemento”), no creo que sea suficiente para revitalizar esta peli que me temo no va a pasar a la historia del celuloide. Además Willis no es el prota. Ese papel le corresponde a Paul (un anodino Jason Patrick, “Speed 2″), ex convicto convertido en mecánico pereza, que de la noche a la mañana tiene que volver a recorrer los tugurios de su pasado criminal, esta vez en busca de su hija yonqui, Beth (Gia Mantegna, “Caza al asesino”, hija de Joe) que ha caido en manos de un traficante llamado “The Pharmacy”….muy apropiado….(el rapero 50 Cent, “Acero puro”). Pero eso no es todo, porque un mafioso al que le hizo un estropicio en el pasado, Omar (Willis), también quiere encontrarle para vengarse. Lo mejor…que no pasa de la hora y media. Previsible, con una fotografía rara (no se si es que la cinta estaba estropeada…ahora que todo es digital lo dudo…), sin ningún ápice de humor que la hubiera aligerado, interpretaciones de coña,…,vamos, como para recomendarla. También podemos ver a John Cusack (“Con Air”)  que cada vez se parece más a Nicholas Cage (ese peinaito…), como un ex colega que le ayuda; a Jessica Lowndes (“Altitude”, ojazos…y poco más), como la amiga de Beth que acompaña a Paul; y a Rain (“Ninja Assassin”), como la mano derecha de Omar. Podeís esperar a verla en la tele…si es que ese día no coincide con algún documental interesante de la 2.

CINE: “RELATOS SALVAJES”.

Relatos_salvajes-102488639-main

Llega “Relatos salvajes” a nuestras pantallas con el aval de ser la peli más taquillera del cine argentino. Y el cine gaucho lleva muchos años en la élite, así que algo especial tiene que tener. Y lo tiene. Y es que esta comedia negra (relatos tragicómicos…) de Daniel Szifrón (“Tiempo de valientes”), te coloca ante situaciones aparentemente cotidianas (una boda, una cena en un restaurante, que la grúa se lleve tu coche, un accidente fortuito, un pique en la carretera, coincidir con alguien de manera casual,….), que a todos nos van a sonar muy familiares, pero que se van complicando de tal manera que acaban siendo situaciones esperpénticas e incluso dramáticas. Te hacen que pensar, pues, aunque puedan parecer exageradas las reacciones de los personajes antes esas situaciones límite, al menos yo, me he visto identificado en algún momento del metraje. Además se te pasa en un “pis pas”, pues está planteada en seis capítulos, cada historia distinta una de otra, por lo que estás viendo como seis mini pelis. Eso sí, todas tienen en común la pérdida de papeles en situaciones desesperadas. Contar con la presencia de grandes intérpretes como Ricardo Darín (“El secreto de sus ojos”), Darío Grandinetti (“Hable con ella”), Leonardo Sbaraglia (“Plata quemada”), María Marull (“Antes del estreno”), o Rita Cortese (“Viudas”), que abre el fuego con un personaje maravillosamente siniestro como cocinera, dan más categoría si cabe a este largometraje….suma de seis cortos. Como dato decir que Pedro y Agustín Almodóvar aparecen como coproductores. Y no me extraña que se hayan sumado al carro de “Relatos…”, pues algunos personajes y diálogos pueden resultar muy almodovarianos. Muy entretenida.

CINE: “THE EQUALIZER: EL PROTECTOR”.

