PAUSA ESTIVAL.

Solo informaros que estaré unas semanas dando “volteretas por ahí” por lo que tendré “aparcado” mi blog. Además, por ahí abajo encuentro pocas oportunidades de ir al cine (en todo caso espero que alguien me acompañe a ver “Los Mercenarios 3″…), lo que no me permitirá haceros recomendaciones de los estrenos estivales…que son bastantes.

En todo caso podréis seguirme a través de mis distintas redes donde espero seguir contando algún temita, como la Michi Cup del 7 de Agosto o el Festival Benéfico de la Fundación Manuel Maestre Dávila del 9 de Agosto en la Plaza de Toros de Jerez, que tendré el honor de presentar…y donde posiblemente hasta cante…ahí lo dejo.

Facebook: Miguel Primo de Rivera Oriol (Michi) / Michi Primo de Rivera (perfil público)

Twitter: @michi_es

Instagram: michishowman

Linkedin: Michi Primo de Rivera

Un fuerte abrazo y que paséis un gran verano.

CINE: “CORAZON DE LEON”.

“Corazón de León”, de Marcos Carnavale (“Elsa y Fred”), es la deliciosa comedia romántica que el cine argentino nos trae estos días a la gran pantalla. Cuenta como Ivana (Julieta Díaz, “Juan y Eva”), una abogada que comparte despacho con su ex, Diego (Mauricio Dayub), recibe la llamada de un extraño que ha encontrado su móvil, León Godoy (Guillermo Francella, “El secreto de sus ojos”). Ella queda prendada del arte de seducción del recién conocido, y no duda en quedar con él para que le devuelva su teléfono, y, porqué no, por la curiosidad de conocer a ese encantador sujeto (la labia del protagonista es uno de los “must” de esta peli). La sorpresa le llega cuando se encuentra con un apuesto arquitecto con buena pinta…pero que mide 1,36. A pesar de esa diferencia de altura se enamoran, no sin los problemas típicos de sus propias dudas (¿las mujeren dudan?…), y los del que dirán. A partir de ahí la película transcurre centrada en esta peculiar relación y la intervención de distintos personajes que inciden a favor o en contra de la misma, como el hijo de León, Toto (Nicolás Francella, su hijo en la vida real), siempre al lado de su padre. El punto más cómico lo ponen la secretaria de ella, Corina (Jorgelina Aruzzi), típico ejemplar de cotilla y mujer desesperada a la vez, o la cocinera de él. No se hace sangre de esa diferencia de tamaños. Al revés, es una comedia liviana e incluso, como dice Fausto Fernández en “Fotogramas” nº 2049, “a veces se pone demasiado seria”. Ya a título personal diré que la presencia en la banda sonora del “You are always on my mind” de Elvis, y la mención de John Wayne, puntuan a mi favor para que la recomiende encarecidamente. Sin dobles sentidos, le dedico esta reseña a mi amigo Mariano Ruiz Perea.

CINE: “EL AMANECER DEL PLANETA DE LOS SIMIOS”.

Me está interesando este nuevo acercamiento al mundo de los simios que se inició con “El origen del planeta de los simios”, protagonizada por James Franco, hace tres años, y que ahora continúa con “El amanecer del planeta de los simios”, dirigida por Matt Reeves (“Déjame entrar”). En ambas nos situamos en el tiempo, todavía antes de “El planeta de los simios” original (lo que se llama precuela…). La protagonizada por Charlton Heston en 1968. Así en “El amanecer…”, han transcurrido diez años desde “El origen…”, y en ese tiempo un virus ha provocado la muerte de todos los seres humanos. Quedando los simios al mando del planeta. O eso parece, porque la población de monos liderados por César (otra vez Andy Serkis, que se está especializando en dar vida a personajes de ficción como Gollum en “El señor de los anillos”, o a Kong en “King Kong”), descubren que hay una colonia de humanos en lo que sería San Francisco, liderados por Dreyfus (un siempre solvente Gary Oldman, “El caballero oscuro”). A pesar de las buenas intenciones de Malcolm (Jason Clarke, “La noche más oscura”) por llegar a un entendimiento entre ambas comunidades, y que los simios permitan a los humanos arreglar una presa que les aporte energía, que está a punto de agotarse, las reticencias entre unos y otros, y la presencia del típico capullo que la lía en el momento más inoportuno (Carver, Kirk Acevedo, “La delgada línea roja”, por los humanos, y Kobe, Tobby Kebbell, “RocknRolla”, por los monos), hacen que la convivencia sea muy difícil y se vean abocados a pelearse. La recreación de los simios está tan bien conseguida (el ordenador ha tenido curro en esta peli…), que te los acabas creyendo. O al menos a mí no me chirriaba su actuar como casihombres. Tienen sus sentimientos y el cruce de los mismos con los humanos también es muy creible, o se hace creible. Te acaban cayendo simpáticos…casi todos. Destacaría también la presencia de Keri Russell (la protagonista de la serie de TV “Felicity”), como la pareja de Malcolm, y de Kodi Smit-McPhee (que ya apuntó maneras junto a Viggo Mortensen en “La carretera”) como el hijo de él. Una buena recreación de ambientes (insisto en los buenos efectos especiales….) y una buena música (que aporta la tensión necesaria cuando procede…como cuando te rodean cientos de gorilas…glubs…), redondean esta buena película. Una buena opción para estos días estivales…o casi.

Un recuerdo para un buen actor español, Alex Angulo. Este fin de semana me lo “encontré” zapeando en “Brujas”, y su divertido papel me hizo pararme más de la cuenta en el canal donde la “echaban”.

CINE: “EL ABUELO QUE SALTO POR LA VENTANA Y SE LARGO”.

“El abuelo que saltó por la ventana y se largó”, de Felix Herngren (“Varannan Vecka”), es una fiel adaptación, en poco menos de dos horas, del éxito literario del mismo nombre de Jonas Jonasson. Así que si te has leído el libro recientemente no te va a sorprender demasiado. Y si no lo has leido, te vas a encontrar con una comedia disparatada con la que pasar un rato entretenido. La historia es la de Allan Karlsson (Robert Gustaffsson), que el día que cumple los cien años, decide dejar plantadas a todas la autoridades locales y prensa que iban a conmemorar su centenario, largándose sin rumbo fijo. En la estación de autobuses decide apropiarse de una maleta que un macarra le pidió, de malas formas, que guardara mientras miccionaba. A partir de ahí empieza un viaje donde se va cruzando con todo tipo de personajes, incluido un elefante, y donde es perseguido por los dueños del contenido de la maleta. Paralelamente nos va descubriendo la vida del propio Allan, un obseso de las explosiones, que por inverosímiles circunstancias del destino, tiene que “lidiar” con grandes personajes de la historia como el propio Franco, Stalin, Reagan, y muchos más (la mayoría de ellos exageradamente caricaturizados…). Esta parte de sus ilustres encuentros me recuerda a “Forrest Gump”, como muy bien me apuntó mi compi de peli Luis. Poco más puedo decir, ya que el plantel de actores (Iwar Wiklander, David Wiberg, Mia Skäringer,…) me resultan del todo desconocidos. Así, que lo dicho, una comedieta divertida para pasar un buen rato.

CINE: “UN LARGO VIAJE”.

Ya metido en faena, cambio de registro y ayer me metí a ver un drama basado en hechos reales. Por cierto, siguen los miércoles con precios especiales lo que se nota en las salas, que están más animadas. Como decía, la peli que vi ayer, “Un largo viaje”, de Jonathan Teplitzky (“Burning Man”), está basada en la propia historia del protagonista de la cinta, Eric Lomax, que plasmó sus duras vivencias en el libro de memorias “The Railway Man”. Un Lomax ya adulto (tan bien como siempre Colin Firth, “El discurso del Rey”. Jeremy Irvine, “War Horse”, da vida al joven Eric), obsesionado desde siempre con los trenes, y atormentado por los tristes recuerdos de la II Guerra Mundial, donde estuvo cautivo en manos de los japoneses, se enamora de Patti (una correcta Nicole Kidman, “Eyes Wide Shut”), como no, en un tren. Patti, una vez casados, descubre ese lado oscuro de Eric, e intenta por todos los medios ayudarle a superar el trauma. Entre otras cosas pide la ayuda al amigo de su marido y veterano de guerra Finlay (Stellan Skarsgard, “Thor”), quien les descubre que el máximo causante de los males de Eric, el japo Takeshi Nagase (Hiroyuki Sanada y Tauroh Ishida, le dan vida de adulto y joven respectivamente. Vistos ambos en “La leyenda del Samurai: 47 Ronin”), sigue vivo. La peli te lleva de un tiempo a otro de manera que puedas entender el porqué del sufrimiento de Lomax. No es una peli más sobre las secuelas de la guerra, ni sobre la propia guerra mundial (se menciona el Rio Kwai…esa si que era maravillosa). Es además una peli sobre la superación de esos males, sobre reconciliación, y, porqué no, la fuerza del amor para poder superarlo todo. Es en definitiva, más sombría, más profunda, y se sujeta sobre todo en la buena interpretación de Firth. Para mi el interés de este tipo de cine es descubrir que han existido historias como esta que yo desconocía. Y que encima, como en este caso, pueden resultar ejemplarizantes. Saber perdonar. Interesante.