The_Equalizer_El_protector-392015711-largeVuelven a coincidir en “The Equalizer: El Protector”, el director Antoine Fuqua (“Objetivo: la Casa Blanca”) y el actor Denzel Washington (“Huracán Carter”) tras “Día de entrenamiento”. Aquí afrontan el tema ya muy visto en el cine, de la mano, por ejemplo, de Charles Bronson o Steven Seagal, de los justicieros urbanos (este último tiene incluso peli con mismo título…). Así que, sin ser muy original, no deja de ser entretenida a pesar de sus más de dos horas. En este caso el justiciero es un aparentemente buenazo, empleado de un Home Depot (el paraiso del bricolaje…muy oportuno para sus habilidades tipo Macgyver…), Robert McCall (Washington), que esconde su oscuro pasado, pero que no puede reprimirse a la hora de meterse en un buen lío en su afán de ayudar y proteger a una joven prostituta, Teri (Chloë Grace Moretz, “La invención de Hugo”), con la que comparte sus insomnios y sus lecturas en el bar del barrio. Y es que cepillándose a los chulos de su amiguita se va a enfrentar ni más ni menos que a la temida mafia rusa, quienes mandan al malo (con cara de malo) Teddy (Marton Csokas, visto en la prescindible “Noé”) para vengarse. Lógicamente…esto no va ser tan fácil, ya que McCall tiene muchos recursos para defenderse. También podemos ver en un papel menor a Bill Pullman (“Independence Day”) y Melissa Leo (“The Fighter”), intentando ayudar al protagonista. Pues eso, película de correcta factura, con las escenas de acción bien conseguidas (con ese puntito de fantasmeo necesario) y algunas gotas de humor (pocas) para aderezarla. Entretenida.

CINE: “PERDIDA”.

Perdida-677988863-large“Perdida”, es la adaptación a la gran pantalla de la novela, del mismo nombre, de Gillian Flynn, quien también participa en el guión. De la mano del eficaz director David Fincher (“La red social”, “Seven”,…), este vertiginoso “thriller” te atrapa desde el principio, y te mantiene “al loro” con sus distintos giros de guión que te llevan a un “curioso” final (que no voy a contar). Curioso por inesperado. Al menos de las muchas opciones que uno siempre baraja…“seguro que ha sido tal….”…la de la peli no es la que más votos tendría en una encuesta. Eso sí, todo contado en casi dos horas y media (lo que tiene adaptar un libro sin cepillarse mucha trama). Y nos presenta a Nick Dunne (un Ben Affleck, “Argo”, correcto), que en la mañana de su quinto aniversario de boda, ve como su mujer, Amy (de Rosamund Pike, “Los sustitutos”, me gusta hasta el nombre) ha desaparecido sin aparente motivo. A partir de ahí se monta un dispositivo enorme, tanto por parte de la comunidad y la policía, como por los medios de comunicación, para la búsqueda de Amy. La influencia de los medios citados (muy actual…la importancia e influjo que tiene en la sociedad lo que los medios transmiten) y las noticias que van sacando del caso, hacen que la opinión pública vaya viendo a Nick cada vez más sospechoso y culpable de la desaparición de su mujer. Nick va a tener que medir muchos sus pasos a partir de entonces, para lo que cuenta con pocos apoyos. Su hermana Margo (Carrie Coon, de la serie televisiva “The leftlovers”) y el abogado Tanner Bolt (Tyler Perry, “Alex Cross”). Enfrente, el resto, empezando por los padres de ella (Lisa Banes, “Cocktail”, y David Clennon, “La Cosa”). Buen ritmo a pesar de la duración, a lo que ayuda una primera parte donde se intercalan imágenes del presente y del pasado de como va evolucionando la relación de ellos dos, con “flashbacks” bien metidos…hasta que todo confluye en el convulso presente. Podemos ver también a Neil Patrick Harris (“Los pitufos”), como Desi Collings, un ex de ella que sigue enamorado. Interesante.

CINE: “UN VIAJE DE DIEZ METROS”.