CINE: “MIL MANERAS DE MORDER EL POLVO”.

Entre tanta gala y los mundiales (que a pesar del fiasco de la selección española a mi me divierte horrores…que expresión más cursi…), tenía un poco descuidada mi faceta cinéfila. Y qué mejor que retomarla con una de vaqueros. Mi ya muchas veces declarado género favorito. Eso si, una de vaqueros pero en plan “Aterriza como puedas” o “Top secret”. Aquellas comedias desmadradas que se tomaban a coña todo lo que tocaban. Y si encima, el director, guionista, productor y protagonista de “Mil maneras de morder el polvo”, es el irreverente Seth Macfarlane (guionista de la serie animada “Padre de familia”, y que también dirigió, guionizó y puso voz a “Ted”, aquel osito de peluche macarra), no es de extrañar que el acercamiento al cine del oeste que vi ayer, no sea más que una excusa para contar una supuesta historia de desamor…y amor, plagada de chistes escatológicos y “gags” de todo tipo (se permite incluso un guiño a “Regreso al futuro”…la que volvían al oeste, y a “Django”…con las apariciones de Christopher LLoyd y Jamie Foxx). Todo enmarcado en una maravillosa recreación de los paisajes de aquellas pelis, y perfectamente ambientada (el vestuario, el pueblo, los bailes típicos…y una música muy apropiada). Albert (Macfarlane), es un ovejero bastante pardillo, al que le deja su novia Louise (Amanda Seyfried, “Los Miserables”) por el elegante Foy (Nigel Patrick Harris, “Los pitufos”), dueño del negocio de bigotes del pueblo, “Viejo Muñón”. Dolido por la situación le reta a un duelo sin tener ni idea de disparar. Tiene la suerte de conocer a una guapa vaquera, Anna (guapísima Charlize Theron, “Monster”), que está de paso con su hermano, y que le enseñará a tirar (divertidas las clases de tiro…), para poder enfrentarse a Foy y así recuperar a Louise. En todo esto, Albert y Anna intiman más de la cuenta, pero lo que no sabe el primero es que la vaquera es la esposa del sanguinario pistolero Clinch (Liam Neeson, “Venganza”). A este buen plantel hay que añadir la presencia de Giovanni Ribisi (“Avatar”) como Edward, novio de una de las putillas del pueblo, con la que no se ha acostado todavía porque están esperando a casarse…y apariciones menores de Wes Studi (el malvado Magua de “El último mohicano”) como el jefe indio Cochise, o cameos de Ewan Mcgregor (“El escritor”), John Michael Higgins (“Bad teacher”) o Ryan Reynolds (“Linterna verde”). En fin, cine para desengrasar…y no pensar mucho.

UN FINAL DE JUNIO “DIVERTIDO”…

El mes de Junio no suele fallar y entre unos saraos y otros no paro. Y que siga así. De hecho, emulando a Jesulín de Ubrique, que en sus buenos tiempos toreó tres corridas en un día, el pasado Jueves día 26, hice cuatro “bolos” (término que quiere decir algo así como “performance”…creo que no lo he aclarado…): un taller matinal, una breve presentación a la prensa a mediodía, una locución en inglés para una grabación por la tarde…y una entrega de premios por la noche. No está mal. Os dejo algunas fotos variadas (las chaquetas dan una pista…) de mis “actuaciones” de la semana. Prometo volver pronto a los cines…cuando mi agenda me deje.

En el Abierto de Polo de Madrid Copa Volvo, con Alejandro Bataller (Sha Wellnes Clinic) y Beatriz de la Iglesia (presentadora de “Negocios al límite”, CUATRO).

Con el grupo Jane Birkin en la fiesta de verano de Down Madrid.

Grabando en el Hipódromo…

Con el ganador del Torneo Paradigma Tecnológico de Padel, Dani, ex jugador del Madrid.

Repasando mientras la representante de Freywille se dirije al público en el pasado Abierto de Polo…

Y todavía me quedan chaquetas…

PREMIOS XXV ANIVERSARIO FUNDACIÓN SÍNDROME DOWN MADRID.

El pasado día 16 de Junio tuve el honor de ser el Maestro de Ceremonias en la entrega de Premios del XXV Aniversario de la Fundación Síndrome Down de Madrid. Down Madrid (www.downmadrid.org) quiso reconocer a aquellas empresas, instituciones y personas que han estado cerca de la fundación, ayudando a esta a realizar su magnífica labor en pro de las personas con discapacidad intelectual. Fue un acto entrañable que tuvo lugar en el auditorio del recién remozado Museo Arqueológico Nacional. Os dejo alguna fotos de la gran artista Rosa Majó.

El auditorio del MAN ofrecía un buen aspecto.

La gran Nuria recogió su merecido galardón de manos de Alvaro Alonso, Presidente del Patronato de Down Madrid.

El presidente de la ONCE, Miguel Carballeda, aprovechó para presentar junto a Alvaro Alonso, el cupón dedicado a Down Madrid del próximo día 25 de Junio.

Los galardonados junto al coro que canto al final.

!! ENHORABUENA Y FELICIDADES A DOWN MADRID¡¡

 

CINE: “LAS DOS CARAS DE ENERO”.

“Las dos caras de Enero”, es el primer largo de Hossein Amini (guionista de “Drive”), y basada en una novela de Patricia Highsmith (otras obras suyas se han llevado a la gran pantalla, como “Extraños en un tren”). Es un “thriller” de corte clásico (me recuerda a “El hombre que sabía demasiado” de Hitchcock…pero salvando las distancias, o a la más reciente “Shanghai”, también guionizada por Amini), que va de menos a más (como algunas faenas), y que consigue buenos momentos de tensión (la escena en las catacumbas, o en la fila de los pasaportes), a los que acompaña una conseguidísima y no menos clásica música compuesta por el español Alberto Iglesias. Estamos en el año 1962. Cuenta como el matrimonio Macfarland, Chester y Collete (Viggo Mortensen, “Alatriste”, y Kirsten Dunst, “Spiderman”), se cruzan durante su visita al Partenón con un pícaro americano, que ejerce de guía en la zona, Rydal (Oscar Isaac, “A propósito de Llewyn Davis”), al que acaban invitando a cenar. Tras la estilosa pareja americana se esconde una realidad muy bien distinta de engaños y fraudes. Rydal se ve implicado en las movidas de la pareja y a partir de ahí los tres se tendrán que entender, o no, para salir airosos. Entre medias se mezclan los celos, la ética y alguna misteriosa muerte. Aunque el filme se centra en los tres protagonistas, destacaría la presencia de Daisy Bevan, efímera novia de Rydal, hija de la actriz Joely Richardson (nieta por lo tanto de la gran Vanessa Redgrave) y de uno de los productores de la peli, Tim Bevan. ¿La habrán enchufado?. Otro de los productores es el actor Max Minghella (“La red social”). En definitiva, un buen entretenimiento para los aficionados al cine negro.

CINE: “DOS MADRES PERFECTAS”.

Aunque solo sea por ver a esas dos pedazo de actrices en plena madurez, Robin Wright (“Forrest Gump”) y  Naomi Watts (“Lo imposible”) (Robin siempre me ha parecido cañón…), merece la pena ver “Dos madres perfectas”, de Anne Fontaine (“Nathalie X”, que también ejerce de guionista junto a Christopher Hampton), que trata un tema, que podría ser escandaloso y llevarlo por el camino más oscuro, el de los cruces de pareja (de madres e hijos!!!), de manera delicada y elegante. Se trata de un drama que no llega a ser un dramón, que toca todas las aristas posibles que surgen de las relaciones de pareja: infidelidades, celos, dudas,…y, por supuesto, trata de amor.  Roz (Wright) y Lil (Watts), son dos amigas de la infancia que siempre han sido vecinas en un entorno paradisíaco (como dice Francisco Marinero en “La Luna de Metrópoli”, nº 527, “Dos amigas íntimas, inseparables desde la infancia, que viven en casa contiguas al borde de una playa, un escenario envidiable, en una suerte de verano perpetuo”.). Sus dos hijos, Tom (James Frecheville, “Animal Kingdom”) e Ian (Xavier Samuel, visto en “La saga Crepúsculo”), también son inseparables desde pequeños. Siendo Lil ya viuda y Roz con su marido de viaje (Ben Mendelsohn, “Cruce de caminos”), acaban sucumbiendo a los encantos se sus hijos (del de la otra claro…). La peli se plantea en un amplio periodo de tiempo por lo que da tiempo a ver el inicio de esa casi pecaminosa relación y sus idas y venidas, con terceros por medio del camino. Buen ritmo, a pesar de los silencios (muy necesarios…hay que pensarse dos veces lo que están haciendo!), y como dije al principio, dos grandes actrices que le dan mucha credibilidad a lo que puede parecer algo inaudito (aunque hoy en día deberíamos estar curados de espanto…). Como dato, esta basada en el libro “Las abuelas” de Doris Lessing, Premio Nóbel de Literatura 2007. Interesante.