Un_viaje_de_diez_metros-843965194-largeAhora entiendo porqué mi amigo Luis Cadarso me sugirió ir a ver “Un viaje de diez metros”, del sueco Lasse Hallström (“Chocolat” o “Las normas de la casa de la sidra”). Sus aficiones culinarias y sus peripecias hindúes se pueden ver reflejadas en esta peli. Y le agradezco la sugerencia porque me encontré con una mezcla entre comedia sentimental y drama amable, como indica Antonio Trashorras en su reseña de Fotogramas. num. 2.052, que me entretuvo a pesar de sus dos horas de duración. Cuenta la historia de una familia de la India que tras varias vueltas por el mundo acaban en un pueblecito francés abriendo un restaurante hindú,  Maison Mumbay,…pero justo enfrente del reputadísimo restaurante con una estrella Michelin, Le Saule Pleurer, liderado por la estirada Madame Mallory (una siempre exquisita Helen Mirren, “La reina”). Y para ver la distancia, esos diez metros del título, mirar el cartel. La llegada de esos extraños provoca una lógica guerra sin cuartel entre el refinamiento del afamado local francés, y el jolgorio y ruidoso local indio. En esas diferencias culturales se apoya buena parte del guión, basado en la novela del mismo nombre de Richard Morais. Pero la trama da para más. Como la previsible relación entre el cocinero indio con unas habilidades increibles para los fogones, Hassan (Manish Dayal, “El aprendiz de brujo”), y la ayudante del chef del estirado local galo, Marguerite (Charlotte Le Bon, un clon de nuestra Paz Vega que también aparece en cartelera en el biopic “Yves Saint Laurent”). Pero sobre todos ellos, para mí sobresale la figura del padre de la familia hindú (un genial Om Puri, con más de 200 pelis en su haber, incluyendo presencia en la mítica “Gandhi”). Su visión de la vida, de los negocios, su vis cómica…lo mejor de la película. Destacar que en la producción están entre otros dos grandes, Steven Spielberg y Oprah Winfrey. Luis, no dejes de ir a verla.

CINE: “TORRENTE 5: OPERACION EUROVEGAS”.

Torrente_5_Operaci_n_Eurovegas-241259676-largeLa quinta entrega de la saga más exitosa en taquilla del cine español no defrauda. Porque “Torrente 5: Operación Eurovegas”, es otra comedia en torno al detective más guarro de la gran pantalla, con todos sus avíos, que en este caso se adapta a un previsible futuro cercano (nos situamos en 2018) en sus gags y coñas. Y es que Torrente (Santiago Segura es el alma mater de toso esto…dirige, protagoniza, guioniza…), después de un periplo en prisión, sale a la calle encontrándose con un pais muy cambiado….han derribado el estadio Vicente Calderón, ha vuelto la peseta, el Coletas es el líder de la oposición (espero que sus ficticios vaticinios no se cumplan…), etc, etc. En vista de este panorama, decide situarse al margen de la ley (ya solo esta declaración de intenciones tiene su gracia…), y preparar un gran golpe, aprovechando un contacto que hizo en la cárcel, John Marshall (Alec Baldwin, “Blue Jasmine”, aporta el toque “glamouroso”…hablar de “glamour” en una de Torrente tiene tela…). Entonces la trama se convierte en una especie de “Ocean´s Eleven” (se le hace mención) a lo cutre. Ya sólo ver el grupo que forma para dar el golpe te despelotas: Fernando Esteso (con más papel que su otrora pareja Andrés Pajares), Cañita Brava, Bigotes y Dientes, Florentino Fernández y Carlos Areces haciendo de hermanos, Barragán,…, y las féminas Angy y la guapa Anna Simón (ambas participaron en el programa de Antena 3 “Tu cara me suena”….donde Segura triunfó…una vez más). Pero como siempre, Torrente se busca sus ayudantes, generalmente con una pedrada en la cabeza, y que en este caso son el cómico Julián López y Jesulín de Ubrique. La peli está llena de “cameos” de caras conocidas, otra seña de identidad de Torrente. Así podemos ver a la Campanario, Pablo Motos y el Hombre de Negro, Leo Harlem y Chiquito de la Calzada, y muchos más. La veterana Chus Lampreave o la explosiva Neus Asensi vuelven a la saga. Lo dicho, no hay nada, o casi nada, que vaya a sorprender (incluso se repiten los gags….las pajillas…oler la ropa interior….), pero uno echa unas risas…que es de lo que se trata. Emotivo guiño a Tony Leblanc.

CINE: “LA ISLA MINIMA”.

La_isla_m_nima-276450591-large“Aunque tenga muchas capas, esta no deja de ser una película con esquema clásico de – ¿ quién lo hizo ? -”. Esto declara Alberto Rodríguez (“Grupo 7″), director de “La isla mínima”, en el Fotogramas nº 2.052. Y efectivamente nos encontramos ante un thriller policíaco en el que dos polis, Juan y Pedro (Javier Gutiérrez, serie “Aguila Roja”, y Raúl Arévalo, “Primos”, que dejan atrás su registro cómico, por el que más se les conoce, para darle intensidad dramática a sus personajes. Mejor Gutiérrez a quien acaban de dar un premio a su interpretación en el pasado Festival de Cine de San Sebastián), se trasladan a las marismas del Guadalquivir para intentar averiguar la desaparición, y posterior asesinato, de dos jóvenes adolescentes. Rodada en un paraje hinóspito (parecen las ciénagas de pelis rodadas en el entorno de New Orleans…sin árboles y caimanes…se entiende), pero maravillosamente fotografiado (espectaculares las vistas cenitales con las que empieza y que luego aparecen intercaladas), que se convierte en protagonista fundamental. La presencia de varios sospechosos (otro aspecto más del tono clásico mencionado al principio) mantiene la intriga hasta el final (por cierto, estar bien al loro, porque la lluvia puede impedirte enterarte de lo más importante…que se lo pregunten a mi amigo Nacho Muñoz, con quien coincidí junto a su mujer). Las diferencias personales de los dos protagonistas y las circunstancias político-sociales de la época (nos situamos en 1980), aderezan el argumento de este largo. Sobre esto último a mi me chirría ese tufillo progre de aprovechar para dar cera, en este caso, a la policía social de los últimos años del franquismo y de la transición. Otros personajes que completan la trama, son los padres de las desaparecidas (Antonio de la Torre, “La gran familia española”, y Nerea Barros, serie “El príncipe”, pegan poco como pareja…sobre todo ella en ese entorno donde vive), el periodista rojete interpretado por Manolo Solo, “La herida”, y “El guapo”, el chico de la moto por el que todas las jovencitas suspiran, interpretado por Jesús Castro (“El niño”), que va lanzado. Película interesante.

CINE: “LA ENTREGA”.

La_entrega_The_Drop-495380437-largeCon los créditos que avalan “La entrega”, Michaël R. Roskam (“Bullhead”), no me extraña que me encontrara ayer con una interesante e intrigante peli. Y es que para empezar, el guión corre a cargo del novelista (“Mystic River”) y guionista (serie “The Wire”), Dennis Lehane. Y para acabar este largo cuenta con la última presencia en la gran pantalla del gran, en todos los sentidos, James Gandolfini (serie “Los Soprano”), que, al igual que Phillip Seymour Hoffman (lo comenté en “El hombre más buscado”), nos dejó antes de tiempo. Y si Gandolfini aporta su prestancia y saber estar, Tom Hardy (“El caballero oscuro: la leyenda renace”), verdadero protagonista, me ha sorprendido con un registro maravilloso de chico atormentado que oculta un oscuro pasado. Bob (Hardy), es el camarero bonachón de un bar de barrio (Brooklyn, N.Y.), regentado por su primo Marv (Gandolfini), antiguo dueño del mismo, pero ahora sometido a las mafias rusas (chechenas…) de los barrios bajos neoyorquinos. Dos hechos fortuitos, o no tanto, el atraco producido en su bar y el encuentro de un cachorro de Pitbull en el cubo de basura de la enigmática Nadia (Noomi Rapace, la Lisbeth Salander de la versión sueca de “Millenium: los hombres que no amaban a las mujeres”), le harán enfrentarse a situaciones algo complicadas: la presión de los mafiosos para recuperar el dinero, y la del ex de Nadia, Eric Deeds (Matthias Schoenaerts, “De óxido y hueso”), para recuperar el perro. Un thriller donde valen más los silencios y las miradas que la violencia explícita, que la hay, y donde también hay cabida para enfrentar a dos solitarios (Bob y Nadia), que luchan desde la soledad contra su evidente atracción mutua. También podemos ver a John Ortiz (“El lado bueno de las cosas”), poniendo el toque policial al tema, necesario en un thriller; y a James Frecheville (“Dos madres perfectas”), como uno de los atracadores. Algunos giros de guión interesantes. Recomendable.